ANTE LA situación DE LOS PAÍSES EMERGENTES

La crisis de las divisas amenaza el 15% del beneficio de las grandes empresas del Ibex

BBVA, Santander, Telefónica, Iberdrola... los grandes valores verán peligrar buena parte de sus beneficios si se recrudece la crisis de las divisas emergentes

Foto: La crisis de las divisas amenaza el 15% del beneficio de las grandes empresas del Ibex

Los cimientos de los mercados bursátiles vuelven a tambalearse con la vista puesta en los países emergentes y el terremoto que han sufrido sus divisas. En las últimas horas monedas como la lira turca o el peso argentino han caído a mínimos históricos en su cruce con el euro y dólar. La onda expansiva no ha tardado en llegar a las bolsas de todo el mundo y el Ibex 35 ha sido una de las plazas más castigadas, al cerrar el viernes su peor sesión desde el pasado mes febrero de 2013, así como su peor semana desde septiembre de 2012. Esfumados los 10.000 puntos del selectivo, las empresas españolas vuelven a estar en la diana, dada su exposición, principalmente, a Latinoamérica.

La diversificación geográfica del negocio que durante tanto tiempo ha sido el argumento al que aferrarse para sobrellevar los peores coletazos de la crisis, ahora puede haberse convertido en un arma de doble filo. En los últimos años son muchas las empresas que han aprovechado la afinidad cultural para estrechar lazos comerciales con Latinoamérica hasta conseguir que buena parte de los ingresos que obtienen al cabo del año provengan de esta región. Hoy, con el barco en proceso de flotación tras años amagando con hundirse, el que ha sido bote salvavidas en los últimos amenaza con hacer aguas.

El 80% del beneficio de la gran banca está expuesto

En la sesión del viernes las caídas fueron especialmente virulentas en los grandes bancos, en especial con BBVA. Motivos hay para ello. Para la entidad vasca, Latinoamérica aporta el 83% del beneficio del grupo (90% si se añade el negocio en Turquía). Especial relevancia tiene en este cómputo México, uno de los pilares del negocio a lo largo de los últimos años, del que obtuvo durante los nueve primeros meses del pasado año 1.700 millones de euros antes de impuestos. Resulta paradójico que, en los últimos meses, la presencia en el país azteca y las perspectivas para su economía eran el factor que decantaba la decisión de los analistas a la hora de decidirse entre Banco Santander y BBVA. Dentro del negocio latinoamericano, Argentina supuso el 6% del beneficio del grupo durante los nueve primeros meses de 2013. Según las previsiones de los analistas de CaixaBank, cada 10% de depreciación del peso argentino supone un impacto del 0,6% en los beneficios del grupo.

En su máximo competidor, Banco Santander, el peso de la región americana también es muy relevante. El 78% del beneficio tuvo sello latinoamericano durante los tres primeros trimestres de 2013. De estas ganancias, 39 de cada 100 euros se gestan en Brasil y la expectativa de los analistas es que cada 5% que se recorten los resultados en el país carioca a causa del efecto divisa tendrá una repercusión del 3% en los beneficios del grupo y del 2% en su valoración.

Peligrosa dependencia de Latinoamérica

No sólo el sector bancario se ve impactado ante las turbulencias al otro lado del Atlántico. Una decena de compañías de la bolsa española obtienen su beneficio a través de esta región. Es el caso de Mapfre, donde el conjunto del subcontinente aporta el 75% del beneficio total que obtuvo el grupo en el último año. Por si esto fuera poco, los países con más peso en la cuenta de resultados del grupo son Brasil, Argentina y Venezuela, algunas de las regiones que han sufrido mayor depreciación de su divisa. Reflejo de ello son las caídas que acumuló la aseguradora este viernes en bolsa al registrar su peor sesión en año y medio y cerrar como peor valor del Ibex.

Un 83% del beneficio bruto de BBVA, un 78% de Banco Santander, un 75% de Mapfre y un 49% de Telefónica tiene sello latinoamericanoEntre el resto de grandes valores, pocas razones para el optimismo. En el caso de Telefónica, cuenta con una exposición global del 51% de sus ingresos y del 49% de su beneficio bruto de explotación (ebitda). La posición en el continente es total: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú, Uruguay… son algunos de las lugares habituales para la operadora. Sólo en Brasil, un país en el que la compañía tiene puesto el foco para acometer nuevas adquisiciones, se generan 20 de cada 100 euros del negocio.

Más reducida es la exposición para Iberdrola con un 15% del ebitda vinculado a Brasil y México. Fuentes del mercado estiman que si se asumiera una depreciación del 5% en el peso y el real el impacto en el beneficio bruto de explotación sería del 0,7%. Mención aparte tiene el caso de Repsol, en plenas negociaciones con el Gobierno argentino para determinar cuál será la cuantía de pago de la indemnización por la expropiación de YPF. Para la petrolera, los negocios de exploración, producción y refino están dolarizados, por lo que el riesgo cambiario es limitado y la forma en la que se instrumentalizará el activo ligado a la indemnización adquiere gran relevancia. Tras la expropiación de YPF, más del 15% de su beneficio sigue procediendo de esta región, especialmente de Venezuela.

Entre las compañías más atrapadas en Latinoamérica también destaca Sacyr, forzoso protagonista de los primeros compases del año por los problemas para culminar las obras de ampliación del Canal de Panamá. Según los resultados de los tres primeros trimestres de 2013, el grupo consiguió una facturación de 2.408 millones de euros, de los que el 55% (1.318,8 millones) se originó fuera de España. Uno de cada cuatro euros tiene sello panameño.

Dentro del sector infraestructuras, la presencia de Abertis en Brasil y Chile también se traduce en el hecho de que 22 de cada 100 euros de beneficio bruto proceden de estos países. Esta cifra se eleva al 40% del ebitda en CAF, al 29% en Indra, al 26% en Gas Natural, al 22% en Abengoa y al 27% en Prosegur, donde una depreciación del 15% de la divisa brasileña se traduciría en una caída del 4% del valor, según las perspectivas de CaixaBank.

Inditex, Amadeus o Dia, los menos afectados

En el caso de que la crisis de las divisas se prolongue en el tiempo hay valores mejor posicionados para resistir sus acometidas. Es el caso de Inditex, uno de los grandes del Ibex, que se beneficia del gran proceso de internacionalización llevado a cabo a lo largo de la última década por más de medio mundo. Un 55% de los ingresos que genera la textil siguen teniendo su origen en la zona euro mientras que apenas un 2,6% de los mismos proceden de Latinoamérica. A esto se uniría un tenue impacto en los costes, dada la solidez y flexibilidad de su sistema de aprovisionamiento.

Dentro de las empresas menos afectadas también está Amadeus (8% del beneficio bruto) o Dia, donde su posición en Argentina le reporta un 6% de su ebitda, una cifra que no preocupa a los analistas por la capacidad de rotación de su negocio que le permite trasladar a los precios los efectos de la inflación. A estos ejemplos se añade Técnicas Reunidas (11%) y las grandes cadenas hoteleras NH Hoteles (9%) y Meliá Hoteles (4,5%).

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios