SOLICITUDES POR INTERNET AL GOBIERNO VASCO

Zonas de 'aire' para niños, test del virus en la TV... Peticiones ciudadanas ante la crisis

El canal virtual de comunicación entre la ciudadanía y el Gobierno vasco registra numerosas reclamaciones y ruegos ante la pandemia: no faltan las críticas por la respuesta de la Administración

Foto: Agentes de la Ertzaintza informan en San Sebastián a los ciudadanos de que deben cumplir la reclusión domiciliaria. (EFE)
Agentes de la Ertzaintza informan en San Sebastián a los ciudadanos de que deben cumplir la reclusión domiciliaria. (EFE)

La crisis sanitaria desatada por la incontrolable propagación del coronavirus ha hecho que lleguen al canal virtual de comunicación entre la ciudadanía y el Gobierno vasco a través de internet, Irekia, numerosas peticiones de ciudadanos encaminadas a frenar el avance de la pandemia y sobrellevar el impacto de las medidas impuestas por el estado de alarma decretado por el Gobierno español, con la reclusión domiciliaria en el epicentro de las exigencias.

Hay reclamaciones, recomendaciones e, incluso, ruegos. También hay quien aprovecha este canal de comunicación para desahogarse ante los efectos sociales de la pandemia y las repercusiones de las diferentes medidas adoptadas. Y tampoco faltan las críticas por la respuesta de la Administración vasca a la crisis sanitaria.

Dentro del apartado abierto por el Gobierno para las “peticiones ciudadanas”, entre las diferentes propuestas, se reclama habilitar “zonas controladas para niños” para que “puedan tomar un poco aire”, establecer un "método efectivo de detección" del coronavirus en la televisión o en internet o enviar a domicilio la comida de los comedores escolares a las familias con graves dificultades económicas durante el periodo del cierre de los colegios.

“Entendemos el riesgo de que salgan a la calle, pero ¿no se pueden habilitar zonas controladas para que los niños tomen aire, como en patios de viviendas?"

Cuando apenas habían transcurrido este martes tres días desde la entrada en vigor de las medidas derivadas del estado de alarma, hay quien solicitaba una solución para que los niños puedan salir de casa de alguna forma en vista de que “ya se están subiendo por las paredes”. “Entendemos el riesgo de que los niños salgan a la calle, pero ¿no se pueden habilitar zonas controladas para que los niños puedan tomar un poco de aire? Por ejemplo, en el patio de las viviendas”, exponía este martes un ciudadano en una petición que aún no ha encontrado respuesta del Gobierno vasco.

El martes también registró una ciudadana la petición para que la población pueda tener acceso de forma fácil a un método de detección del coronavirus ante el anuncio del Departamento vasco de Salud de que dejará de realizar el test del Covid-19 a las personas que presenten sintomatología breve. “Considero que se trata de una medida muy arriesgada con los datos sobre contagios que disponemos la sociedad (…) ¿Por qué no publicáis un método efectivo de detección del coronavirus en la televisión, en la web, etc.”, preguntaba en vista de que "la gente, por si no os habéis dado cuenta, está muy asustada". A este respecto, alude a una reciente entrevista en 'El Correo' al exconsejero vasco de Sanidad Rafael Bengoa, quien aseguró que “no es exagerado decir que el 80% de la población resultará infectada”. “Creo que hay otras formas de afrontar esta crisis”, se quejaba el proponente de la petición.

El Gobierno vasco asume que esta crisis sanitaria va para largo, como se deduce del hecho de que este miércoles la consejera de Educación, Cristina Uriarte, ha remitido una circular a todos los centros para comunicarles que se prorroga la suspensión temporal de las clases de forma indefinida, “hasta nuevo aviso”. Un día antes de la paralización 'sine die' de la actividad educativa presencial, prevista en principio para 14 días, una ciudadana había mostrado su preocupación por la repercusión que el cierre de los colegios iba a tener de por sí para las familias que presentan graves dificultades económicas por la ausencia de los comedores escolares. Por ello, reclamaba que se enviara a domicilio la comida a estos hogares.

“Los comedores escolares, además de cumplir una función de apoyo a la conciliación de la vida familiar y social, también en muchos casos son estratégicos para garantizar una comida adecuada a los niños de familias con bajos recursos”, argumentaba para incidir en que no se debe olvidar que “la pobreza en Euskadi ha aumentado mucho desde la crisis y no ha retrocedido a pesar de la mejoría de la economía, especialmente la infantil”. “Es esto lo que justifica la propuesta que he señalado”, sostenía.

Una empleada de una notaría "rogaba, por favor", el cierre de las entidades: "Todos estamos expuestos y no hay gel desinfectante. La situación es nefasta"

Hay también quien utiliza este canal de comunicación ciudadana con la Administración para “rogar, por favor”, que se cierren las notarías debido a la expansión del coronavirus. Lo planteaba una empleada de una de estas entidades, y que presenta “factor de riesgo (asmática)”, el mismo día que el Gobierno de Pedro Sánchez decretó el sábado el estado de alarma en su condición de afectada en primera persona. “Todos los empleados estamos expuestos diariamente y carecemos hasta de gel desinfectante. La situación es nefasta y creo que podrían acordar el cierre de las mismas y optar por realizar turnos de guardia por parte de los notarios, únicamente para urgencias (testamentos…)”, imploraba.

No faltan en este apartado de “peticiones ciudadanas” las quejas por la actuación del Gobierno vasco para combatir la crisis sanitaria entre el funcionariado. “Mientras en el Parlamento se toman medidas ante la pandemia, ciento de empleados públicos realizan el desplazamiento diariamente de otras provincias a Vitoria poniendo en riesgo la salud pública. ¿Cuánto tenemos que esperar a que se tome una decisión? ¿A qué haya un afectado y estemos en cuarentena? ¿Por qué no se toman medidas preventivas si ya tenemos la solución implantada (teletrabajo)?, denunciaba el pasado jueves una ciudadana en un mensaje que concitó el apoyo unánime de la treintena de usuarios de esta plataforma virtual que se sumaron al debate entre críticas al Ejecutivo de Iñigo Urkullu.

No faltan las quejas entre el funcionariado por la respuesta del Gobierno vasco: "No está cumpliendo sus propias recomendaciones sanitarias"

"Hoy hemos tenido que viajar [en el transporte público] como sardinas en lata para acudir a nuestros puestos de trabajo. ¿Quién asumirá la responsabilidad de este despropósito cuando se den los primeros casos de contagio?", se sumaba a la censura hace dos días una funcionaria, que advertía de que Euskadi "no está cumpliendo sus propias recomendaciones sanitarias". “El propio Gobierno vasco es el que tendría que dar ejemplo. Te dice que vayas a trabajar cuando no te dejan salir de casa”, protestaba ayer al respecto otro ciudadano.

Ante esta exigencia para la adopción de “medidas preventivas” en la Administración Pública, la Consejería de Gobernanza y Autogobierno que lidera el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha respondido que, “debido a la rapidez con la que van sucediéndose los acontecimientos, se irán adoptando las medidas que en cada momento se estimen oportunas”. Por el momento —reflejaba en su réplica de este pasado lunes— “recomendamos evitar aglomeraciones en máquinas dispensadoras y tornos, y, lo más importante, limpiarse muy frecuentemente las manos”. Al mismo tiempo, agradecía al personal del Gobierno vasco “todo el agradecimiento por su trabajo de servicio a la sociedad incluso en estos complicados momentos”.

Entre las críticas, también se reprende al Ejecutivo de Vitoria que “fomente que se trabaje desde casa pero al profesorado que trabaja para el Gobierno vasco se le obliga a acudir a su centro de trabajo para dar clases 'online”. “Creo que somos las primeras que tenemos que dar ejemplo a la sociedad y no obligar al profesorado a moverse a sus centros, evitar contactos y evitar coger el coche o transporte público (en mi caso, voy desde Ermua a Donostia)”, señalaba una docente.

En todo caso, no todas las críticas se dirigen a la Administración. También hay quien censura la actitud de la propia sociedad por su “incivismo e inmoralidad” en los supermercados. “Es lamentable y vergonzante ver cómo se está comportando la ciudadanía en los grandes comercios de alimentación. Se está aglomerando gente, no se están respetando las advertencias sanitarias, exponiendo a los empleados y clientes al contagio. Asimismo, se está permitiendo que algunas personas hagan acopio de alimentos impidiendo a otras la adquisición de productos de primera necesidad. Hay un sector de la población más vulnerable que, por su condición (discapacidad, edad, etc) se está encontrando con problemas”, se quejaba una ciudadana el pasado sábado.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios