PROVOCADA POR LOS BAJOS TIPOS DE INTERÉS

Carl Icahn alerta del estallido de una burbuja de dimensiones incalculables

En su página web ha colgado un video demoledor en el que identifica cuál va a ser la próxima burbuja que va a estallar y quiénes son los responsables de haber permitido que se forme

Foto: Carl Icahn. (Reuters)
Carl Icahn. (Reuters)

La crisis que se avecina podría dejar en un juego de niños a la vivida en el año 2007 tras el estallido de las hipotecas subprime en Estados Unidos… si se cumplen los augurios del multimillonario inversor, Carl Icahn, que en su página web ha colgado un video demoledor en el que identifica cuál va a ser la próxima burbuja que va a estallar y quienes son los responsables de haber permitido que se forme. Y es que, según el gurú financiero, “la pregunta no es sí va a ocurrir, sino cuándo”, porque da por hecho de que es cuestión de tiempo que la historia vivida ya anteriormente como en 1969, 1974, 1987 o 2000 se repita.

“Creo que el mercado está extremadamente sobrecomprado. Si se hubiera hecho caso en 2007 a los que alertábamos de ello se hubiera evitado la crisis de 2008”, asegura el empresario que ha amasado un patrimonio de 21,300 millones de dólares, según la revista Forbes.

Para Icahn, los números que ofrecen las empresas hoy en día son “muy sospechosos”. No hablan del dividendo, ni de los costes de reestructuración, ni de los activos intangibles, ni del coste que supone comprar otra compañía. Sólo se dedican a pedir prestado dinero muy barato para comprar otra compañía “y muestran unos números que no van a poder sostener. Por lo tanto, estas ganancias están hinchadas”, afirma. “Y llevan a cabo programas de recompra de acciones que son efectivos a corto plazo, pero debilitan sus hojas de balance”.

Se están generando beneficios a base de ingeniería financiera gracias a los tipos tan bajos

Esto es posible porque hay demasiado dinero barato en el sistema. Así, la decisión de la Reserva Federal de no subir los tipos de interés hace dos semanas es una muy mala noticia a juicio del inversor, que entiende que hay muchas razones para que el regulador monetario inicie este proceso. El principal motivo, es que los periodos largos de tipos de interés bajos generan burbujas.

Fuente: www.carlicahn.com
Fuente: www.carlicahn.com

En este sentido, cabe destacar que el balance de la Fed ha pasado de menos de un billón de dólares a más de 4,5 billones de dólares en cinco años “y todo ese dinero a quién empuja es al chaval, al inversor mediano a entrar en el mercado porque no tiene dónde poner su dinero. O peor aún, a invertir en los bonos de alta rentabilidad (high yield)”.

Es precisamente en estos activos en los que Icahn ha detectado que se está formando la próxima burbuja. No en vano, las empresas emiten este tipo de deuda corporativa para financiar la compra de otras compañías, de tal manera que el volumen de las fusiones y adquisiciones se ha duplicado desde 2007, de los 1,3 billones a los 2,3 billones de dólares.

Fuente: www.carlicahn.com
Fuente: www.carlicahn.com

La productividad en EEUU está en mínimos

“Lo malo de mantener los tipos de interés tan bajos es que piensan que esto va a ayudar a crear empleo y a que las empresas sean más productivas”, explica el gurú. “Pero eso no está ocurriendo. Si miras la productividad de las empresas hoy en día se encuentra en mínimos. No nos estamos preocupando de estas empresas, se están generando beneficios a base de ingeniería financiera gracias a los tipos tan bajos”. Afirma.

El problema, según Icahn, es que se piensa que la Fed es la panacea y si eso fuera realmente así no habría ni recesiones, ni crisis, ni situaciones de pánico. “Los tipos bajos provocaron hace unos años una catástrofe y ahora no sabemos cuán malo va a ser este final”. Y continúa: “No se cuando, pero va a llegar el momento en el que todos estos inversores van a querer vender estos bonos -high yield- y no van a encontrar quién los compre”.

Fuente: www.carlicahn.com
Fuente: www.carlicahn.com

Así, para el experto, “estamos yendo hacia un precipicio en un autobús que es una fiesta, empujado por Fink -el presidente de Blackrock, la mayor gestora de deuda del mundo por activos- y Yellen -la presidenta de la Fed-. Yellen quiere echar el freno, pero todo el mundo le dice que no lo haga. Pero al final el autobús se va a caer”, concluye.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios