Es noticia
Menú
De Goodall a la UME: estos son los héroes que luchan contra el cambio climático
  1. Medioambiente
transición ecológica

De Goodall a la UME: estos son los héroes que luchan contra el cambio climático

Los Premios Ecovidrio llevan dos décadas reconociendo iniciativas y personalidades, tanto nacionales como internacionales, que con su labor han contribuido a que el planeta sea un lugar mejor en el que vivir

Foto: La doctora Jane Goodall recibió el premio a la Personalidad Ambiental en la XVII edición de los Premios Ecovidrio. (Cortesía)
La doctora Jane Goodall recibió el premio a la Personalidad Ambiental en la XVII edición de los Premios Ecovidrio. (Cortesía)

Los científicos llevan mucho tiempo alertando sobre los riesgos del cambio climático, pero ha sido en los últimos años y meses cuando la preocupación se ha extendido fuera del círculo ecologista. Empresas, gobiernos y la población general disponen ya de una hoja de ruta en forma de transición verde. Sin embargo, pese a que todo suma en esta lucha medioambiental y las acciones de cualquier ciudadano son —y deben ser— relevantes, algunas personas e instituciones van más allá, elevan la causa a otro nivel y ejercen de motores del cambio. El compromiso con la sostenibilidad de estos protagonistas sirve de ejemplo para que el grueso de la sociedad sea realmente consciente de la situación.

Para reconocer a estos referentes, Ecovidrio entrega desde hace más de dos décadas sus galardones anuales. Desde esta entidad sin ánimo de lucro, encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, se busca recompensar una actividad que promueva los valores de la economía circular e impacte en la ciudadanía. Esta XXII edición, cuya gala de entrega contó con la presencia de Teresa Ribera, vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha seleccionado a Bruno Oberle, director general de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), la Unidad Militar de Emergencias (UME) y el Seprona, entre otros.

El doctor Oberle recibió el premio de manos de Teresa Ribera por “elevar el conocimiento y la ambición de las soluciones basadas en la naturaleza como única vía para transformar la relación de la humanidad con los ecosistemas y alcanzar un futuro sostenible” —según indicaron desde Ecovidrio—, trabajo que desempeña desde una organización que lleva desde 1948 promoviendo medidas para preservar los recursos del planeta.

placeholder El director general de Ecovidrio, José Manuel Núñez-Lagos; el premiado Bruno Oberle y la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. (Cortesía)
El director general de Ecovidrio, José Manuel Núñez-Lagos; el premiado Bruno Oberle y la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. (Cortesía)

El máximo responsable de la UICN, considerada como la organización medioambiental más grande del mundo, confesó que para él se trata de “un honor” recibir la distinción y destacó que, “pese a que el cambio climático es más visible cada año en forma de catástrofes y pérdida de biodiversidad, la buena noticia es que hay soluciones”. “Para garantizar la transición hacia un sistema sostenible necesitamos unión, alianzas y que todo el mundo se suba a este barco”, apuntó.

Por otra parte, el premio Ecólatras recayó de forma compartida sobre dos instituciones españolas que cuentan con una imagen muy positiva entre la población: la UME y el Seprona, por “su ardua labor diaria de protección de nuestro patrimonio natural, las intensas campañas de prevención y sus intervenciones”, señalaron fuentes de la organización.

El encargado de recoger el galardón en representación de la UME fue el teniente coronel Alberto Modino, quien quiso compartirlo “con todos los ciudadanos españoles, ya que ellos han sido los héroes sin capa que han sacado a España de las tinieblas durante la pandemia”, recalcó. De igual forma, el coronel Julio Serrano del Seprona subrayó que “la clave para proteger el medioambiente es lo que hacemos en nuestra vida diaria” y admitió sentirse “especialmente orgulloso” porque esta condecoración “demuestra que nuestra forma de vida merece la pena”.

María Neira y el CSIC, premiados en otras ediciones

Pese a que la década que acaba de comenzar estará marcada por la Agenda 2030 y los avances en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, además del Green Deal europeo, los Premios Ecovidrio llevan 20 años poniendo en valor los esfuerzos de los líderes de la transición ecológica.

Así, la doctora Jane Goodall, conocida internacionalmente por sus investigaciones sobre el comportamiento de los chimpancés, recibió el premio a la Personalidad Ambiental en la XVII edición “por su incansable actividad en favor de la protección y conservación de los ecosistemas y la biodiversidad”, según precisaron desde la entidad organizadora. Durante su intervención, la impulsora del instituto que lleva su nombre aseguró que “cada uno de nosotros tiene en sus manos hacer de nuestro planeta un hogar sostenible y justo en el que vivir. Por esta razón, se hace indispensable la educación ambiental desde instituciones y organizaciones, pero también desde los entornos familiares y educativos. Mi labor y la de todos los miembros del Instituto Jane Goodall —continuó— persigue el objetivo de preservar nuestro planeta y las especies que viven en él”.

En el año de la pandemia, por ejemplo, la doctora María Neira, directora de Salud Pública y Medioambiente de la OMS, y el CSIC fueron reconocidos no solo por contribuir a la sensibilización de la ciudadanía en el ámbito de la sostenibilidad, sino por su investigación activa. En el caso de la doctora Neira, fue reconocido "su destacable liderazgo en la visibilización de la relación entre el cuidado del entorno natural y su incidencia en la salud de las personas", mientras que sobre el CSIC destacaron “su constante labor de investigación sobre vías de mitigación de los efectos del cambio climático”.

placeholder Christiana Figueres, exsecretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, fue premiada en la XX edición de los Premios Ecovidrio. (Cortesía)
Christiana Figueres, exsecretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, fue premiada en la XX edición de los Premios Ecovidrio. (Cortesía)

Por su parte, otra personalidad recientemente premiada por su labor en la lucha contra el cambio climático fue Christiana Figueres, exsecretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), quien es también cofundadora de la iniciativa Global Optimism. Durante la entrega, aseguró que “la mentalidad de extraer, usar y tirar debe ser cambiada por un espíritu recuperador que debe ser extensivo a toda la economía para regenerar suelos, océanos y bosques”.

No obstante, a lo largo de dos décadas, no solo han sido reconocidas personas individuales, sino también iniciativas y proyectos que han causado un especial impacto en la ciudadanía. Es el caso de ‘La hora del Planeta’ de la organización WWF, cuyo éxito llevó el apagado de luces a numerosos rincones del mundo en señal de protesta contra el cambio climático; y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, por su compromiso con los ODS, fue reconocido en el pasado por la organización.

Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España, confirmó cuando recibió el trofeo que “es capital mantener el interés y la vinculación de la sociedad por las iniciativas de protección del medio ambiente”. Por su parte, Gorka Urtaran, alcalde de la localidad vasca, destacó el papel de las urbes en la reducción de consumo de recursos naturales: “Los municipios conectados tenemos la oportunidad y capacidad de afrontar el reto del cambio climático. Vitoria quiere ser ese núcleo urbano que dé respuesta a los retos sociales y medioambientales y, para ello, tenemos todo nuestro compromiso con la agenda 2030”, especificó.

Los científicos llevan mucho tiempo alertando sobre los riesgos del cambio climático, pero ha sido en los últimos años y meses cuando la preocupación se ha extendido fuera del círculo ecologista. Empresas, gobiernos y la población general disponen ya de una hoja de ruta en forma de transición verde. Sin embargo, pese a que todo suma en esta lucha medioambiental y las acciones de cualquier ciudadano son —y deben ser— relevantes, algunas personas e instituciones van más allá, elevan la causa a otro nivel y ejercen de motores del cambio. El compromiso con la sostenibilidad de estos protagonistas sirve de ejemplo para que el grueso de la sociedad sea realmente consciente de la situación.

ECBrands Ecología Desarrollo sostenible