como en otras normativas

Los fondos estrella piden a Economía poder cerrarse para no morir de éxito

La industria española de fondos de inversión quiere incorporar la posibilidad de cerrar el producto cuando alcanza una cifra de patrimonio predeterminada

Foto: Puerta cerrada. (Pexels)
Puerta cerrada. (Pexels)

Los fondos que más crecen corren el riesgo de morir de éxito. Administrar más patrimonio reduce el margen de maniobra, especialmente para los gestores activos que huyen de los grandes valores. Por ello, la industria quiere un mecanismo de cierre que ya hay en otras normativas.

El ejemplo más claro para entender esto es el de los fondos de ‘small caps’. Es decir, vehículos cuyas carteras están formadas por empresas de pequeña y mediana capitalización. Si el patrimonio se dispara, es difícil añadir valor con este tipo de compañías.

Lo anterior puede suceder por el empuje comercial, por el buen desempeño del fondo, o por una combinación de ambos factores. Pero en todo caso, si no se cierra el fondo, los perjudicados son los partícipes, tanto los antiguos como los nuevos, ya que los gestores admiten que cuanto mayor es el volumen de activos más difícil tienen la gestión activa.

La asociación de las gestoras de fondos, Inverco, ha solicitado al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad que desarrolle un reglamento con rango de real decreto ley para establecer un mecanismo de cierre de productos. La acogida ha sido positiva, aunque podría retrasarse el visto bueno con la sucesión de Luis de Guindos.

La propuesta incluye que la cifra de patrimonio a partir de la que se cerrará el fondo se recogerá en el folleto. El cierre se realizaría solo para las suscripciones, no para los reembolsos. “Hemos estudiado lo que hay en las normativas de Luxemburgo e Irlanda, los dos domicilios de fondos más populares. Es una propuesta que va en beneficio de todas las partes, tanto del gestor como del cliente”, explica a este medio Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco.

Hemos estudiado lo que hay en las normativas de Luxemburgo e Irlanda. Es una propuesta que va en beneficio de todas las partes

Hasta ahora, las gestoras han utilizado las posibilidades que les permitía la normativa para restringir la entrada de nuevos clientes ante el crecimiento del fondo. Entre ellas está el establecimiento de una comisión de suscripción que, como máximo, puede alcanzar el 5%. La alternativa más habitual es imponer que solo se pueda comprar una participación en cada orden.

Esta opción ha sido la escogida por Santander Asset Management para el fondo Santander Small Caps España, el mejor de la categoría de bolsa española en 2017 y protagonista televisivo del esfuerzo comercial para crecer en fondos que está realizando la gestora de la entidad cántabra.

De esta forma, el fondo de Lola Solana se ha convertido en el producto estrella de la firma. El vehículo ha crecido desde 800 millones al cierre de 2017 hasta más de 1.230 millones al terminar febrero. Cuando el volumen de activos alcance los 1.300 millones, solo se podrá comprar con una orden una participación, que está en 247 euros. De esta forma, se restringe la entrada a los inversores institucionales, ya que para invertir 250.000 euros habría que emitir más de 1.000 órdenes.

Magallanes ha optado por la misma fórmula. La gestora de Blanca Hernández e Iván Martín impondrá una restricción de una única participación para las contrataciones de nuevos clientes en el Magallanes Micro Caps cuando el vehículo alcance los 100 millones de euros. Actualmente está en 90 millones.

Topes en los fondos 'value'

Precisamente, Magallanes tiene como objetivo orientativo, “según las condiciones de mercado”, cerrar su fondo de bolsa española cuando alcance los 500 millones y el de bolsa europea en 2.500 millones.

Varios gestores ‘value’ de renombre se han pronunciado en la misma dirección. En su regreso a la industria al frente de Cobas AM, Francisco García Paramés ha señalado que cerrará la estrategia internacional cuando el patrimonio se sitúe en una horquilla de entre 4.000 y 5.000 millones y la de bolsa ibérica entre 750 y 1.000 millones.

Por su parte, sus excompañeros de Bestinver, ahora en azValor, tienen como cifra de referencia los 2.500 millones de euros. Tanto Cobas como azValor gestionan fondos especializados en ‘blue chips’ que mantendrán abiertos cuando las otras estrategias, que son las que recomiendan, alcancen el tope fijado.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios