O dejamos de pescar tiburones o solo los veremos en el cine
  1. Medioambiente
  2. Naturaleza
muy vulnerables a la sobrepesca

O dejamos de pescar tiburones o solo los veremos en el cine

La UE y EEUU llevan años planteando objeciones a una protección total de los marrajos, para los que la ciencia recomienda prohibir su retención. Ahora tienen la oportunidad de demostrar que la conservación de especies marinas sí les importa

Foto: Bucean sin jaula junto a tiburones en españa para fomentar su conservación
Bucean sin jaula junto a tiburones en españa para fomentar su conservación

La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) discute de manera virtual entre el 15 y el 23 de noviembre si da un espaldarazo definitivo a la protección de especies pesqueras sobreexplotadas, como el marrajo, una especie de tiburón amenazada en el Atlántico Norte y sobre la que España tiene gran responsabilidad, ya que es uno de los principales países pesqueros.

Además, analizará varias propuestas dirigidas a reforzar la prohibición de cercenar las aletas de los tiburones para tirar el resto al mar y asignar cuotas para las tintoreras en el Atlántico Sur.

Es la Unión Europea la que sigue siendo quien presenta mayores reticencias a la protección decisiva del marrajo

ICCAT, que cuenta con 52 partes contratantes cuyos acuerdos son vinculantes, tiene en sus manos poner en marcha la protección de los marrajos, que ya de por sí llega tarde. Los científicos que asesoran a esta organización multilateral recomendaron en 2017 la prohibición de su retención y captura con el fin de revertir el declive y recuperar sus poblaciones para mantenerlas en un margen de seguridad de aquí a los próximos 50 años.

El organismo tiene ante sí el ejemplo del buen resultado de la recuperación del atún rojo que, tras años de limitar sus cuotas de captura, va alcanzando poblaciones estables y eludiendo el grado de amenaza.

placeholder Su apreciado valor culinario ha hecho puesto al Atún rojo al borde de la extinción. Foto: EFE
Su apreciado valor culinario ha hecho puesto al Atún rojo al borde de la extinción. Foto: EFE

Precisamente varios de los 52 miembros han pedido con reiteración la prohibición de pescar marrajos, ya que la especie está clasificada como “en peligro” por la ‘Lista Roja’ de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN). Los países que defienden con más vehemencia esta postura de prohibir la pesca del marrajo del Atlántico Norte son Canadá, Senegal, Gambia, Gabón, Panamá, Liberia, Guatemala, Angola, El Salvador, Egipto, Noruega, Guinea-Bisáu, Uruguay, Japón, China y Taiwán.

De hecho, Canadá ha presentado a la organización en junio de este año un documento de debate en el que plantea establecer un Programa de Inspección Internacional Conjunta en el que todas las partes contratantes se comprometerían a colaborar entre sí para garantizar el cumplimiento de las medidas de conservación y ordenación no solo en las aguas jurisdiccionales de cada país sino más allá de estas.

Pero los principales obstáculos hasta la fecha han llegado de Estados Unidos y de la Unión Europea que, durante años han planteado las conocidas como propuestas de excepción que han ido impidiendo llegar a un consenso.

placeholder El ciclo reproductivo del marrajo lo hace muy vulnerable a la sobrepesca. Foto: EFE/Rafael Fernández
El ciclo reproductivo del marrajo lo hace muy vulnerable a la sobrepesca. Foto: EFE/Rafael Fernández

En este contexto, la presidenta de la ONG británica dedicada a la conservación de pelágicos Shark Advocates International, Sonja Fordham, expone que el agotamiento de la población del Atlántico Norte es “una de las crisis de conservación de los tiburones más acuciantes, pero dispone de solución”, por lo que desea que esta cita de ICCAT suponga un “punto de inflexión” para los marrajos.

La veda propuesta tiene un fundamento científico, es directa y resulta muy necesaria para evitar daños adicionales a la población y al ecosistema asociado”, defiende Fordham que destaca el “sólido historial” de Estados Unidos y la UE en conservación de tiburones. “Nuestro deseo es que estas influyentes Partes de ICCAT cesen de oponerse a la prohibición total y a largo plazo relativa al marrajo y ayuden a garantizar su adopción sin más demora”, reclama.

Foto: Cardumen de atunes. (MSC)

El marrajo es de las especies de tiburones más valiosas por su carne, sus aletas y la práctica deportiva, pero tiene un crecimiento muy lento, lo que la sitúa en una posición muy vulnerable ante la sobrepesca. Sin embargo, no está sujeto a cuotas de pesca internacionales.

Precisamente, la UE, Marruecos y Estados Unidos han sido las que más marrajos desembarcaron en 2020. Un año antes, los Veintisiete contribuyeron a incluir a estos tiburones en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES). Con ello, ahora las partes tienen que demostrar que sus capturas proceden de la pesca “legal y sostenible”. En concreto, por capturas declaradas de marrajos del Atlántico Norte en 2020, destacan la UE (74 por ciento del total), con España y Portugal a la cabeza, Marruecos, Estados Unidos, Venezuela, México y Trinidad y Tobago.

placeholder Barco pesquero fondeado en aguas de Ibiza. Foto: EFE/Sergio G. Cañizares
Barco pesquero fondeado en aguas de Ibiza. Foto: EFE/Sergio G. Cañizares

Por eso España tiene un papel decisivo sobre esta especie. En 2020 estableció una cuota nacional, pero aun así, según denuncia Shark Advocates, se desembarcó en los puertos más del doble del límite asignado. También Portugal ha puesto cuota a la pesca del marrajo, pero con medidas que han cambiado poco desde la inclusión de la especie en CITES. Pese a los pasos dados, la UE sigue siendo quien presenta mayores reticencias a su protección decisiva.

En este contexto de negociación de ICCAT, el director de Conservación de Shark Trust, Ali Hood, tiene la “esperanza” de que la “abrumadora” preocupación por los marrajos expresada en los últimos años por una multitud de partes interesadas de toda la UE sirva para que “por fin” la Comisión Europea se una al “elevado número de países que trabajan” por una protección real de la especie. Para ello, insiste en la necesidad de empezar con la prohibición de su pesca en el Atlántico Norte. ICCAT es responsable de la conservación de los atunes y las especies afines en el Océano Atlántico y los mares adyacentes. Los científicos de ICCAT actualizaron el estado de los marrajos del Atlántico en 2019. Las propuestas de medidas relativas al marrajo de ICCAT están publicadas en el sitio web de la reunión de ICCAT.

Foto: Laura Rodríguez, directora para España y Portugal de MSC (EFE)

En 2017 ordenó que todos los marrajos que se suban vivos a las embarcaciones fueran liberados con cuidado, excepto si el país imponía un límite al tamaño mínimo o una prohibición de descarte. Sin embargo, las embarcaciones de menos de 12 metros de eslora pueden desembarcar (y vender) marrajos muertos y, las de mayor eslora, bajo ciertas condiciones de control de las capturas y notificación de datos. Los científicos no tardaron en manifestar que la medida resultaba inadecuada para acabar con la sobrepesca, y menos aún para regenerar la población.

De ese modo, Hood anima a la UE a “aceptar” la prohibición total de pescar marrajo, una decisión que confía en que dará la oportunidad a los Veintisiete de “convertirse en parte de la solución” y, al mismo tiempo de “arrojar luz” sobre un “intrincado mosaico de restricciones” así como “dar ejemplo” para alinear las obligaciones de los tratados de pesca y la conservación del medio ambiente.

Mares Naturaleza
El redactor recomienda