Juango Ospina, a José María Alonso: "Voy a presentarme a decano y quiero tu apoyo"
  1. Jurídico
Los comicios son en diciembre de 2022

Juango Ospina, a José María Alonso: "Voy a presentarme a decano y quiero tu apoyo"

Ospina, diputado de la junta del Colegio de Abogados de Madrid, comunicó la semana pasada al actual decano su intención de ser candidato. El anuncio es el pistoletazo de salida de una larga batalla electoral

Foto: A la izquierda, José María Alonso. A la derecha, Juango Ospina. (ICAM)
A la izquierda, José María Alonso. A la derecha, Juango Ospina. (ICAM)

Si la actual junta de gobierno del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) agota su mandato, las elecciones para renovar la cúpula de la institución tendrán lugar en diciembre de 2022. Sin embargo, cuando aún queda más de un año para su celebración, la carrera electoral ya ha sido lanzada por parte de uno de los futuros candidatos. Según ha podido saber El Confidencial, Juan Gonzalo Ospina comunicó la semana pasada al actual decano, José María Alonso, su intención de conformar y liderar una lista en dichos comicios. Tal y como confirman diversas fuentes consultadas, Ospina trasladó a Alonso lo siguiente: "Voy a presentarme a decano y me gustaría que apoyaras mi candidatura".

Las mismas fuentes relatan que la respuesta del actual decano, sin embargo, no fue en ese sentido. Alonso expuso al letrado que, en caso de que decidiera no plantear su propia candidatura —cuestión que aún no tiene decidida, aseguró—, mantendría una absoluta neutralidad ante el proceso electoral. Un eventual respaldo habría significado, implícitamente, que renuncia a repetir mandato al frente del ICAM.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz clic aquí.

El Confidencial contactó ayer con Juan Gonzalo Ospina para conocer su versión sobre el mencionado encuentro. El abogado admitió haber mantenido un almuerzo con Alonso, pero rechazó confirmar o desmentir el contenido de una conversación que circunscribe al ámbito personal. Tampoco hizo comentarios sobre si finalmente se presentará a decano, solo aseguró que "mucha gente" se lo ha pedido y que, llegado el momento, lo valorará.

Brecha en el Colegio

Aunque el runrún sobre la candidatura de Ospina existe en mentideros madrileños desde hace meses, la conversación entre el letrado y Alonso es el pistoletazo de salida formal para la intensa batalla que siempre suponen los comicios al Colegio de Madrid, institución que maneja un presupuesto de 30 millones de euros y que gestiona cerca de 70.000 colegiados. A partir de ahora, todos y cada uno de los movimientos se leerán en clave electoral.

Pero no solo eso. Su mensaje también abre una brecha en la actual junta de gobierno del ICAM, dado que Ospina es diputado del proyecto que lidera José María Alonso. "Queda aún un año por delante de mandato y muchos planes y medidas por sacar adelante", señalaba ayer un miembro del órgano, contrariado por el hecho de que uno de sus compañeros explicite que desde ahora se pone a trabajar en su propio proyecto y, si se cumple lo que muchos pronostican, haciendo oposición a su propio decano y los diputados que le acompañrán en las elecciones.

Foto: Foto: iStock.

Porque, aunque desde el entorno de José María Alonso aseguran que no tiene decidido si se presentará o no, lo cierto es que sus cercanos creen que finalmente optará por aspirar a repetir mandato. Otras fuentes, en cambio, van más allá y aseguran que lleva semanas manteniendo discretos contactos, sondeando potenciales candidatos para su futura y renovada lista. Según los estatutos del ICAM, las elecciones deben convocarse con una antelación mínima de 45 días hábiles antes de su celebración y, dentro de los 15 días hábiles siguientes a su convocatoria, quienes aspiren a ser elegidos deberán presentar su candidatura. Si la intención de la actual junta es agotar su mandato, el proceso electoral debería iniciarse entre finales de septiembre y comienzos de octubre del año que viene (las elecciones de 2017 se celebraron el 13 de diciembre). Cuestión distinta es que la dirección madrileña opte por propiciar un adelanto electoral.

La conversación entre Alonso y Ospina no solo pone el foco sobre este segundo, también sobre Alberto Cabello, presidente de la Agrupación de Jóvenes Abogados de Madrid (AJA-Madrid), a quien desde la actual junta ven en la futura candidatura del joven penalista. En este sentido, recuerdan que AJA es un órgano dependiente de la dirección del Colegio que no puede ser empleado para hacer campaña u organizar actos que sirvan a tal fin.

Dos perfiles opuestos

Si finalmente José María Alonso se decanta por repetir candidatura, ello provocaría, según auguran desde el entorno colegial, que otros pesos pesados de la abogacía madrileña que siempre aparecen en las quinielas a decano, como Javier Íscar o Javier Cremades, no dieran un paso al frente. Así, salvo que surja un 'mirlo blanco' en los próximos meses (opción en absoluto descartable), la batalla 'Alonso vs. Ospina' configuraría una interesante confrontación entre generaciones, estilo y perfiles profesionales para dirigir el colegio de abogados más grande de Europa.

Foto: Maria Eugènia Gay, decana de Barcelona.

Por un lado, Alonso representa la abogacía más tradicional y vinculada a los grandes despachos. No en vano, ha sido socio director de Garrigues y socio director de Baker McKenzie. De 68 años de edad, como letrado es especialista en litigación y disputas societarias, contractuales y de operaciones financieras. También ha sido árbitro en distintas cortes nacionales e internacionales. De estilo sobrio y reservado en su exposición pública, sus detractores le achacan cierta lejanía con los problemas del día a día de la profesión y no haber llevado a cabo ningún proyecto realmente relevante en defensa de la abogacía madrileña. Sus cercanos, en cambio, subrayan su conocimiento de la profesión, la libertad que da el tener una carrera profesional completa y exitosa, y su autoridad para dirigirse o negociar con la Administración, los órganos de la Justicia o el poder político.

Por otro, Ospina, de 35 años, lleva cinco años al frente de su propio bufete, Ospina Abogados, 'boutique' especializada en el ámbito penal. Muy volcado en la comunicación en redes y en los medios de comunicación, el letrado lleva años vinculado a la actividad institucional. En 2013, fue elegido presidente de AJA Madrid (Cabello fue su vicepresidente durante aquella etapa), cargo que ocupó hasta 2017, año en que se enroló en la lista de Alonso en las elecciones del Colegio. Entre sus virtudes, según quienes le tratan, están sus habilidades comunicativas y su capacidad de conectar con los más jóvenes y la abogacía de pequeños despachos, con los que Alonso no sintoniza.

En su contra corren, en cambio, los recelos que levantan su sobreexposición, su falta de experiencia en gestión de grandes organizaciones y su lejanía con las grandes firmas, que si se activan pueden llegar a movilizar centenares de votos. Sin embargo, un factor determinante puede ser la capacidad de recabar el apoyo de muchos letrados madrileños que, con independencia del candidato, demandan un cambio al frente del ICAM.

La batalla está servida y los precedentes permiten anticipar que será a cara de perro.

Si la actual junta de gobierno del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) agota su mandato, las elecciones para renovar la cúpula de la institución tendrán lugar en diciembre de 2022. Sin embargo, cuando aún queda más de un año para su celebración, la carrera electoral ya ha sido lanzada por parte de uno de los futuros candidatos. Según ha podido saber El Confidencial, Juan Gonzalo Ospina comunicó la semana pasada al actual decano, José María Alonso, su intención de conformar y liderar una lista en dichos comicios. Tal y como confirman diversas fuentes consultadas, Ospina trasladó a Alonso lo siguiente: "Voy a presentarme a decano y me gustaría que apoyaras mi candidatura".

Ilustre Colegio de Abogados de Madrid Garrigues Madrid
El redactor recomienda