VE MÁS SOBREOFERTA DE LA ESPERADA

¿Hasta dónde puede caer el crudo? Goldman se arriesga con el 20

El consenso cada vez es más bajista y el precio medio de los analistas recogidos por Bloomberg sitúan el precio del barril en los 53 dólares en el tercer trimestre del año frente a los 70 dólares de abril

Foto: Máquina de bombeo en California (Reuters)
Máquina de bombeo en California (Reuters)

La espiral bajista que emprendió el petróleo en junio de 2014 ha vuelto a coger impulso este verano tras el suave rebote vivido entre el primer y el segundo trimestre del año. De hecho, el pasado 24 de agosto marcó mínimos desde marzo de 2009 en los 42,6 dólares. La pregunta ahora es ¿hasta dónde puede caer el precio del petróleo?

El consenso cada vez es más bajista y el precio medio de los analistas recogidos por Bloomberg sitúan el precio del barril en los 53 dólares en el tercer trimestre del año, cuando hace cuatro meses esa estimación se encontraba en el entorno de los 70 dólares. Y esta tendencia va a ir a más. De hecho, este viernes el crudo registraba caídas que rondaban el 2% en el mercado después de que Goldman Sachs haya emitido un demoledor informe en el que asegura que el descenso podría llegar, incluso, a los 20 dólares por barril, lo que supondría un mínimo histórico.

Y es que según explica la firma de inversión, la apuesta a un petróleo mucho más barato aún está respaldada por los propios fundamentales del oro negro. Así, aunque la reciente corrección "se ha precipitado por la preocupación macroeconómica, está garantizada", asegura el equipo capitaneado por Damien Courvalin. Esto es debido a que, según Goldman, "el mercado de crudo está, incluso, más sobresaturado de lo que esperábamos y pensamos que este exceso de suministro va a continuar en 2016 ante el mayor incremento de la producción de la OPEP (Organización de Países Exportadores del Petróleo), el mantenimiento del bombeo de los países fuera del cartel y la ralentización de la demanda", aseguran.

Evolución petróleo (Bloomberg)
Evolución petróleo (Bloomberg)

No en vano, el aterrizaje de la economía china, el mayor importador de petróleo del mundo, y el contagio negativo al resto de mercados emergentes no ayudan a confiar en que un aumento de la demanda descargue los inventarios. Ante este escenario, Goldman ha rebajado sus estimaciones de precio una vez más. En concreto, para el West Texas de referencia en Estados Unidos, el barril debería situarse en los 38 dólares a un mes vista, mientras que de cara a 2016 han rebajado su apuesta de los 57 dólares por barril a los 45 dólares.

El mercado de crudo está, incluso, más sobre-saturado de lo que esperábamos y va a seguir en 2016

Con todo, dado que la OPEP no está dispuesta a ceder ni un ápice de cuota de mercado, como ha venido demostrando en las dos últimas reuniones de julio y en noviembre, en las que no han recortado la producción a pesar del desplome de los precios por el problema de sobreoferta del mercado, la solución pasaría porque fueran el resto de productores los que ajustaran su bombeo, especialmente Estados Unidos tras la eclosión de las nuevas técnicas de extracción a partir de los esquistos en las rocas -el llamado shale oil-. Pero la incertidumbre sobre cómo y dónde va a tener lugar ese recorte genera cada vez más incertidumbre.

Y esto podría ir a peor. Cuanto más tiempo tarde el ajuste, más bajistas son las presiones para los precios del petróleo. Por ello, aunque no se trataría del escenario principal de Goldman Sachs, "el potencial que tiene el crudo de caer a niveles mucho más bajos, que nosotros estimamos cerca de los 20 dólares, es mayor a medida que crecen los inventarios", concluyen. 

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios