El cambio climático empuja al tiburón blanco hacia otras aguas
  1. Medioambiente
  2. Clima
Alteraciones en los océanos

El cambio climático empuja al tiburón blanco hacia otras aguas

El calentamiento global esta alterando el área de distribución natural del tiburón blanco, resultando cada vez más común en zonas costeras frecuentadas por el hombre.

placeholder Foto: Tiburón blanco (EFE)
Tiburón blanco (EFE)

Las consecuencias de la crisis climática están afectando en mayor o menor medida a todos los seres vivos del planeta, que al poner en marcha sus mecanismos de adaptación actúan como bioindicadores de este fenómeno global e incustionable. Y uno de los ejemplos que acabamos de conocer tiene como protagonista al mayor depredador marino: el gran tiburón blanco o jaquetón

Los avistamientos de tiburón blanco (Carcharodon carcharias) están resultando cada vez más frecuentes en las costas de California debido a los efectos del calentamiento global en esta zona del Océano Pacífico. Antes, las aguas de la costa oeste norteamericana eran demasiado frías para estos escualos, pero la subida de las temperaturas como consecuencia de la crisis climática les está animando a desplazarse cientos de kilómetros hacia el norte en busca de alimento.

De ese modo este gran pez esta encontrándose con presas que hasta ahora no eran parte habitual de su menú. Ese es el caso de las nutrias marinas, con las que hasta ahora tenía encuentros esporádicos y que, sin embargo, en tan solo 6 años han pasado a convertirse en una de sus presas más comunes, con un incremento de capturas que ronda el noventa por ciento.

Foto: Nukumi, el tiburón blanco hembra Foto: OCEARCH

Según los biólogos marinos que siguen la evolución de la especie es posible que esta situación pueda dar origen a mayores encuentros con el tiburón blanco por parte del hombre, lo que no significa en absoluto que se vayan a dar más ataques. En ese sentido hay que reseñar que, a pesar de la falsa leyenda de devorahombres que acompaña a este gran escualo, los ataques mortales de tiburón blanco son mínimos en relación a los que sufre el ser humano por parte de otras especies animales mucho más comunes, incluso las más domésticas.

No hay que olvidar que las poblaciones de esta especie, protegida por la ley, se han desplomado más de un 70% en todo el planeta durante el último medio siglo, lo que ha llevado a catalogarla como especie amenazada.

Alteración de los equilibrios

En todo caso, dada su alta capacidad de atracción mediática, este caso puede servir para visualizar hasta qué punto el calentamiento global está alterando la relación entre las especies y el equilibrio de los ecosistemas, incluyendo por supuesto el marino.

Al situarse en la parte más elevada de la cadena trófica, si los tiburones blancos comienzan a migrar hacia los polos, las consecuencias para la fauna de esas regiones pueden ser impredecibles. Y es que como afirma el experto en tiburones del Acuario de la Bahía de Monterrey, Kyle Van Houtan, en declaraciones al diario británico The Guardian: "No estamos ante una especie más de las que pueblan nuestros mares: sino frente a un depredador ápice sobre el que estan puestos todos los ojos en el océano".

placeholder Tiburón blanco avistado en aguas de Mallorca (EFE)
Tiburón blanco avistado en aguas de Mallorca (EFE)

La crisis climática ha provocado que desde 2014, las aguas del Pacífico frente a las costas de California se hayan recalentado muy por encima de la media, hasta alcanzar unos valores que oscilan entre los 15 a 22 ºC: una temperatura ideal para atraer la presencia de ejemplares jóvenes de tiburón blanco.

La arribada del jaquetón, con sus hasta siete metros de longitud, se esta notando en la zona con la notable caída de la pesca del salmón, y puede poner en serio peligro a las colonias de leones marinos y otras especies que se habían adaptado a vivir en unas costas sin la presencia habitual del mayor superpredador del planeta.

Tiburón California Cambio climático Pesca
El redactor recomienda