Alfonso Alonso dimite: "Es imposible seguir si no tengo la confianza de la dirección"
  1. España
  2. País Vasco
ES RECIBIDO CON APLAUSOS POR LA REGIONAL

Alfonso Alonso dimite: "Es imposible seguir si no tengo la confianza de la dirección"

Comunica su decisión en la Junta Directiva regional, donde frena la posibilidad de nuevas fugas en el PP vasco al pedir a los cargos que "se mantengan en sus responsabilidades" y "apoyen" a Iturgaiz

Foto: Alfonso Alonso dimite: "Es imposible seguir si no tengo la confianza de la dirección"
Alfonso Alonso dimite: "Es imposible seguir si no tengo la confianza de la dirección"

Alfonso Alonso ha dimitido como presidente del PP vasco en la tarde de este lunes, según ha comunicado a la Junta Directiva regional después de ser fulminado este domingo por Génova como candidato a lehendakari de cara a las elecciones autonómicas del 5 de abril. El ya expresidente de los populares vascos ha anunciado su decisión al poco de comenzar la Junta Directiva de los populares vascos, en la que se ha abordado el desenlace de la crisis abierta a raíz del acuerdo alcanzado por la dirección del partido para ir en coalición con Ciudadanos y la posterior rebeldía del líder de la formación en Euskadi ante este pacto.

Apenas 24 horas después de ser cortado por Génova en sustitución de Carlos Iturgaiz por su desafío ante la alianza electoral suscrita por la dirección nacional con la formación naranja, Alonso ha dejado todos sus cargos en el partido. Ahora, la actual secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández, asumirá las riendas de la formación en Euskadi de forma interina a la espera de que se nombre a su sucesor en un congreso extraordinario a celebrar después de las elecciones autonómicas de abril.

La decisión de Pablo Casado de sacrificar a Alonso y de recuperar a Iturgaiz, que había dejado la actividad política hace escasos diez meses molesto, precisamente, por la decisión de Génova de relegarle a un puesto secundario en las listas para las elecciones europeas de mayo del pasado año tras 15 años de servicio en Bruselas, ha dejado en una difícil situación al presidente del PP vasco, cuya dimisión estaba en el centro del debate político a nivel interno. A lo largo de esta mañana se han sucedido los rumores sobre su marcha del partido, con voces de su entorno que ya intuían su dimisión como la única salida posible.

Foto: Génova prioriza la absorción de Ciudadanos bajo el PP y sacrifica a Alonso en el País Vasco

Era un secreto a voces, si bien para conocer el desenlace ha habido que esperar a la Junta Directiva regional, que se ha iniciado a las 17.30 horas en Vitoria, y en la que Alonso ha aclarado su futuro ante su equipo nada más comenzar la reunión. El actual líder del PP vasco ha sido recibido con aplausos por su equipo antes de iniciarse la reunión. Con posterioridad a este encuentro, a las 19.00 horas, el ya expresidente popular ha comparecido ante los medios de comunicación para informar del desarrollo de la reunión y de su decisión de abandonar el cargo que asumió en octubre de 2015 en sustitución de Arantxa Quiroga, muy cuestionada a nivel interno. Curiosamente, el exministro de Sanidad decidió coger las riendas del partido ante la fractura interna existente y que se llevó por delante a su antecesora.

"No cuento con la confianza de la dirección y así es imposible seguir ostentando esta responsabilidad", justifica Alonso, que evita arremeter contra Casado

Ha sido una comparecencia en la que Alonso no ha evitado emocionarse por momentos, con los ojos rojos y vidriosos a punto de derramar lágrimas. Y Alonso, en su última comparecencia tras 40 años dedicado a la labor política, ha querido irse del partido y de la política sin alzar la voz contra el partido que le ha fulminado. Ha sido muy claro en su explicación sobre los motivos: "No cuento con la confianza de la dirección y en esa circunstancia es imposible seguir ostentando esta responsabilidad". Pero, más allá, no ha querido entrar al trapo y cargar contra Génova. Así, ha evitado en un par de ocasiones arremeter contra Casado o lamentar una posible deslealtad de la dirección del partido hacia su persona tras décadas de servicio al partido en diferentes cargos políticos e institucionales. "Es mi último día. ¿Para qué voy a meterme en estas cosas? No puedo entrar en eso", ha justificado su postura de no agresión.

Durante la mañana, tanto Alonso como su entorno más próximo han guardado silencio de forma pública ante el anunciado desenlace a la crisis abierta a raíz del pacto con Ciudadanos y la actitud mostrada por el presidente del PP vasco, que se rebeló al verse apartado de las negociaciones con la formación naranja y tras considerar “inasumible” el contenido del acuerdo, del que no había tenido constancia, con las "cesiones" otorgadas al partido de Inés Arrimada con dos puestos de salida en Vizcaya y Álava pese a su nulo peso institucional en el País Vasco. Sus críticas a las formas y el fondo del acuerdo es compartida por la mayoría de la Junta Directiva, que, como ha agradecido Alonso en su despedida, le ha mostrado su "apoyo" con "palabras de cariño y afecto". "Sé que tengo su respaldo y apoyo pero no cuento con la confianza de la dirección nacional del partido. En estas circunstancias no es razonable seguir en la presidencia", ha remarcado para defender una decisión "firme e irrevocable".

Alonso frena la posibilidad de nuevas fugas en el PP vasco al pedir a los cargos que "se mantengan en sus responsabilidades" y "apoyen" a Iturgaiz

Los rumores durante el día sobre las dimisiones en el PP vasco no se limitaban a Alonso, sino que también implicaban a otros nombres de la cúpula vasca, ya que se especulaban con que podrían dejar igualmente el partido ante el profundo malestar que ha generado la actuación de Casado, que ha acabado por sacrificar a última hora a quien contaba con el respaldo mayoritario del PP vasco de cara a liderar las listas a las elecciones vascas del 5 de abril. Sin embargo, no ha habido más bajas dentro del PP vasco. Además, el propio Alonso, como ha reconocido, ha querido frenar la posibilidad de nuevas fugas al pedir a los miembros de la Junta Directiva que "se mantengan en sus responsabilidades" y "apoyen" a Iturgaiz de cara a las elecciones vascas.

"Comprendo el afecto, la emoción del día, pero les he pedido que se mantengan en sus responsabilidades, que trabajen duro y que apoyen a Iturgaiz", ha aseverado Alonso, que abandona la política pero sigue perteneciendo al PP, ya que no se da de baja del partido. Según ha afirmado, seguirá defendiendo su "compromiso con el PP, con el País Vasco y con España" en su nueva y desconocida etapa, ya que ha asegurado no saber "en qué va a consistir todavía la nueva etapa" que ahora afronta tras 40 años "fructíferos" al servicio del partido.

Alonso bromea con los periodistas tras su intervención en la sede del PP de Vitoria. (EFE)
Alonso bromea con los periodistas tras su intervención en la sede del PP de Vitoria. (EFE)

Él, por su parte, ha deseado "lo mejor" al nuevo candidato a lehendakari del PP vasco. Lo ha hecho de forma pública, en su comparecencia de despedida, pero también personalmente al propio Iturgaiz, a quien telefoneó este domingo después de que Casado le comunicara la decisión de prescindir de él y de que Génova diera a conocer el nombre de su sustituto al frente de la lista para las autonómicas de abril. Alonso ha defendido la idoneidad de la alianza electoral con Ciudadanos pero ha justificado su postura crítica de las últimas horas porque siempre ha sido "celoso en la defensa del proyecto político del PP vasco", que, según ha remarcado, "se ganó su mayoría de edad hace mucho tiempo" para defender su planteamiento político. A este respecto, ha asegurado que "no podemos renunciar" dentro de la confluencia electoral con la formación naranja a "nuestro carácter esencial, nacido de la tierra". "El proyecto tiene que surgir dentro de la sociedad vasca", ha constatado de forma elocuente para dejar constancia que defender estas ideas ha sido su "empeño" en "las últimas semanas y días".

Y esta defensa ha sido su tumba política. Alonso ha reconocido las diferencias con la dirección que preside Casado, con discrepancias que alcanzan no solo en torno a los proyectos políticos que se defienden desde Madrid y Vitoria, ya que la "colisión" también se da "entre dos formas de entender la política y el funcionamiento de nuestro partido". No obstante, ha defendido que "siempre he actuado desde la lealtad" al partido. Aunque también ha matizado: "Siempre he querido ser leal y fiel al proyecto del PP vasco", ha remarcado, reconociendo "errores" en su trayectoria política. "No estoy libre de error en absoluto", ha enfatizado.

Foto: Iturgaiz, de ser cortado para las europeas a pedir el voto contra "el fasciocomunismo"

En su despedida, Alonso ha realizado, embargado por la emoción, un breve recorrido por su trayectoria política desde que se afilió a los doce años a la democracia cristiana, al PDP (Partido Demócrata Popular), cuando este partido "tenía muy pocos votos" (no ha evitado al respecto tirar un pulla al partido de Inés Arrimadas al afirmar que "tenía tan pocos votos como Ciudadanos aquí, incluso menos"). Es en este partido donde comenzó la militancia política de Alonso, y que ha estado "jalonada por sucesos muy trágicos" con los asesinatos de ETA, lo que "incrementó nuestro compromiso con las libertades" hasta entrar como concejal en en el Ayuntamiento de Vitoria. Se inició así una carrera que le ha llevado a la Alcaldía de la capital alavesa, al Congreso de los Diputados, al Gobierno de España, al Parlamento Vasco y a la dirección del PP en Álava y el País Vasco. "He terminado una etapa política larga, fructífera y llena de cosas", ha subrayado antes de cerrar de forma definitiva su trayectoria política.

El presidente del PP pretendía cobrarse la cabeza de Alonso, con quien ha mantenido una permanente falta de sintonía (cuando no enfrentamiento) desde su llegada al liderazgo del partido –Alonso fue uno de los principales apoyos que tuvo Soraya Sáenz de Santamaría en el proceso interno para suceder a Mariano Rajoy–, pero la falta de un candidato de garantías ante un inminente proceso electoral le había llevado a confirmar hace apenas unos días su nombre como candidato a lehendakari. Y lo hizo no sin mucho suspense, después de que la dirección del partido rechazara en varias ocasiones ratificarle como candidato. Ahora, la rebelión de Alonso ante el acuerdo con Ciudadanos ha motivado que Casado le fulmine y recupere a Iturgaiz para la vida política.

Foto: Iturgaiz califica de "insólita" la sustitución de Alonso pero reivindica la coalición con Cs

Ante el silencio de Alonso y su entorno hasta la celebración de la Junta Directiva regional, quien sí se ha pronunciado es el ya confirmado nuevo candidato del PP a lehendakari en varias entrevistas y en declaraciones a los medios de comunicación en Getxo. En su estreno, Iturgaiz ha defendido una aproximación a Vox, con quien ha asegurado compartir varios de sus postulados. Así, ha garantizado que los populares vascos "van a defender muchas de las cosas que defienden ellos", en alusión al partido de su "amigo" Santiago Abascal. A este respecto, ha pedido el apoyo a "la gente que ha votado a Vox", ya que, según ha asegurado, "van a estar cómodos" con su presencia al frente de la coalición que suma al PP y Ciudadanos en torno a la "defensa de España" en el País Vasco.

También se han pronunciado de forma pública dentro del PP vasco varias personas afines a Casado, como la presidenta del partido en Vizcaya, Raquel González, o quien fuera candidato al Congreso por Guipúzcoa en la doble cita de las generales, Iñigo Arcauz, quienes han avalado la decisión adoptada por el presidente del partido de cortar a Alonso ante su actitud de rebeldía y han abrazado la llegada de Iturgaiz. Por contra, el hasta hace un mes escaso presidente del partido en Guipúzcoa y portavoz en el Parlamento Vasco, Borja Sémper, que decidió abandonar la política para dedicarse a la empresa privada estando arrinconado por Génova, ha sido crítico con la decisión de la dirección de Madrid.

La Junta Directiva cierra filas en torno a Carlos Iturgaiz, pero la mayoría de los miembros insiste en que Alfonso Alonso era "el mejor candidato posible"

En este ambiente se ha celebrado la Junta Directiva regional, que ha transcurrido en un ambiente de emotividad, con palabras de reconocimiento a la figura de Alonso por parte de miembros de la Ejecutiva vasca. Ha sido una reunión corta, de apenas 45 minutos, en la que no han faltado las lágrimas, según han reconocido cargos del PP. "Ha sido todo muy emotivo", recalcan. Ha aflorado la emotividad y, por contra, no ha habido ninguna crítica a la actitud de Alonso a pesar de que hay alguna voz que le reprocha su actitud de los últimos días y que es vista como un "desafío" a la dirección nacional. Los posibles reproches se han obviado para dar paso a los aplausos y al reconocimiento a su figura con las intervenciones del exdiputado general en Álava, Ramon Rabanera, el exdelegado en el Gobierno Javier de Andrés y el histórico Alfredo Marco Tabar.

Y más allá del apoyo a Alonso, se daba por seguro que, una vez sacrificado ya el líder del partido como aspirante a lehendakari, la Ejecutiva del PP vasco iba a cerrar filas en torno a Iturgaiz dada la trascendencia de las elecciones vascas, donde los populares se juegan caer en la irrelevancia política en pleno declive electoral. Y así ha sido, con el llamamiento expreso del ya exlíder de los populares vascos en este sentido. En todo caso, este respaldo ya se había podido constatar en los prolegómenos del encuentro, donde los diferentes cargos del PP que han realizado declaraciones a la multitud de medios de comunicación congregados en la sede del PP en Vitoria han coincidido en mostrar su apoyo al que fuera presidente de la formación en Euskadi entre 1996 y 2004 de cara a la cita con las urnas del 5 de abril. Apoyo generalizado sí, pero sin obviar también en su mayoría que Alonso era "el mejor candidato posible", tal y como han evidenciado el líder de los populares alaveses, Iñaki Oyarzabal, o Rabanera, entre otros.

Partido Popular (PP) Alfonso Alonso Pablo Casado Ciudadanos Parlamento Vasco Noticias de País Vasco Resultados elecciones vascas
El redactor recomienda