antes de que el bce cierre la ventana de liquidez

Las empresas del Ibex se lanzan a una carrera contrarreloj para financiarse barato

Las empresas españolas no solo juegan con el 'deadline' del BCE para su ventana de liquidez, sino que el 1 de octubre está marcado en rojo también en su agenda

Foto: Bolsa de Madrid. (EFE)
Bolsa de Madrid. (EFE)

Las empresas europeas han vuelto de verano dispuestas a no dejar pasar la oportunidad que ofrece la nueva ventana de liquidez que se abrió el pasado 22 de agosto tras el parón estival. Y, además, lo están haciendo con un 'deadline' claro: el 26 de octubre, día de la próxima reunión del consejo de gobierno del Banco Central Europeo.

Así, las apuestas del mercado a favor de que el inicio de la retirada de los estímulos monetarios por parte del BCE sea en octubre ganan adeptos cada día y, con ello, la reducción también de las compras de bonos corporativos 16 meses después de la puesta en marcha del programa.

De esta manera, en menos de un mes, ya se han emitido bonos corporativos en euros por un total de 16.000 millones, de los cuales 3.800 millones pertenecen solo a empresas españolas. No en vano, en el caso de las compañías patrias, ese 'deadline' se adelanta al 1 de octubre, día en que el Gobierno de Cataluña tiene previsto celebrar su referéndum ilegal.

Y es que, según explica Javier Ferrer, director de deuda pública y mercado monetario de Ahorro Corporación, la aceleración de emisiones que se ha visto en menos de dos semanas "responde a una evolución de la deuda pública española con Cataluña en el punto de mira". De hecho, desde agosto, la prima de riesgo española se ha disparado más de un 25%, hasta los 120 puntos básicos.

Evolución de la prima de riesgo española. (Bloomberg)
Evolución de la prima de riesgo española. (Bloomberg)

En este sentido, el experto recuerda que "el precio al que se van a financiar las empresas españolas está ligado también a los niveles de la deuda pública española", por lo que para estas, "el 1 de octubre es muy importante", y en términos de financiación "los próximos 15 días son vitales".

Concretamente, BBVA dio el pistoletazo de salida con 1.500 millones de deuda sénior el 30 de agosto, y desde entonces han seguido sus pasos con éxito Telefónica (1.250 millones), Iberdrola (750 millones) y Merlin Properties, este mismo lunes, con 300 millones de euros.

Retirada progresiva del QE

No en vano, el mercado ofrece ahora un buen momento para las empresas que quieren financiarse en el mercado de capitales después de que en España los 'spreads' hayan tocado mínimos anuales en agosto, desde los máximos de finales de enero.

“Este es el principal motivo por el que las empresas se han lanzado a emitir deuda corporativa”, explica a Cotizalia Francisco Chambel, director de mercados de deuda de Unicredit. “Y en las españolas ha sido notorio, intentando exprimir esta ventana de liquidez positiva antes de que empiecen a subir los 'spreads', y ya se ha empezado a sentir de manera gradual desde la vuelta del verano”, asegura.

En las españolas ha sido notorio, intentando exprimir esta ventana de liquidez positiva antes de que empiecen a subir los 'spreads'

A juicio del experto, todavía va a existir una “ventana bastante buena hasta la próxima reunión del BCE, con las rentabilidades todavía por debajo de los máximos del año”. Y es que, en el caso de algunos emisores, estos 'spreads' se encuentran incluso un 40% por debajo, con lo que la posibilidad de financiarse barato es demasiado golosa como para dejarla pasar.

Es por ello que lo más probable es que estas cuatro colocaciones de deudas solo hayan sido las primeras para un mes de septiembre y parte de octubre en el que se vea una oleada de emisiones. En este sentido, Nicolás López, director de análisis de MG Valores, recuerda que “a medida que empiece el 'tapering', es de esperar que suban las rentabilidades y, en consecuencia, a las empresas les cueste más caro financiarse”, aunque el regulador monetario vaya a ir muy despacio en este sentido.

Hasta la fecha, las empresas españolas que se han beneficiado del programa de compra de bonos corporativos, que se puso en marcha en junio de 2016 y que en diciembre se prolongó hasta finales de 2017, se encuentran Ferrovial, Abertis, Mapfre, Telefónica, Gas Natural, Iberdrola, Red Eléctrica, Repsol, Enagás y DIA.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios