cotiza en zona de máximos de 2011

El euro esprinta hacia los 1,40 dólares si la Reserva Federal no lo impide

Tras siete sesiones ganando terreno, el euro ya cotiza sobre los 1,38 dólares y si la Fed no comienza el 'tapering' tendrá vía libre para llegar hasta los 1,4

Foto: El euro esprinta hacia los 1,40 dólares si la Reserva Federal no lo impide

El euro sigue sin poner fin a la escalada que viene experimentando en las últimas siete jornadas, en las que se ha apreciado en todas y cada una de ellas frente al dólar, hasta tocar de nuevo la cota de los 1,38 dólares. Además, con la subida del 0,3% que registraba al cierre de mercado europeo en la jornada de este miércoles, la divisa común cotiza ya en zona de máximos de octubre de 2011.

Este notable rally ha sido posible gracias al 'permiso' expedido la pasada semana por el Banco Central Europeo (BCE) después de que su presidente, Mario Draghi, no anunciara ningún tipo de medida especial tras la reunión de la institución. Con esta inacción, el BCE decidió dejar el futuro próximo del euro en manos de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), que la semana que viene tendrá que tomar una decisión sobre el futuro de sus políticas de estímulos monetarios se refiere. 

Si Ben Bernanke anuncia que los 85.000 millones de dólares que la Fed inyecta de manera mensual en la primera economía mundial se verán reducidos en el futuro próximo, tal y como los mercados vienen avanzado en las últimas semanas, muy probablemente el dólar se apreciará de manera inmediata frente a las principales divisas mundiales y, por tanto, frente al euro. La razón: en previsión de la menor cantidad de dólares de la que gozaría el mercado, el valor de cada billete verde se incrementaría.

En cambio, si elmáximo dirigente de la institución que rige los designios monetarios del país estadounidense estima que las buenas señales que la economía de EEUU está dando no son suficientes para iniciar el tapering -reducción gradual de los estímulos-, el euro tendrá vía libre para llegar a los 1,4 dólares, como anunciaron hace meses algunos analistas

Ninguna moneda puede con él 

Pero el empuje de las últimas jornadas no sólo acerca al euro a los 1,40 dólares, sino que también afianza a la divisa europea como la más fuerte entre las principales monedas del mundo en 2013. Ninguna puede con él. La que más se le ha resistido es el franco suizo, contra el que sube un 1,1%, hasta los 1,222 francos. Contra la libra esterlina se aprecia un 3,6%, hasta las 0,842 libras, y contra el dólar, un 4,6%, hasta esos 1,38 dólares.

Aunque, para avances, el que registra contra el yen japonés. Condenada a bajar por el Abenomics -los estímulos económicos y monetarios con los que Japón quiere dejar atrás la deflación-, la moneda nipona está perdiendo valor contra el euro a marchas forzadas. A tres semanas para que concluya el ejercicio, la divisa europea se revaloriza un 23,5% contra la japonesa, hasta los 141,5 yenes, e incluso esta semana ha ido más allá, hasta superar los 142 yenes, algo que no ocurría desde 2008. 

El empuje de las últimas jornadas no sólo acerca al euro a los 1,40 dólares, sino que también afianza a la divisa europea como la más fuerte entre las principales divisas del mundo en 2013. Ninguna puede con él

Pero hay más. Las divisas nórdicas tampoco aguantan el ritmo del euro. La moneda única se aprecia un 5% contra la corona sueca, hasta las 9,02 coronas, y un 15% contra la corona noruega, hasta las 8,44 coronas, su cambio más alto desde 2009. Lo mismo ocurre contra la divisa de otros país del G-7, el dólar canadiense. Tras acumular un avance del 12% en 2013, el euro escala hasta los 1,462 dólares, un cruce que no alcanzaba desde 2009. 

Igualmente notable es la subida del euro contra las divisas emergentes, penalizadas por las dudas que envuelven a sus economías en casos como el brasileño o el indio y por la fuga de capitales precisamente por el temor a una reducción de los estímulos en EEUU. En 2013, la divisa europea se revaloriza un 12% contra el rublo ruso, un 16% contra la rupida india, un 19% contra el real brasileño y un 28% contra el rand sudafricano. Contra el yuan chino, que es un caso especial porque Pekín controla la evolución de su divisa, se aprecia un 1,6%, hasta los 8,35 yuanes. 

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios