Prohibido salir de puente festivo: se refuerza el control en Euskadi para impedir escapadas
  1. España
  2. País Vasco
para evitar traslados a segundas residencias

Prohibido salir de puente festivo: se refuerza el control en Euskadi para impedir escapadas

La Ertzaintza y las Policías locales endurecerán la vigilancia en carreteras y estaciones, y la Guardia Civil lo hará en localidades de comunidades limítrofes de "especial atracción turística"

Foto: Control policial en la frontera de Irún. (EFE)
Control policial en la frontera de Irún. (EFE)

Las instituciones temen que la reclusión domiciliaria impuesta por el estado de alarma no impida que algunos ciudadanos vascos abandonen sus hogares para desplazarse a segundas residencias en otros puntos de Euskadi y otras comunidades con motivo del puente festivo de San José que se inicia este jueves. El “sentido común” dice que no debería haber desplazamientos para cumplir con el confinamiento decretado para combatir el avance del coronavirus. Pero ese condicional ‘debería’ ha puesto en alerta a la Ertzaintza y a las Policías locales, que van a intensificar sus controles en las carreteras y en las estaciones de transporte colectivo desde esta misma tarde.

El confinamiento, según ha advertido esta mañana el Departamento vasco de Seguridad, es “en la residencia habitual”, de modo que “están prohibidos los desplazamientos a las segundas viviendas y de ocio”. Por ello, la situación no cambia con motivo del puente festivo que se inicia mañana, de modo que los movimientos de circulación siguen estando limitados a la realización de actividades laborales o de primera necesidad, caso de la adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad o la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

Foto: Pedro Sánchez explica el decreto de alarma ante un hemiciclo prácticamente vacío, este 18 de marzo. (EFE)

Cuando se cumple el cuarto día de reclusión impuesto dentro de las medidas que entraron en vigor este pasado domingo con motivo del estado de alarma, patrullas de la Ertzaintza y las Policías locales siguen advirtiendo con megáfonos que el incumplimiento de las restricciones podrían acarrear multas de esta 600.000 euros para los casos muy graves al constatar movimientos sospechosos de personas durante sus rutas por las calles. De hecho, este martes, la Policía autonómica y las diferentes Guardias Municipales interpusieron 85 denuncias por el incumplimiento de las limitaciones de la libertad de circulación de las personas impuestas para frenar el avance del Covid-19 –los datos facilitados ayer de 73 sanciones no incluían a la Policía de Vitoria, que esta mañana ha informado de 12 denuncias–.

El mensaje es claro: Prohibido irse de puente. O, lo que es lo mismo, en este periodo festivo no está permitido irse de vacaciones. Con esta alerta, que debería (otra vez condicional) estar asumida por la población, se quiere poner freno a la fotografía de la pasada semana, cuando numerosas familias vascas aprovecharon la paralización de la actividad educativa presencial en todas las etapas formativas para trasladarse a sus segundas residencias, especialmente a Cantabria. Más de lo mismo sucedió en la Comunidad de Madrid, con el éxodo de numerosos ciudadanos a la costa mediterránea, lo que provocó focos de contagios en algunas zonas.

Foto: Una patrulla de Policía Local en el paseo marítimo de Valencia. (EFE)

"Está prohibido ir a segundas o terceras residencias. Si alguien lo hace se va a encontrar con un control férreo de la Ertzaintza y, si no da una explicación lógica alguna, se le va a sancionar y, desde luego, deberá darse la vuelta y volver a casa. No vamos a permitir que, salvo por las causas que se exceptúan, nadie se mueva y pueda transitar a una segunda residencia durante este fin de semana", advierte con contundencia el jefe de la Policía Vasca, Josu Bujanda. El responsable de este cuerpo confirma que, en la actual fase "más restrictiva y coercitiva", ya se han impuesto denuncias por desobediencia grave en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana y que implican una multa de entre 600 y 30.000 euros en función de la gravedad de la conducta. "Son cantidades cuantitativamente potentes y hará pensar a quien incumpla la norma no volver a hacerlo", subraya.

Por su parte, el delegado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso, se expresa en el mismo tono de advertencia en relación a la prohibición de salir de casa en el puente festivo de San José: “Seguro que la mayoría es consciente de la situación, pero no está de más recordar que los días que se avecinan, por mucho que sean festivos, no pueden entenderse como un 'puente' al uso. Por mucho que se tenga una segunda vivienda en Cantabria, La Rioja, Navarra o Las Landas [Francia], los desplazamientos vacacionales no están entre la excepción a la regla del confinamiento”, asevera.

"Esá prohibido ir a segundas residencias. Si alguien lo hace se va a encontrar un férreo control de la Ertzaintza, le sancionarán y volverá a casa"

Por ello, advierte de que la Guardia Civil va a llevar a cabo controles en “muchas” de las localidades de estas comunidades limítrofes con el País Vasco, “y si no se demuestra razón de fuerza mayor para viajar se les va a mandar de vuelta a todos” a sus domicilios. Estos operativos de patrullaje en las regiones limítrofes para velar por el cumplimiento de las medidas decretadas por el estado de alarma serán “específicos” en las localidades de “especial atracción turística”, donde se “aglutinan un número relevante” de segundas residencias. “Vamos a ser responsables y solidarios”, afirma Itxaso, quien apela al “civismo y compromiso ciudadano” para evitar que se den estas situaciones de desplazamientos a segundas residencias.

En previsión de que ciudadanos se salten la reclusión, dentro del País Vasco la Ertzaintza y las Policías locales inciden en que realizarán “comprobaciones” para asegurar que se cumple con el confinamiento salvo causa justificada dentro de los supuestos permitidos. Los controles se llevarán a cabo tanto en carretera como en estaciones de transporte colectivo. En estas comprobaciones, se incidirá además en la recomendación del uso individual del vehículo y de que, en caso de viajar una segunda persona, ésta lo haga en el “asiento trasero derecho, respectando la distancia de seguridad”. A este respecto, la Policía autonómica advierte de que podrá acordar el cierre de carreteras o tramos de vía por razones de salud pública, seguridad o fluidez del tráfico, así como la restricción al acceso de determinados vehículos por los mismos motivos.

Foto: Despliegue militar de la Operación Balmis y de la policía en la estación de Atocha en Madrid. (EFE)

“Los ciudadanos estamos llamados a colaborar en la tarea, en la decisiva tarea, de frenar la expansión del coronavirus. No existe, por tanto, ninguna excusa para no cumplir con las restricciones dispuestas por el Gobierno para proteger la salud y la seguridad de los ciudadanos, contener la progresión de la enfermedad y reforzar el sistema de salud pública. A este virus lo paramos si nos quedamos en casa”, remarca Itxaso.

Coronavirus Ertzaintza Guardia Civil Transporte Vacaciones
El redactor recomienda