El peor PMI en siete años y el peor dato de construcción

La libra resiste pese a los malos datos en UK que apuntan al recorte de tipos del BoE

Los inversores ajustan sus posiciones respecto a la moneda británica después de ver que algunos datos macro están fallando y eso podría impulsar al BoE a actuar en su reunión

Foto: El gobernador del Banco de Inglaterra, Marck Carney. (Reuters)
El gobernador del Banco de Inglaterra, Marck Carney. (Reuters)

Los analistas cada vez lo tienen más claro. Este jueves el Banco de Inglaterra llevará a cabo un recorte de tipos por primera vez desde marzo de 2009. Por lo menos, así lo creen 50 de los 52 analistas de la encuesta que recoge 'Bloomberg'. También comparte ese criterio varios expertos consultados por El Confidencial, que apuntan a que Mark Carney sacará todo su arsenal para salvaguardar la marcha de la economía británica. El gobernador del Banco de Inglaterra podría inclinarse por esta decisión después de que el Brexit haya puesto un manto de incertidumbre sobre el Reino Unido.

Sin embargo, y a pesar de que se descuenta un recorte de tipos en las islas, la evolución de la libra ha mostrado muchas dudas en las últimas horas. La volatilidad ha aumentado durante la semana. Las subidas registradas a partir del lunes después se tornaron en bajadas a última hora del miércoles. No hay una dirección clara. A pocas horas de que se celebre este jueves la reunión del Banco de Inglaterra, la libra se cambiaba por 1,22 dólares y por 1,19 euros. Resiste el envite que le se presenta.

Evolución de la libra contra el dólar en el año. (Bloomberg)
Evolución de la libra contra el dólar en el año. (Bloomberg)

Los últimos datos macro publicados estos días están contribuyendo de forma decisiva en la opinión de los analistas de que hay muchas posibilidad de que el Banco de Inglaterra actúe. Este miércoles se conocía el PMI de servicios de julio, que ha pasado a contracción (menos de 50) desde expansión (más de 50) en que se situaba en junio, lo que ha supuesto su mayor caída en siete años. A esto hay que añadir el dato de construcción publicado el martes, que anunciaba la mayor caída desde que empezó la crisis.

Evolución del PMI de servicios del Reino Unido. (Bloomberg)
Evolución del PMI de servicios del Reino Unido. (Bloomberg)

El Brexit ha trastocado por completo los planes del Banco de Inglaterra, que a principios de año pensaba tomar el mismo camino que la FED y emprender una subida gradual de los tipos de interés. Sin embargo, el apoyo a salir de la Unión Europea trajo un desplome de la libra que la dejó en niveles de 1985. A partir de ahí, los expertos creen que la estrategia de los responsables de la política monetaria de las islas será la de aplicar un recorte de tipos para paliar la situación.

Contra todo pronóstico, el Banco de Inglaterra mantuvo los tipos de interés en su anterior reunión, pero emplazó a una posible subida en agosto. Ahora, el deterioro de la economía británica que reflejan los datos y los expertos hace que esta vez todos piensen que habrá actuaciones de la institución que dirige Carney para mantener el tono de la economía. Lo sorprendente es la evolución de la libra, que mantiene las dudas hasta última hora, lo que lleva a muchos a dudar de si realmente habrá intervención del BoE.

En este escenario 'Bloomberg' señala que algunos inversores están ajustado las carteras para limitar las pérdidas en caso de que al final el BoE mantenga las tasas sin cambios como ya hizo en la última ocasión. La respuesta, este mismo jueves desde Threadneedle Street, la calle londinense en que se encuentra la sede de la institución monetaria.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios