En España las carteras lucen números rojos

Renta fija: éramos pocos y 'parió' el alto riesgo

Con la renta fija se puede perder dinero. Las carteras están repletas y un eventual proceso de venta masiva podría provocar numerosas pérdidas, más todavía en un contexto de ausencia de compras

Foto: Incendio. (EFE)
Incendio. (EFE)

Con la renta fija se puede perder dinero. Todavía esta verdad verdadera sorprende a muchos ahorradores, que confundidos por el adjetivo creen que su inversión está garantizada. Pero no, sí se puede. De hecho, muchos de los fondos con más partícipes en España, en los que predomina este activo en las carteras, lucen números rojos en su saldo a pocas sesiones del final de 2015. 

Esta semana, por ejemplo, entraba en números rojos en el año el ING Direct Fondo Naranja Renta Fija, con casi 45.000 partícipes y uno de los fondos más populares en Unience, la red social de inversores. Como también lo han hecho los fondos mixtos de perfil conservador más poblados de España, como el Foncaixa Equilibrio Estándar, con más de 200.000 clientes, o el Santander Tandem 0-30, con más de 100.000. Ambos retroceden cerca del 0,5% en 2015, con valor liquidativo a 14 y 16 de diciembre, respectivamente.

La situación no es sencilla, porque muchos de estos partícipes llegaron desde el mundo de los depósitos, donde no hay volatilidad y los números rojos no se mueven. Aunque las caídas son reducidas, la rentabilidad está muy lejos de las expectativas que tenían los clientes al contratar estos productos. 

Aunque las caídas son reducidas, la rentabilidad está muy lejos de las expectativas que tenían los clientes al contratar estos productos

A este panorama tan complejo, se ha unido en las últimas semanas la oleada de nerviosismo provocada por la congelación de tres fondos de alto riesgo, conocidos como high yield en la terminología financiera. Unos acontecimientos que han llevado a muchos a recordar el apocalipsis anunciado por Carl Icahn hace unas semanas. El gurú decía la semana en Twitter que el desastre no había hecho más que empezar. 

Como siempre que hay un acontecimiento de este tipo, se produce un estigma sobre el activo. Entre los fondos de high yield los habrá con mayor y menor riesgo de iliquidez. Y tampoco será lo mismo tener un fondo de high yield americano con exposición al sector energético que uno de Europa. Para el cliente final, resultará muy complicado hacer esta segmentación, pero no debería ser así para los selectores de fondos e inversores institucionales. 

El millonario inversor Carl Icahn. (Reuters)
El millonario inversor Carl Icahn. (Reuters)

Lo cierto es que la alarma generada sobre el activo, sobre todo en EEUU, resulta muy significativa del complicado momento para los inversores que buscan rentas sin excesivos riesgos. Ante la ausencia de rentabilidades, como consecuencia del mundo de tipos de interés cero, el ansia por encontrar rendimientos se ha ido comiendo los distintos activos. 

Como un ejercito de termitas, los inversores han ido devorando cada activo y pasando al siguiente en la escala de riesgo. Las carteras están repletas y un eventual proceso de venta masiva podría provocar numerosas pérdidas, más todavía en un contexto de ausencia de volumen a la compra.  "La liquidez es y será un problema de este mercado", comenta en esta entrevista Miguel Jiménez, de Renta 4, quien por eso mismo tiene una estrategia muy conservadora en su Renta 4 Pegasus.

El problema, claro está, es que la liquidez no aporta rentabilidad. Dicho de otra manera, en carteras de renta fija ahora mismo hay muy poco que ganar y riesgos muy importantes por delante, como un posible accidente provocado por una estampida de órdenes de venta en un mercado sin liquidez. Al inversor más conservador le quedan dos opciones: asumir aún más riesgo o quedarse fuera. El más difícil todavía.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios