ordena levantar las cautelares

La Audiencia de Madrid también da la razón a Blackstone en su litigio con Rivero

Ordena levantar las cautelares que se habían dictado para proteger las acciones de Gecina y refrenda al juez luxemburgués que falló en favor del fondo

Foto: La Audiencia de Madrid también da la razón a Blackstone en su litigio con Rivero

No va a más. La Audiencia Provincial de Madrid se ha pronunciado en el litigio que mantienen los empresarios Joaquín Rivero y Bautista Soler, por una parte, con Blackstone, Caisse du Québec y Natixis, por otra, por el control de Gecina, la inmobiliaria más importante de Francia.

Si hace apenas un mes un magistrado de Luxemburgo dio la razón a las entidades en su deseo de hacerse con la participación de los dos españoles en la compañía gala, al ejecutar la prenda del crédito que éstos pidieron para comprar el 31% de Gecina, ahora ha sido la Justicia española la que ha dictaminado que no ha lugar a las medidas cautaleres que habían pedido los empresarios.

Rivero y Soler controlaban una tercera parte de la inmobiliaria francesa a través de sus sociedades MagImport y Alteco, que se declararon en concurso para evitar ser embargadas, al dejar de pagar el crédito que solicitaron para adquirir las acciones de Gecina. Aunque inicialmente era una docena de bancos los acreedores de los empresarios españoles, posteriormente pasaron a serlo Blackstone y Caisse du Québec, que adquirieron el crédito a todas las entidades, con la única excepción de Natixis.

Para evitar que estos nuevos jugadores pudieran hacerse con los títulos de Gecina, ya que son el único activo de valor de Alteco y MagImport, el administrador concursal solicitó unas medidas cautelares que, ahora, la Audiencia Nacional ha decidido alzar en un auto contra el que "no cabe interponer recurso alguno".

Con esta decisión, por tanto, la Audiencia Provincial de Madrid revoca la decisión del juzgado mercantil número 8 de Madrid, que sí había autorizado las cautelares, y condena a quienes las solicitaron al “pago de los daños y perjuicios que las medidas cautelares en su momento adoptadas hayan causado a las demandadas”.

Batalla judicial internacional

Tras esta decisión, Blackstone, Ivanhoe Cambridge, el brazo inversor de la Caisse du Québec, y Natixis dan un paso al frente en su deseo de deshacer la madeja de conflictos judiciales en que se ha convertido esta disputa, hasta el punto de que ha traspasado las fronteras españolas.

Como el contrato de prenda estaba registrado en Luxemburgo, las entidades defendieron que era la legislación de ese país la que tenía jurisdicción sobre las acciones, y el pasado 29 de enero lograron que una juez del pequeño Estado determinara que, efectivamente, la jurisdicción aplicable era ésa, aplicando el artículo 13 del reglamento 1346/2000 sobre insolvencias y la legislación de Luxemburgo en relación a los colaterales.

La Audiencia ha tenido en cuenta esta decisión y considera, por tanto, que las cautelares no deben aplicarse. Actualmente, Blackstone e Ivanhoe son propietarias del 22,98% del capital de Gecina, tras la ejecución de la prenda dictada por el Tribunal luxemburgués; mientras que Rivero y Soler conservan un 3%; y Natixis se ha hecho con el 5% restante.

 

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios