Fitch cree que las medidas del BoE tendrán efecto negativo

El mercado constata las alertas de Cameron: el Brexit perjudica a las pensiones en UK

Los peores augurios que vaticinó el ya exprimer ministro siguen aflorando y le dan la razón frente a quienes le tacharon de alarmista en su campaña para permanecer en la UE

Foto: El primer ministro británico, David Cameron. (Reuters)
El primer ministro británico, David Cameron. (Reuters)

La actividad política en el Reino Unido fue frenética los días anteriores al referéndum. El primer ministro entonces, David Cameron, se jugó en el mismo su futuro político, como después se ha podido comprobar con su dimisión. Las encuestas cada vez estaban más apretadas y el combate retórico iba 'in crescendo'.

Ante la posibilidad de una hipotética victoria de los partidarios de salir de la Unión Europea, Cameron alertó sobre un tema muy sensible: las pensiones. Tanto el líder conservador como su ministro de Hacienda, George Osborne, se apoyaron en un informe del Tesoro Británico para advertir a la población que la salida del Reino Unido podría dañar las pensiones, dado el fuerte impacto que algo así generaría en los mercados. 

El exministro británico Ian Duncan Smith. (Reuters)
El exministro británico Ian Duncan Smith. (Reuters)

Por el contrario, los partidarios del Brexit obviaron las alertas. Muy al contrario cargaron contra la Unión Europea en materia de pensiones. El Ministro de Trabajo y de Jubilaciones de Cameron hasta marzo, Ian Duncan Smith, dimitió por desavenencias dentro del ejecutivo y fue uno de los euroescépticos que hizo campaña a favor del Brexit. Semanas antes del referéndum, Duncan Smith dijo que las nuevas normas de la Unión Europea en materia de pensiones harían perder a los jubilados dramáticas sumas de dinero. Con ese mensaje buscaba contrarrestar los argumentos de Cameron sobre la nocivo de salir de la UE para las pensiones. 

Fitch alerta sobre pensiones

Dos meses después del referéndum, algunos datos apunta de forma cada vez más evidente a que el Brexit hará mella en la retribución de los trabajadores retirados. La agencia de rating británica Fitch dijo este martes que "los estímulos llevados a cabo por el Banco de Inglaterra (BoE) incrementarán los compromisos en materia de pensiones de las compañías británicas expuestas a los regímenes de prestaciones a tipo fijo".

Además, la agencia estima que "cualquier alza significativa" en las cotizaciones para contrarrestar el déficit de las pensiones "podría ocasionar una fuga en los flujos de caja de las empresas de Reino Unido".

"Esperamos que el déficit de las pensiones acentúe su deterioro en 2016 mientras los cambios en política monetaria reducen la rentabilidad de los bonos"

"Esperamos que el déficit de las pensiones acentúe su deterioro en 2016 mientras los cambios en política monetaria reducen la rentabilidad de los bonos corporativos de gran calidad", advierte la calificadora de riesgo.

El escenario de bajos tipos que ha puesto en marcha el Banco de Inglaterra para contener los efectos negativos del Brexit sobre la economía está provocando que caída la rentabilidad de los bonos estatales, lo que reduce en gran medida el interés que consiguen los fondos de pensiones.

El problema de la inflación

Además, Cameron advirtió en campaña antes del referéndum que el gasto público de más de 90.000 millones para sufragar la retribución de los pensionistas podría ser insostenible dado el alza de la inflación que provocaría la salida del Reino Unido.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney. (Reuters)
El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney. (Reuters)

En este punto, cabe destacar que Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, señaló en sus previsiones macroeconómicas un repunte de la inflación. Así, la brutal expansión monetaria que anunció el 4 de agosto la institución monetaria apunta a una aceleración de los precios. "La fuerte caída que ha sufrido la libra desde el Brexit está llevando a que muchos analistas eleven sus previsiones de inflación", señala Reuters, que informa de que los fondos de pensiones están instando a que el Reino Unido emita más deuda ligada a la inflación para poder cubrirse contra ella.

El Banco de Inglaterra ensanchará su balance en el próximo año y medio por valor de 435.000 millones de libras, la cantidad correspondiente a su compra de bonos tanto del Estado como de empresas. Aunque su programa es de más corta duración, el helicóptero monetario mensual (70.000 millones de libras) será superior al desplegado por el Banco Central Europeo.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios