Sobreoferta, debilidad económica y dólar: el cóctel bajista de las materias primas
  1. Mercados
  2. Inversión
PERSPECTIVAS DE INVERSIÓN 2015: materias primas

Sobreoferta, debilidad económica y dólar: el cóctel bajista de las materias primas

Si hay una cosa en la que todos los analistas coinciden es en que 2015 tampoco va a ser el año en el que van a resurgir los precios de las materias primas

Foto:

Si hay una cosa en la que todos los analistas coinciden es en que las materias primas tampoco lo van a tener fácil para resurgir en 2015.Mientras la fortaleza del dólar va a seguir lastrando el precio, el debilitamiento de la economía global, especialmente el aterrizaje de China que es una de las claves del año que viene, va a seguir pesandoen la demanda.

“La expansión estructural de la oferta, la suavidad de la economía y la fortaleza del dólar forman un cóctel bajista este año, tirando de los precios de las materias primas en todos los activos”, asegura Warren Kreyzig, analista de materias primas de Julius Baer. “De cara a 2015 esperamos que la gran deflación se ralentice y que los precios de las materias primas coticen en los rangos actuales, en tanto que el escenario económico global se va a mantener muy débil como para soportar los precios”, concluye.

Sin embargo, el abanico de materias primas es muy amplio y cada una tiene sus propias peculiaridades que hay que tener en cuenta. En este sentido, no son lo mismo las energéticas, que las agrícolas o los metales, y dentro de este último grupo, los preciosos o los industriales.

Dicho esto, 2015 va a volver a ser un año muy negro, el del color del petróleo. Y no porque el oro negro vaya a revertir la espiral bajista en la que se encuentra sumido, sino porque sus movimientos van a seguir estando de rabiosa actualidad con la recuperación económica, el problema de sobreoferta y la crisis de países especialmente dependientes del precio del barril como Rusia o Venezuela, de telón de fondo.

Así, después de una caída superior al 40% en lo que va de año, el consenso de los analistas de Bloombergauguran un rebote del Texas, de referencia en Estados Unidos,hasta los 70 dólares en el segundo trimestre del año y hasta los 80 dólares a finales de 2015. En el caso del Brent europeo, el precio a junio debería situarse según las estimaciones en los 75 dólares y para diciembre en los 85 dólares.

Sin embargo, estas previsiones dependerán de la decisión que tome la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) sobre la producción en su reunión del 3 de junio. Si no recortan su objetivo de extracción desde los 30 millones de barriles diarios en los que se encuentra en estos momentos, esmuy posible que se produzca en la segunda mitad de 2015 una nueva oleada bajista que lastre el precio muy por debajo de estas estimaciones.

Aun con todo, después de la fuerte corrección experimentada por el crudo en la recta final de año, puede suponer un buen punto de entrada para los inversores. Y es que la mayoría de los analistas ven una estabilización del precio en el entorno de los 70 dólares, lo que supone un rebote del 16% desde los niveles actuales.

En este sentido, desde AndBank recomiendan “comprar gradualmente crudo con el Brent por debajo de los 70 dólares”.Paralos analistas de Banco Sabadell “las perspectivas de cara a diciembre de 2015 son de 90 dólares por barril, aunque con una tendencia lateral-bajista, las presiones se mantendrían de cara al primer semestre si se mantuviesen los mismos catalizadores”, concluyen.

Respecto al resto de commodities, para los analistas de JP Morgan “continuarán probablemente bajo presión a corto plazo. Sin embargo, seguirán ofreciendo los beneficios de la diversificación y protección contra la inflación a largo plazo”, afirman en su último Market Insight. En este sentido, entienden que “a los sectores alimentario e industrial les debería ir bien si el crecimiento de los mercados emergentes repunta o el dólar estadounidense empieza a caer”, concluyen.

Así, para Johanna Kyrklund, de Schroders, “aunque el ciclo no lo apoya, podemos encontrar oportunidades en 2015 dada la corrección que hemos visto”, asegura.

Este puede ser el caso del cobre, que en lo que va de año ha caído un 15%, hasta los 6.315 dólares por tonelada, y que el consenso del mercado sitúa el precio en los 6.950 dólares en el último trimestre de 2015. Una de las claves residirá en sila sobreoferta se puede ir reequilibrando si compañías como Barrick Gold suspenden sus actividades mineras en países de África como es el caso de Zambia, como ya han anunciado.

Por lo demás, si se cumplen los pronósticos del mercado, el oro mantendrá un comportamiento plano en los próximos doce meses, con una mayor caída en la primera mitad del año desde los 1.197 dólares por onza actuales hasta los 1.180, para rebotar hacia los 1.200 a finales de año.

En este sentido, desde UBS hacen un llamamiento a la cautela. “Los tipos de interés crecientes en EEUU aumentarán el coste de oportunidad de la inversión en oro”, aseguran desde la firma. “Esperamos unos flujos de salida de los ETF (fondos cotizados) del orden de 300-400 toneladas. Esto arrastraría una caída del oro hasta los 1.050 dólares por onza”, continúan. “En este punto, la demanda asiática debe aumentar y, probablemente, veremos la primera contracción minera desde 2008”, aseguran.

En paralelo se moverá la plata, que podría terminar 2015 en los 18,50 dólares frente a los 15,90 del viernes, y el platino, con un precio medio proyectado de 1.405 dólares a diciembre de 2015.

“Aún no recomendamos comprar oro y plata”, explican desde UBS. “Sin embargo, si el precio cae hasta el coste marginal de producción, el oro podría convertirse en un subyacente interesante para las estrategias de venta de volatilidad”, concluyen.

Materias primas Petróleo Cobre
El redactor recomienda