Blackstone puede ejecutar el 30% de Rivero en Gecina... previo pago de 1.780 millones
  1. Mercados
resolución en luxemburgo

Blackstone puede ejecutar el 30% de Rivero en Gecina... previo pago de 1.780 millones

Un tribunal de Luxemburgo ha resuelto que el fondo puede ir contra las acciones de Rivero y Soler, que tiene como prenda, pero a precio de mercado

Foto: Joaquín Rivero
Joaquín Rivero

Todos ganan, todos pierden y todavía no hay nada decidido. Así puede resumirse la situación en la que se encuentra actualmente la guerra que mantienen Blackstone e Ivanhoe contra Joaquín Rivero y Bautista Soler por el 31,3% de Gecina, una de las inmobiliarias más importantes de Francia.

Sus disputas estaban pendientes de la resolución de un Tribunal de Luxemburgo, al que habían acudido el fondo estadounidense y el brazo inversor de la entidad canadiense Caisse du Québec, con el objetivo de que fuera la Justicia del pequeño país la que tomara los mandos de este caso.

Con esta jugada legal, Blackstone y Ivanhoe persiguen escapar de los tribunales españoles, donde Rivero y Soler presentaron el concurso de acreedores de sus sociedad Mag-Import y Alteco, tenedoras de los 20 millones de acciones que los antiguos dueños de Metrovacesa tienende Gecina.

La corte luxemburguesa se pronunció ayer con una decisión que podría definirse como salomónica, ya que cada parte puede verla con el prisma que más le conviene. Por el lado de los dos fondos, la Justicia les ha dado la razón porque ha resuelto que el caso es jurisdicción exclusiva de ese país y les ha dicho que pueden reclamar ir contra la prenda.

Pero, desde la perspectiva de Soler y Rivero, lo que a priori podría verse como un varapalo puede terminar siendo una jugosa ganancia, ya que según fuentes próximas a los empresarios, la resolución dicta que si Blackstone e Ivanhoeoptan por ir contra la prenda, que son las acciones de Gecina, debe hacerse a los actuales precios de mercado.

El doble del precio inicial

Con una capitalización de 5.725millones de euros, cada título de la inmobiliaria cotiza actualmente en torno a los 91euros, lo que podría traducirse en una ganancia cercana a los 200 millones de euros para Rivero y Soler en el supuesto de que sus rivales decidieran ir contra la prenda.

Y aquí es donde radica la clave de todo este conflicto, cuyo origen se encuentra en el crédito sindicado de 1.627,7 millones de euros que firmaron los dos empresarios españoles para hacerse con su participación de Gecina y que iban pagando con el dividendo que cobraban de la propia compañía.

Pero la decisión de un juez galo de congelar esta retribución, después de que Rivero fuera expulsado de la presidencia de Gecina, llevó a los empresarios españoles a incurrir en el impago del crédito y, para evitar que les ejecutaran, a presentar el concurso de sus sociedades.

Las entidades acreedoras, lejos de quedarse quietas, vendieron el crédito a Blackstone y Caisse du Québec con un descuento, según las fuentes consultadas por El Confidencial, del 15%, lo que supondría haber pagado 900 millones de euros, frente a los 2.000 millones en que están valoradas según NAV (valor de los activos) y los 1.780 millones que les concede el mercado.

A la espera de la Justicia española

Y aquí es donde, previsiblemente, van a librarse las próximas batallas, ya que frente a los 500 millones de ganancia latente que tenían los fondos con el descuento al que habían adquirido el crédito, ahora se enfrentan a tener que pagar casi el doble de su desembolso inicial, para llegar al precio de mercado.

En medio de esta guerra, todavía está pendiente de conocerse la decisión de la Justicia española respecto al recurso interpuesto por Rivero y Soler para conseguir que Blackstone e Ivanhoe sigan siendo considerados acreedores privilegiados, porque, alegan, ya ha caducado ese privilegio.

En tal caso, según los tribunales nacionales, no podrían ejecutar la prenda, ya que como sus sociedades se encuentran en concurso, y el único activo que poseen son las acciones de Gecina, deberían esperar a que el administrador concursal fuera disponiendo.

Pero claro, eso es lo que podría decretarel juez español, el luxemburgués considera otra cosa, y es en ese país donde están depositadas las acciones. ¿Qué tribunal manda? Los equipos jurídicos de los dos bancos todavia lo están analizando.

Blackstone Justicia Mercados Realia Luxemburgo Inmobiliarias Metrovacesa Joaquín Rivero
El redactor recomienda