unas declaraciones en la radio echan más leña

El administrador de Banco Madrid vuelve a incendiar a los partícipes al retener su dinero

Cuando parecía que el sufrimiento se había acabado para los partícipes de los fondos de Banco Madrid, resulta que no pueden recuperar una parte porque el administrador no la ha liberado

Foto: Una de las oficinas de Banco Madrid en la capital de España (Reuters)
Una de las oficinas de Banco Madrid en la capital de España (Reuters)

Los administradores concursales de Banco Madrid, Pedro Bautista Martín Molina y Francisco Vera Vázquez, han vuelto a poner en pie de guerra a los sufridos inversores que confiaron sus ahorros a los fondos de inversión de la entidad. Aunque no tuvieron más remedio que rendirse ante la CNMV y renunciar a que este dinero formara parte de la masa concursal, lo que permitió el fin del corralito, no han liberado todo el importe que tienen derecho a recuperar los partícipes, sino que han retenido entre el 5% y el 35% del mismo. Además, una intervención radiofónica del segundo de estos administradores les ha metido el miedo en el cuerpo a que no puedan recuperarlo nunca.

La desagradable sorpresa ha llegado esta semana cuando los partícipes de los fondos por fin se disponían a recuperar su dinero, retenido desde que el Banco de España y la CNMV prohibieron la retirada del dinero (es decir, impusieron el corralito) con la declaración de concurso de acreedores en marzo. Al solicitar los reembolsos, se han encontrado con que faltaba un porcentaje. La gestora a la que han sido traspasado, Renta 4, lo justifica porque hay una parte ilíquida que los fondos de inversión tenían depositada en cuentas de Banco Madrid. Y los responsables de esas cuentas, es decir, los administradores concursales, no han transferido aún el dinero. Y como Renta 4 no lo ha recibido, no se lo reembolsa a los partícipes.

Lo que ha hecho esta entidad es abrir lo que se llama un side pocket, es decir, un compartimento de propósito especial que, de momento, se resta a las participaciones de los inversores y que se llenará con el dinero que debe transferir el administrador, cuando tenga a bien hacerlo. La firma que preside Juan Carlos Ureta ha comunicado a los clientes de los fondos de Banco Madrid que, "en el momento en que se reciba la liquidez se comunicaría públicamente dicha circunstancia junto con el procedimiento operativo para solicitar su reembolso/traspaso por los partícipes del compartimento de propósito especial".

Se rinden, pero no sueltan el dinero

Como ha venido informando El Confidencial, los administradores pretendían inicialmente incluir el patrimonio de los fondos y sicav en la masa concursal -el llamado "agujero negro", con la que se paga a los acreedores y de cuyo volumen depende la remuneración del administrador- o, al menos, mantenerlo dentro de la gestora para poder venderla a un tercero (e incrementar así la citada masa). Sin embargo, la CNMV se opuso desde un primer momento ya que la ley considera que los activos fuera de balance no pueden ir a la masa, y además, consideró prioritario favorecer la liquidez de los partícipes atrapados. Por ello, sin esperar a que se pronunciaran los administradores ni el juez, cambió el gestor de estos productos a Renta 4 y el custodio a Cecabank, e inició un complejo poroceso administrativo para poder devolver el dinero a sus propietarios.

Martín y Vera trataron de defender como último recurso que las cuentas que tenían los fondos con efectivo en Banco Madrid sí estaban sujetas al concurso y que, por tanto, les correspondían sólo los 100.000 euros del Fondo de Garantía de Depósitos a repartir entre todos. De nuevo, el supervisor que preside Elvira Rodríguez salió en defensa de los inversores y finalmente los administradores se rindieron, lo que permitió el inicio de los reembolsos esta semana. Y cuando por fin parecía que la pesadilla había terminado, resulta que no han transferido todavía el dinero de esas cuentas.

A este recorte de los reembolsos se unen otros problemas, como que, en estos meses de corralito, muchos de los fondos han registrado pérdidas por culpa de la fuerte caída de la deuda pública y de la corrección de las bolsas derivadas de las elecciones municipales en España, las perspectivas de subida de tipos en EEUU y la crisis de Grecia. Por otro lado, los reembolsos masivos han obligado a Renta 4 a vender fuertes posiciones en valores pequeños, lo que ha tumbado su cotización y ha perjudicado a su vez al valor liquidativo de los fondos.

Vera siembra el pánico en Intereconomía

Esta angustia ha crecido todavía más a raíz de una entrevista realizada a Vera en Radio Intereconomía el 26 de junio, en la que dice literalmente que "liberar una cantidad que puede rondar los 300 millones a los fondos de inversión o sicav que se tenían bajo gestión puede hacer que pueda haber menos fondos para poder retornar a los acreedores y a los clientes de Banco Madrid ese pasivo que tienen con nosotros"

Es decir, que el administrador vuelve a incluir a los fondos y sicav en el "agujero negro" pese a haber tenido que reconocer que no forman parte de la masa concursal. Lo que faltaba para sembrar el pánico entre los partícipes, que además ven unos días después que no les devuelven todo su dinero. Y, de momento, no tienen otra que esperar a que los administradores liberen los fondos que les queda por recuperar.

Angustia y teorías de la conspiración

Los inversores no han sido bien informados ni entienden todas estas batallas, y con lo único que se quedan es con que han tenido sus ahorros atrapados desde marzo y que, cuando por fin les dicen que pueden sacarlos, no es verdad porque hay una parte que aún está retenida. Si encima el administrador dice esas cosas, empiezan a pensar en manos negras y conspiraciones: "Lo peor es que nadie nos dice cuando recuperaremos esa cantidad ni por qué está retenida. Las sospechas son muchas", se queja un partícipe afectado.

Otro añade que "es terrible la angustia de no saber qué sucedería con mis ahorros (dadas las continuas y contradictorias informaciones por parte de la CNMV y los concursales) durante este tiempo. Y ahora, queda pendiente el tema de la liquidez, que desconocemos cuándo será abonado". Eso sí, todos tienen claro que los culpables son las autoridades y, sobre todo, los administradores concursales: "No se puede dejar gestionar la liquidación de un banco a alguien que ha gestionado el cierre de fábricas de golosinas o de constructuras, porque no es lo mismo. No se puede decir que el procedimiento concursal lo puede todo cuando el que está fuera del concurso no puede gestionar sus inversiones con una posición abierta en mercado, y el tío se queda tan pancho... Está poniendo de manifiesto su ignorancia en materia de mercados mercados financieros", opina un tercer inversor.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios