Urkullu prevé levantar el estado de alarma este viernes: "Espero que nada se tuerza"
  1. España
  2. País Vasco
lo aprobará el jueves en consejo de gobierno

Urkullu prevé levantar el estado de alarma este viernes: "Espero que nada se tuerza"

Adelantará la entrada de Euskadi a la 'nueva normalidad' tres días antes de que finalice la fase 3 de desescalada para posibilitar en esencia la movilidad con Cantabria: "la situación es buena"

placeholder Foto: Iñigo Urkullu, acompañado de su equipo de gobierno y los diputados generales, durante un minuto de silencio en memoria de las víctimas del coronavirus. (EFE)
Iñigo Urkullu, acompañado de su equipo de gobierno y los diputados generales, durante un minuto de silencio en memoria de las víctimas del coronavirus. (EFE)

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado hoy su previsión de adelantar a este viernes el levantamiento del estado de alarma en Euskadi antes de que finalice la fase 3 de la desescalada para, en esencia, facilitar la movilidad entre la comunidad autónoma y Cantabria. La decisión la adoptará el próximo jueves tras abordar esta cuestión en un Consejo de Gobierno extraordinario, donde el presidente vasco contempla decretar el acceso del País Vasco a la 'nueva normalidad' a partir ya del siguiente día a las 00.00 horas. De este modo, desde el viernes se permitirá el tránsito entre el País Vasco y Cantabria, ya que la comunidad presidida por Miguel Ángel Revilla ha anunciado que acordará igualmente facilitar la movilidad a partir de este mismo día.

Urkullu ha dado cuenta de sus planes en una comparecencia al término del Consejo de Gobierno de este martes, y en la que ha fundamentado la previsión de levantar la alerta sanitaria provocada por el coronavirus porque la evolución de la pandemia en Euskadi es "satisfactoria" y "positiva", a pesar de los focos localizados en hospitales vascos y que siguen acumulando nuevos positivos, con 57 casos contabilizados a día de hoy tras detectarse tres nuevos positivos en las últimas 24 horas. No obstante, el Servicio vasco de Salud insiste en que estos focos hospitalarios están "controlados" ya que no se ha dado "transmisión comunitaria" y se ha identificado de forma "precoz" a los infectados.

Urkullu asegura que la evolución de la pandemia es "satisfactoria" pese a que los focos hospitalarios siguen acumulando nuevos casos (57 a día de hoy)

El lehendakari ha defendido que aguardará al jueves para oficializar la decisión de cara a analizar previamente el informe del Salud con los últimos datos de la evolución epidemiológica, correspondientes al miércoles. "Sí estoy dispuesto a levantar el estado de alarma. Espero que nada se tuerza", ha afirmado Urkullu, quien a día de hoy cuenta con el aval del servicio vasco de Salud, como bien dejó constancia ayer la consejera de Sanidad, Nekane Murga, que aseguró que la situación epidemiológica es "muy buena", ya que los focos de covid-19 localizados en Txagorritxu y Basurto están "controlados" y el número de contagios fuera de estos brotes hospitalarios en la última semana es "muy bajo". A día de hoy, según los datos facilitados este martes por Murga, los positivos en Basurto se elevan a 42 –uno más en las últimas 24 horas– y en Txagorritxu se sitúan en 15 –dos más–. En su conjunto, se han registrado 13 contagios en un día en Euskadi, que no ha sumado nuevas muertes, por lo que los fallecimientos se mantienen en 1.596 desde el inicio de la pandemia.

Urkullu ha insistido en que la actual situación permite a Euskadi adelantar el fin de la fase 3 de desescalada y, por consiguiente, levantar el estado de alarma, ya no solo porque la evolución de la pandemia es "satisfactoria" en virtud de los datos existentes a día de hoy y en comparación con jornadas anteriores, sino también porque el Ministerio de Sanidad ha "reconocido" la "buena incidencia general comparativamente con lo que han sido los datos de otras comunidades".

El Gobierno vasco ultima el decreto que regulará la 'nueva normalidad vasca': "Nada volverá a ser como antes de la emergencia sanitaria", advierte Urkullu

La entrada a la nueva normalidad, según los plantes de Urkullu, se oficializará el viernes con la publicación en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) del decreto del lehendakari del levantamiento del estado de alarma y la orden de la consejera de Salud que recogerá las medidas a aplicar en el País Vasco a partir de ese día para minimizar los riesgos de contagio –ambas "se publicarán a medianoche del propio viernes, cuando entran en vigor", según apuntan desde el Gobierno vasco–. A este respecto, Urkullu ha advertido de que "nada volverá a ser como era antes de la emergencia sanitaria" hasta que no se logre una vacuna eficaz contra el covid-19 y se analicen, además, los resultados de su aplicación. "Tenemos que convivir con el virus y hay que ser conscientes de esta realidad. El virus sigue estando entre nosotros", ha aseverado el lehendakari, quien ha afirmado que el Gobierno vasco está ultimando el decreto que regulará la 'nueva normalidad vasca' desde las diferentes consejerías.

Foto: Sanitarios en Txagorritxu. (EFE)

El lehendakari ha admitido que el levantamiento del estado de alarma desde el viernes se adopta, en esencia, para permitir la movilidad con Cantabria, ya que los fines de semana se producen numerosos traslados de ciudadanos vascos a esta comunidad, donde "miles" de vizcaínos tienen una segunda residencia. Es la única movilidad que se adelantará en Euskadi, ya que los otros dos territorios limítrofes que permanecen en su integridad en la fase 3 –Navarra y La Rioja– ya han anunciado que aguardarán hasta el próximo lunes, una vez finalice el día anterior la última etapa de la desescalada, para permitir este tránsito entre comunidades.

La prioridad del Gobierno vasco en materia de movilidad siempre ha estado fijada en Cantabria. "El levantamiento del estado de alarma en sí mismo –ha reconocido Urkullu– no obedece más que a lo que pudiera ser la facilidad para el disfrute de los ciudadanos, que muchos cuentan con segundas residencias en Cantabria", donde, además, "la relación durante el fin de semana es mucho más intensa que la que puede ser entre Euskadi y otras comunidades". Es por ello que el Gobierno vasco ha optado por esperar a decretar el levantamiento del estado de alarma el viernes y no antes. "Podríamos haberlo hecho el miércoles o el jueves, pero hay una realidad de movilidad con Cantabria a diferencia de lo que puede ser entre otras comunidades, donde la movilidad puede ser más entre semana y no en fin de semana. Es evidente la vinculación que existe en miles de ciudadanos vascos con Cantabria", ha remarcado.

"Entramos ya en periodo estival y desde el domingo estamos ya en temporada de playas: es interesante que podamos dar esa señal de normalización"

Igualmente, ha justificado su decisión de adelantar el fin de la fase 3 para permitir la movilidad fuera de los límites de Euskadi en base a que "entramos ya en periodo estival" y a partir del domingo "estamos ya en temporada de playas", por lo que –ha defendido– "creo que es interesante que podamos dar esa señal de normalización" en Euskadi con la llegada del verano. Este gesto de normalidad se producirá, además, a las puertas de las elecciones vascas del 12 de julio, a las que Urkullu optará a un tercer mandato con los sondeos a su favor, ya que el PNV incrementa su respaldo electoral sin que la controvertida gestión de la crisis sanitaria o el derrumbe del vertedero de Zaldibar le pase factura.

El levantamiento del estado de alarma se plasmará principalmente a efectos prácticos en materia de movilidad, pero también tendrá su repercusión en materia de aforos o en las medidas a preservar en las actividades que se puedan celebrar de manera ordinaria en el ámbito cultural, educativo o social. Habrá una mayor permisividad, si bien Urkullu ha insistido en que "no se podrá hacer lo mismo que antes" de la irrupción del coronavirus porque "el virus sigue estando entre nosotros". Aún levantado el estado de alarma, ha aseverado que "no va a ser igual que antes en las aulas", donde se tendrá que guardar la distancia social, como "no va a ser lo mismo que antes en los aforos en actos culturales o en las decisiones que los ayuntamientos puedan adoptar en cuanto a las fiestas o actos que supongan concentración de personas".

Foto: La lidera del PSE, Idoia Mendia, pasa por delante de Iñigo Urkullu y Josu Erkoreka en el Parlamento Vasco. (EFE)

Todas estas limitaciones, ha enfatizado, se contemplarán en la orden que firmará la consejera de Salud con las medidas que van a regir en la 'nueva normalidad vasca' y que acompañará al decreto del lehendakari del levantamiento del estado de alarma de este viernes. De cara a esta nueva etapa, el presidente vasco ha apelado al compromiso personal con las medidas de higiene y el distanciamiento físico, pero también a la "solidaridad" y "generosidad" de la ciudadanía para salvaguardar la "protección de la salud comunitaria".

Revilla ya avanzó este lunes, tras mantener una conversación telefónica con Urkullu, que la pretensión era abrir los límites territoriales desde este viernes. Incluso, anunció la intención de ambos mandatarios de realizar un acto conjunto para oficializar esta apertura de la movilidad más de tres meses después de la declaración del estado de alarma del 14 de marzo que derivó en el confinamiento de la población y la prohibición de transitar entre comunidades salvo excepciones. Hoy, el lehendakari se ha mostrado "absolutamente dispuesto" a participar en esta "escenificación o acto compartido conjunto", como lo está también en el caso de que Navarra y La Rioja cambien de postura y adelanten el levantamiento del estado de alarma al fin de semana –y también con Iparralde "si fuera necesario" dada la importancia de la "movilidad transfronteriza" con Francia–. "No tengo ningún problema para, con nuestra copresencia, dar ante la ciudadanía esa señal de normalidad. Es conveniente y positivo que los ciudadanos perciban que estamos ya en un estado de cierta normalidad", ha defendido.

Foto: Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

De cara a la recuperación de la movilidad con Cantabria, el Departamento vasco de Seguridad establecerá un dispositivo de tráfico de cara a esta 'operación salida' hacia esta comunidad, con la previsión de que se puedan producir retenciones en los accesos a este territorio. ¿Recomendaría ir a Cantabria este fin de semana o recomendaría esperar en previsión de la previsible masiva afluencia de vascos hacia esta comunidad?, se le ha interpelado a la consejera de Salud. "Yo recomendaría que tengan precaución en casa, fuera de casa y en cualquier actividad que se realice. Si una persona mantiene los dos metros de distancia, si se encuentra en riesgo de realizar una actividad en la que no pueda mantener esta distancia y usa mascarilla, si mantiene una adecuada higiene de manos, yo creo que cualquier persona puede hacer lo que está permitido por las autoridades sanitarias en cada momento", ha replicado Murga.

Y con la mirada puesta a partir del lunes, cuando desaparecerán todas las limitaciones de movilidad en España con el fin del estado de alarma, Urkullu ha abogado por no hacer "distinciones" entre ciudadanos en función de su comunidad de origen al ser interpelado por si existe temor a una avalancha de residentes en Madrid, donde la situación epidemiológica no es tan favorable en relación al conjunto del Estado. "No voy a entrar en estas consideraciones. Si todos cumplen con las medidas personales, preventivas, de protección individual, y que tienen incidencia en lo colectivo, me da igual hablar de ciudadanos de otras comunidades que hablar de ciudadanos vascos. No puedo hacer ningún planteamiento que distinga a ciudadanos en función de su comunidad", ha subrayado.

Iñigo Urkullu Coronavirus Noticias de País Vasco
El redactor recomienda