ROMPE CON SU ANTIGUO EQUIPO DE BESTINVER

Paramés prefiere volar solo a ser un 'gregario de lujo' en azValor

La decisión de Paramés de no ir a azValor y montar una gestora por su cuenta tiene detrás el choque con su antiguo número dos en Bestinver, Álvaro Guzmán

Foto: Francisco García Paramés. (Wikimedia Commons)
Francisco García Paramés. (Wikimedia Commons)

Es, sin duda, el bombazo del año en el mundo de la gestión de fondos. El gestor más famoso de España, Francisco García Paramés, ha decidido no incorporarse a la firma creada por su antiguo equipo de Bestinver, azValor, en contra de lo que todo el mundo esperaba desde su lanzamiento en octubre del año pasado. Detrás de esta decisión, que se rumoreaba en el sector en las últimas semanas, se encuentra el choque más o menos explícito entre Paramés y su número dos en la gestora de Acciona, Álvaro Guzmán. Un escenario que al final ha puesto al gurú entre la disyuntiva de ir a azValor de 'gregario de lujo', véase incorporarse a un equipo ya montado, o volar solo. Y ha elegido lo segundo.

La versión oficial de lo sucedido es que Paramés ha tomado la decisión por "motivos personales y profesionales". Pero el propio comunicado emitido por el Warren Buffett español (comparten el estilo de gestión 'value') sostiene que "llegado ese momento, y para mantenerse lo más fiel posible a sus principios de inversión y a su visión del negocio, García Paramés ha decidido emprender su propio proyecto profesional", lo cual da a entender que no habría podido mantenerse fiel a sus principios y visión en azValor.

"Al final, estamos ante un choque de egos entre la estrella que no tolera que nadie le eclipse y el número dos que quiere sacudirse la larga sombra del número uno y hacerse un nombre por sí mismo", explica una fuente cercana a la antigua Bestinver, que reparte las culpas de la ruptura entre los dos gestores. Guzmán fue fichado por Paramés en Bestinver y trabajaron cerca de 12 años codo con codo, pero siempre bajo las órdenes del segundo.

Paramés (c), junto a Álvaro Guzmán (a su izquierda) y Fernando Bernad (a su derecha), en su etapa de Bestinver.
Paramés (c), junto a Álvaro Guzmán (a su izquierda) y Fernando Bernad (a su derecha), en su etapa de Bestinver.

Choque de egos

Algunas fuentes del sector aseguran que la culpa de la ruptura es más de Paramés que de Guzmán, ya que él exigía el control absoluto de azValor y que sus antiguos compañeros no tuvieran ni voz ni voto, pese a haber montado ellos la nueva firma; es decir, que volvieran a ser meros subordinados suyos como en Bestinver. Algo a lo que Guzmán y su otro excompañero en la gestora de Acciona, Fernando Bernad, se habrían negado, lo que ha provocado la decisión de Paramés de irse por su cuenta.

Otras fuentes, en cambio, sostienen que ha sido Guzmán el que ha visto el cielo abierto con la situación actual: él solo tenía un año de no competencia con Bestinver mientras que Paramés tenía dos (que vencieron la semana pasada), lo que le permitió crear aZvalor en octubre de 2015, antes de la llegada de su antiguo jefe. Esta circunstancia le ha permitido replantear la relación entre ambos para ganar peso en el nuevo proyecto (lo de estar en pie de igualdad no funciona, ni en este negocio ni en ninguno, porque alguien tiene que tener la última palabra).

"Es una guerra entre la estrella que no tolera que nadie le eclipse y el número dos que quiere sacudirse la larga sombra del número uno y hacerse un nombre"

"Guzmán se había venido muy arriba, así que no es extraño que Paramés le haya dicho que no", sostiene una de estas fuentes. De hecho, su entorno estaba difundiendo en las últimas semanas el mensaje de que Guzmán no solo era el que hacía el trabajo duro en Bestinver, sino también el que tenia las buenas ideas, y no Paramés. 

La rentabilidad, clave para mantener el patrimonio

Sea como fuere, la ruptura es un hecho. La primera batalla entre los dos excompañeros va a tener como objeto el citado Bernad y el antiguo responsable de 'marketing' de Bestinver, hoy también en azValor, Beltrán Parages. Este último asegura que los dos han fundado azValor con Guzmán, son socios de la entidad, están muy a gusto y no se plantean ningún movimiento.  

El nuevo equipo gestor de Bestinver dirigido por Beltrán de la Lastra (c).
El nuevo equipo gestor de Bestinver dirigido por Beltrán de la Lastra (c).

Pero más allá del equipo, la cuestión es cuánto dinero será capaz de birlar Paramés a Guzmán. Este último ha atraído a 9.000 inversores con un patrimonio gestionado de 2.100 millones, y sus dos fondos acumulan rentabilidades (a 22 de septiembre) más que notables: del 8,90% el azValor Iberia y del 19,95% el azValor Internacional. Es posible que mucho de ese dinero haya entrado a la espera de la llegada de Paramés y que, en consecuencia, ahora se vaya a su nueva gestora. Pero también es verdad que la nueva Bestinver, bajo el mando de Beltrán de la Lastra, ha logrado salvar 3.880 millones tras la salida del antiguo equipo.

En el sector, la opinión mayoritaria es que "Paramés es mucho Paramés" y que la presión es para azValor porque, si lo hace peor que Paramés en los próximos tres años, tendrá muy difícil sobrevivir. Sin embargo, los profesionales consideran que el gurú sí contará con ese plazo de margen. Al fin y al cabo, nadie tiene un historial como el suyo.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios