listado con todo el material donado

Donaciones a la sanidad vasca: 3 millones de euros, EPIs y... cerveza, patinetes y chuches

El material que ha recibido Osakidetza durante la crisis sanitaria incluye abundante equipo sanitario y elementos de protección, pero también todo tipo de productos para profesionales y pacientes

Foto: Paquetes de una donación a España para combatir el coronavirus. (EFE)
Paquetes de una donación a España para combatir el coronavirus. (EFE)

Las donaciones que ha recibido el Departamento vasco de Salud, Osakidetza, durante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus incluye abundante material sanitario, miles de elementos de protección individual para el personal profesional y aportaciones económicas que superan los 3.1 millones de euros. Pero el material aportado de forma desinteresada por más de medio centenar de donantes desde que se inició la pandemia no solo se compone de elementos sanitarios para combatir el covid-19, sino que también incluye productos de lo más variados, tanto para los profesionales sanitarios como para los pacientes, caso de cajas de bombones y donuts, patinetes eléctricos, latas de atún, bolígrafos de colores, peines, auriculares, ramos de rosas, gominolas, leche y yogures, cerveza, botes de champú, libros o paquetes de café.

El listado de donaciones recibidas "en especie" por Osakidetza hasta el pasado 1 de junio, facilitado al Parlamento Vasco por la consejera de Salud, Nekane Murga, ante una solicitud de información al respecto por parte de EH Bildu, se prolonga por espacio de 24 páginas, en las que se detalla el donante, el material aportado y su destino. No se especifica, en todo caso, la cuantía económica donada, y que asciende en su conjunto a un total de 3.118.576 euros, por “expreso deseo de los mismos”, según se señala en la respuesta de la responsable de la sanidad vasca.

El listado ocupa 24 páginas y especifica el donante, el material y su destino, pero no detalla lo aportado en metálico por "expreso deseo" de los implicados

La relación de donantes incluye grandes marcas comerciales no solo del ámbito sanitario y de la salud, sino también del sector textil, hotelero, la restauración, el motor, el académico, la alimentación, el transporte, la cultura, la industria, la construcción o la banca, que han aportado material sanitario, elementos que conforman los equipos de protección individual (EPIs) y productos ligados a su ámbito de actuación al entender que podían cumplir su función en la lucha que se ha librado en los centros sanitarios contra el coronavirus. Entre la nómina de donantes se encuentran igualmente instituciones públicas, asociaciones de diversa índole, ONGs, centros escolares o ciudadanos. No faltan tampoco las aportaciones anónimas de material, que se ha destinado a los diferentes centros sanitarios, a las delegaciones territoriales de Salud y a almacenes de la red de Osakidetza.

La “Comunidad China” también ha contribuido a hacer frente a la pandemia en el País Vasco al facilitar a Osakidetza abundante gel hidroalcohólico, 5.000 mascarillas y guantes, 30.000 guantes de vinilo, 50 buzos de usar y tirar, 300 litros de leche o 30 litros de desinfectante de superficies, entre otro material sanitario. También han contribuido por su cuenta varios bazares chinos ubicados en Euskadi.

La nómina de donaciones contempla numerosos respiradores, equipamiento de UCI, tensiómetros, pantallas de protección, gorros, calzas, buzos, delantales de plásticos, guantes de latex y nitrilo, mascarillas de todo tipo, batas quirúrgicas, gafas de montura integral o termómetros infrarrojos que han sido facilitados por laboratorios, clínicas dentales y veterinarias, farmacias, ópticas, peluquerías, centros de investigación, grandes empresas vascas, fundaciones, asociaciones y establecimientos hoteleros, entre otros muchos ámbitos. Entre los nombres, figuran los del BBVA, Banco Santander, Bankoa, CAF, Coca Cola, Guggenheim, Iberdrola, Inditex, Mango, Ikea, Leroy Merlin, Loreal, Petronor, Mercedes Benz, Citroen, la Sociedad Deportiva Eibar, Telefónica, Volkswagen o la Universidad del País Vasco.

A nivel institucional, el listado solo da cuenta de donaciones por parte de siete ayuntamientos a Osakidetza –Azpeitia, Barakaldo, Bilbao, San Sebastián, Portugalete, Irún y Zumárraga–. Por su parte, la Diputación de Álava ha aportado 910 libros de lectura, mientras que la subdelegación del Gobierno en Álava ha facilitado numeroso material sanitario. También la DYA, la Fundación Vital y BBK, las plazas de toros de Bilbao y Vitoria –con un respirador cada uno–, policías locales, Testigos de Jehova, o el Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, han aportado diferente material.

Más allá del material sanitario específico para combatir el coronavirus en primera línea, las donaciones abarcan otro tipo de productos destinado a los profesionales y los hospitalizados por covid-19 como cremas, bolígrafos, cuchillas de afeitar, ramos de rosas, cargadores de móviles, auriculares, patinetes eléctricos, kleenex, tablets, consolas, juegos, radios, mesas, material didáctico, calcetines, pantuflas… A este respecto, el cuerpo de Bomberos ha respondido al llamamiento que hizo el personal del Pabellón Gandarias del Hospital de Basurto en Bilbao para facilitar material que permitiera a los pacientes combatir la soledad en su habitación, como auriculares o cargadores de móviles, en un reportaje publicado en El Confidencial.

A nivel de alimentación, las donaciones recibidas incluyen cajas de bombones y donuts, botellas de agua, paquetes de café, latas de diferentes bebidas –incluida cerveza y Red Bull–, galletas, medio millar de tortillas de patatas, 50 kilos de "chuches y gominolas", cien sobres de jamón ibérico, frutas variadas, numerosos litros de leche fresca, batidos, barritas energéticas, cajas de bombones, yogures, helados, pasteles, brioches, bollos o brownies.

En materia de alimentación se han donado donuts, bombones, agua, café, cerveza, tortillas de patatas, fruta, jamón ibérico, helados y 50 kilos de chuches

Al margen del material físico recibido, otros donantes han puesto a disposición de Osakidetza diferentes servicios, como hoteles, apartamentos, viviendas o habitaciones para sanitarios e infectados de coronavirus –no se recurrió a algunos alojamientos disponibles porque “no nos hizo falta”, según se especifica en el listado–, instalaciones para la toma de muestras, transporte para personal sanitario, vehículos a disposición de los centros sanitarios, tarjetas gratuitas para televisión y teléfono en los hospitales…

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios