programa más emisiones de deuda

A falta de petróleo... ¡deuda! Arabia Saudí recurre a los bonos ante la caída del crudo

El mayor productor de petróleo de la OPEP, y uno de los mayores del mundo, tira de los bonos para conseguir el dinero que deja de ingresar por el abaratamiento del precio del 'oro negro'

Foto: El ministro saudí de Petróleo, Ali I. Naimi
El ministro saudí de Petróleo, Ali I. Naimi

No falla. Arabia Saudí siempre se asocia con el petróleo, con los jeques, con la riqueza, con los petrodólares... Y no es para menos. Es el mayor productor de crudo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y uno de los principales del mundo al bombear cada día 10 millones de barriles. Las exportaciones de crudo equivalen al 40% del Producto Interior Bruto (PIB) del país y a cerca del 80% de todas las exportaciones saudíes.

Pero lo que siempre ha sido su distintivo, lo que siempre ha sido su principal fuente de riqueza, se está convirtiendo en un problema. Al depender tanto del crudo, la caída de su precio le afecta de lleno. Y eso es justo lo que le está pasando ahora, porque ni siquiera Arabia Saudí es ajeno a la caída del 50% que acumula el petróleo desde junio de 2014. De hecho, las autoridades ya contemplan que la sostenibilidad del descenso de los precios puede provocar un agujero del 20% en las cuentas públicas del país en 2015. 

Para taparlo, las autoridades saudíes tienen previsto acudir al mercado para financiarse mediante la colocación de deuda pública. Hace un mes, Arabia realizó su primera emisión de bonos desde 2007. Fueron 15.000 millones de riyales -unos 3.650 millones de euros-, que se colocaron entre los bancos nacionales. Esta operación fue la primera. Pero no será la última. El lunes, de hecho, tiene previsto hacer otra, por valor de 20.000 millones de riyales -4.900 millones de euros-, y hasta final de año podría emitir en total 100.000 millones de riyales -24.400 millones de euros-. 

Por el momento, el país seguirá colocando estos bonos entre los bancos locales. Sin embargo, la sensación es que estas emisiones servirán para ir generando un mercado más profundo con la intención de terminar financiándose en los mercados internacionales y encontrar así más fuentes de financiación. 

El recurso a los bonos también responde a que el país ya ha consumido una porción importante de sus reservas internacionales en el último año. Desde agosto de 2014, han menguado un 9%, hasta los 680.000 millones de dólares -624.000 millones de euros-. Aunque aún son abundantes, el país no quiere tirar de ellas -liquidando sus posiciones en los activos en los que las tiene invertidas- para conseguir recursos mediante otras vías, como la venta de bonos. 

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios