durante la ceraweek en houston

Arabia Saudí amenaza a EEUU: o recortáis vuestros costes o salid del negocio

El hombre más poderoso del mercado del crudo, el ministro saudí, Ali Bin Ibrahim al-Naimi, ha lanzado un claro mensaje a los magnates del petróleo estadounidense

Foto: Ali Bin Ibrahim al-Naimi (Efe)
Ali Bin Ibrahim al-Naimi (Efe)

Qué la postura de Arabia Saudi respecto al desplome de los precios del petróleo y su negativa a recortar la producción para apuntalarlos tiene una motivación geoestratégica no es ningún misterio... Pero que lo haya dicho abiertamente y, encima, en territorio estadounidense este sí es una novedad.

Así, el hombre más poderoso del mercado del crudo, el ministro saudí, Ali Bin Ibrahim al-Naimi, ha lanzado un claro mensaje a los magnates del petróleo estadounidense, que claman por una recuperación de los precios que haga rentable sus inversiones en las nuevas tecnologías de extracción, el llamado 'fracking': "tenéis que elegir, o reducir costes, o pedir prestado efectivo o liquidar" el negocio, según recoge Bloomberg.

Lo ha hecho durante su intervención en la conferencia IHS CERAWeek que está teniendo lugar en Houston. Un mensaje que se va a traducir en mayores reducciones de costes, más despidos en un sector ya de por sí muy sacudido por un mercado deprimido desde julio de 2014, cuando comenzó la caída del precio del barril desde máximos por encima de los 100 dólares, y plataformas de perforación a medio gas.

"Suena duro, pero desafortunadamente es así, es la manera más eficaz de reequilibrar el mercado", aseguró Naimi ante la audiencia. Y es que alrededor de 74 productores norteamericanos están experimentando serias dificultades afrontando deudas elevadas, según las estimaciones ofrecidas por Moody´s.

Guerra por la hegemonía del petróleo

Un mensaje que llega en un momento clave en la historia energética mundial en la que los principales países productores tratan de defender su posición hegemónica frente a Estados Unidos, donde las nuevas técnicas de extracción le postulan para ser el principal exportador en la próxima década.

Y es que todo vale para arañar cuota de mercado. De hecho, en un escenario de sobre oferta, lo que siempre ha hecho la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha sido recortar el bombeo para apuntalar los precios. Así han actuado en otros momentos de debilitamiento de la demanda como entre 1998 y1999, en el 2001 y entre 2008 y 2009, cuando los precios entraron en barrena.

A pump jack used to help lift crude oil from a well in south texas’ eagle ford shale formation stands idle in dewitt county texas
A pump jack used to help lift crude oil from a well in south texas’ eagle ford shale formation stands idle in dewitt county texas

Pero ahora la amenaza estadounidense les ha llevado a sacrificar ingresos a corto plazo para mantener su poder a largo. No en vano, los problemas con las fuentes de energía actuales llevaron a los principales países del globo a buscar una alternativa. Esto propició el descubrimiento en 2005 del 'shale gas' y el 'shale oil' –yacimientos que no se encuentran en las bolsas convencionales sino ‘enquistados’ dentro de bloques de rocas- y su explotación a partir de 2008 ha propiciado que, por ejemplo, una quinta parte del gas natural de EEUU tiene este origen y que la producción total de barriles de petróleo al día se encuentre en los niveles más altos de la historia.

Según un estudio de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Norteamérica aportará el 40% de los nuevos suministros energéticos, mientras la contribución de la OPEP se hundirá al 30%. De acuerdo con la AIE, la producción de petróleo y gas de esquisto en EEUU se disparará en los próximos 20 años y, para 2035, la agencia espera que el 25% del crudo y el 50% del gas del país procedan únicamente de estos yacimientos ‘enquistados’ en la roca.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios