DIRECTOR DE RELACIONES INSTITUCIONALES DE EY

Mensaje de Sémper al PP en su adiós: "Me incomoda hacer del adversario un enemigo"

El dirigente popular niega que las "discrepancias" con Génova estén detrás de su abandono de la política: "Responde a la necesidad de darle a mi familia otro entorno y de explorar la empresa privada"

Foto: Sémper, junto a su pareja, Bárbara Goenaga, en la sede del PP durante su comparecencia de este martes. (EFE)
Sémper, junto a su pareja, Bárbara Goenaga, en la sede del PP durante su comparecencia de este martes. (EFE)

A las puertas de las elecciones generales del pasado noviembre, un alto dirigente del PP vasco dejaba entrever la marcha de Borja Sémper de la política. “No sé cuánto aguantará más”, apuntaba 'off the record', a título personal. La decisión de Génova de volver a imponer como candidato a Iñigo Arcauz en contra del criterio del presidente del partido en Guipúzcoa era interpretada como una nueva afrenta de la dirección del partido, con quien había mantenido varios desencuentros públicos tras la llegada de Pablo Casado al liderazgo de los populares.

Poco más de dos meses después, Sémper ha oficializado, con una comparecencia en la sede del PP en San Sebastián, su marcha de la política tras 25 años como dirigente del partido. Y se va sin atribuir la decisión a “posibles discrepancias” con Génova —“no tiene nada que ver”, ha asegurado— y sin alzar la voz contra la dirección del partido, con la que ha asegurado sentirse "extraordinariamente cómodo”. La decisión de abandonar la política, según ha aseverado, “responde única y exclusivamente, o mayoritariamente, a la necesidad de darle a mi familia otro entorno y otras perspectiva, y de explorar también otra forma de vida, de transitar por la vida, en la empresa privada”, desde el puesto de —como ha desvelado— director de Relaciones Institucionales de la consultora internacional EY —una de las 'big four', las cuatro principales firmas del sector—.

Lo deja sin reproches a la dirección del partido, pero, en todo caso, sí ha dejado constancia de su “incomodidad” con la actual política española de “confrontación”, en un claro mensaje dirigido, aunque sin citarla de forma expresa, a la estrategia de Casado, con la que choca abiertamente. “Me incomoda mucho el clima de confrontación permanente en la política. No lo puedo ocultar y no quiero, además. Me incomoda. Me apasiona la discrepancia, pero rechazo el enfrentamiento gratuito, el convertir al adversario en un enemigo”, ha subrayado Sémper, que se despide de la política con la "amarga sensación de que la política transita por un camino poco edificante".

En todo caso, Sémper ha querido desligar este manifiesto rechazo a la actual forma de hacer política en España y sus evidentes discrepancias con Casado de su decisión de dejar atrás 25 años al servicio del PP. "En mi despedida, no quiero dar pie a otras interpretaciones", ha señalado, para insistir en que "no hay más lecturas" en este fin de ciclo político que las cuestiones familiares y las laborales con su incorporación a la empresa privada. "No hay otras circunstancias que hayan provocado que esta etapa se acabe. Es verdad que es inevitable, y lo entiendo, que por mi personalidad y perfil, se pueden hacer otro tipo de análisis y elucubraciones, pero esta decisión responde a la necesidad de darle a mi familia otra perspectiva y de explorar otra forma de vivir fuera de la política", ha remarcado.

Sémper, emocionado por momentos, en su rueda de prensa para anunciar su adiós de la política. (EFE)
Sémper, emocionado por momentos, en su rueda de prensa para anunciar su adiós de la política. (EFE)

En su rueda de prensa de despedida, Sémper ha evitado cualquier crítica o confrontación con el partido, a pesar de admitir "discrepancias". Al respecto, ha asegurado que un partido "no es una secta" sino "un lugar donde se comparten principios fundamentales" y donde "las discrepancias y los choques deberían ser saludados como algo sano". Ahora bien, ha negado sentirse "ninguneado" por la dirección del PP pese a los diversos desplantes, que tuvieron su punto culminante cuando Casado volvió a apostar por Arcauz para liderar la plancha de Guipúzcoa en las pasadas elecciones generales, pese al contundente rechazo del ya exdirigente popular, que incluso protestó ante Génova por imponer a un candidato que no reunía el "perfil ético" que exige el partido, en alusión a sus supuestas deudas contraídas en su vida laboral. "No me he sentido ninguneado. Nunca. En absoluto. Me siento muy respetado y muy querido", ha subrayado.

No ha quiero alzar la voz, pero su "franqueza" sí le ha llevado a criticar la actual "deriva" de la política española dentro de una "reflexión general" que, como ha querido dejar constancia, "no es una crítica a nadie en concreto", pese a estar claros sus destinatarios. "El clima político en general que preside la política española no es el que me gusta. Yo siempre he creído que el adversario es eso, un adversario, no un enemigo. Y además del fondo, es fundamental preservar la forma, que no dejemos de tratarnos con respeto, porque eso es lo que proyectamos a la sociedad y porque en la política y en la democracia la discrepancia no es solo sana sino es necesaria. Pero no la bronca y el enfrentamiento", ha aseverado.

En esta línea, ha defendido que "la dialéctica política, la que nos lleva a debates encendidos, es la que tiene que ser alentada, pero no la política de trincheras, esa política que se empeña en levantar muros". Sin embargo, ha lamentado que la confrontación es "el camino por el que empieza a transitar la política española de manera preocupante", por lo que ha reclamado "poner pie en pared" para "corregir esta deriva". "Pero no es, insisto, lo que determina el fin de mi carrera política ni mucho menos", ha enfatizado ante "una decisión que no es fácil pero sí necesaria para mi familia". "Me voy porque, de verdad, necesitamos familiarmente emprender otros retos", ha zanjado.

Sémper no ha podido evitar emocionarse durante la comparecencia, en la que ha estado arropado por su pareja, la actriz Bárbara Goenaga, si bien no ha estado presente nadie del núcleo duro del PP vasco

Sémper no ha evitado por momentos emocionarse durante la comparecencia para anunciar su despedida de la política, en la que ha estado arropado por su pareja, la actriz Barbara Goenaga, y por varios compañeros del partido, si bien no ha estado presente nadie del núcleo duro del PP vasco. Así, a la sede del PP de San Sebastián no ha acudido el presidente de los populares vascos, Alfonso Alonso, quien le trasladó "su afecto y comprensión" cuando Sémper le comunicó su decisión de emprender una nueva etapa personal fuera de la política. El mismo "afecto y comprensión" que, según ha precisado, le transmitió Pablo Casado.

El hoy portavoz del PP en el Ayuntamiento de San Sebastián y en el Parlamento vasco, que se ha despedido uno por uno de los periodistas presentes en una sala a rebosar, dejará en las próximas fechas todos sus cargos antes de asumir en febrero el cargo de director de Relaciones Institucionales de la consultora EY, según ha confirmado la propia multinacional, que ha enmarcado su incorporación como "un paso más en la política de atracción del talento y posicionamiento público" de la consultora, "uno de los ejes centrales de su estrategia de crecimiento en España".

Ante los medios, Sémper, enfrentado abiertamente a la número 2 del partido Cayetana Álvarez de Toledo, ha agradecido el "respeto" y el "afecto" recibido tras anunciar que pone "fin a un ciclo" en una decisión que, según ha remarcado, "tenía que tomar". También ha tenido palabras para la 'izquierda abertzale' y a ETA, quien le puso en la diana como hizo en su momento con Gregorio Ordóñez, cuyo asesinato impulsó a Sémper a implicarse de forma activa en la política. "Con otros con los que me he cruzado a lo largo de mi trayectoria política —no entraré en detalles—, me he enfrentado o les he padecido durante años. A ellos les digo que en mí no encontrarán rencor, pero tampoco tendrán olvido. Quiero decirlo con absoluta sinceridad y humildad: no pudieron matarme, pero tampoco pudieron amargarme la vida'", ha asegurado el dirigente popular.

Trayectoria

Borja Sémper Pascual (Irún, 1976), licenciado en Derecho por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), milita en el PP vasco desde los 17 años y accedió a su primer cargo público en 1995, cuando fue elegido concejal en Irún (Guipúzcoa), una localidad en la que, a partir de 1999, fue teniente de alcalde y delegado de Urbanismo.

Mensaje de Sémper al PP en su adiós: "Me incomoda hacer del adversario un enemigo"

Parlamentario vasco desde 2003, se convirtió en portavoz en la cámara vasca tras la crisis de 2013 que acabó con el abandono de la política de la expresidenta del PP vasco Arantza Quiroga. En 2009 fue elegido presidente del PP de Guipúzcoa con cerca del 95 % de los votos y desde entonces ha encabezado a los populares guipuzcoanos sin apenas oposición.

Bárbara Goenaga sigue con atención la comparecencia de Sémper. (EFE)
Bárbara Goenaga sigue con atención la comparecencia de Sémper. (EFE)

Tras intentar dos veces convertirse en diputado en las elecciones generales de 2015 y 2016, en las que su partido no obtuvo representación en Guipúzcoa, Sémper encabezó el pasado año la lista del PP a la alcaldía de San Sebastián y logró mantener los tres concejales que tenía, en un contexto de retroceso general de las candidaturas populares.

En la actualidad desempeña los cargos de portavoz del PP en el Parlamento vasco, concejal en San Sebastián y presidente del partido en Guipúzcoa.

Durante el congreso del PP en julio de 2018, Sémper, como toda la dirección del partido en Euskadi, apoyó la candidatura de la exvicepresidenta del PP Soraya Sáenz de Santamaría, que resultó derrotada por el actual líder del partido, Pablo Casado.

La incomodidad del dirigente vasco en el seno del nuevo PP de Casado no ha pasado desapercibida y se ha evidenciado en varios encontronazos públicos, como el surgido cuando la Ejecutiva del PP impuso la candidatura de Íñigo Arcauz en las elecciones generales.

Sémper se mostró molesto también con las manifestaciones pronunciadas el pasado mes de septiembre por la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, quien criticó la supuesta "tibieza" de los populares vascos respecto al nacionalismo y cuestionó su apuesta por la foralidad.

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, durante una rueda de prensa. (EFE)
La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, durante una rueda de prensa. (EFE)

"A nosotros nos ha costado sangre, sudor y lágrimas defender la Constitución y una idea de la España plural en el País Vasco y probablemente mientras algunas caminaban cómodamente sobre mullidas moquetas nosotros nos jugábamos la vida defendiendo aquí la Constitución y la convivencia", le replicó entonces el dirigente vasco.

Reacciones a su salida

Miembros del Partido Popular ya han reaccionado a la marcha de Sémper de la política. El portavoz del Grupo Popular en el Senado, Javier Maroto, ha desvelado que el dirigente vasco abandona la política "para estar más tiempo con su familia".

"Hablé ayer con él y es una decisión que ha tomado para no vivir alejado de su familia. Tiene una posición complicada por el trabajo de su mujer. La lejanía en la familia siempre tiene un alto coste personal", ha asegurado en una entrevista en Telecinco.

En este sentido, Maroto ha reconocido que hay ocasiones en las que, "en la vida, hay que poner a la familia por delante de la política". "Él está vinculado al PP y siempre va a estarlo", ha señalado, para después recordar que será el propio Sémper el que desvele las razones de su retirada.

Sémper, durante su comparecencia de este martes para anunciar su adiós a la política. (EFE)
Sémper, durante su comparecencia de este martes para anunciar su adiós a la política. (EFE)

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha deseado este martes a Sémper "lo mejor en la nueva etapa que va a abrir" tras su decisión de abandonar la política, ha reconocido su "valentía en momentos muy complicados en el País Vasco" y le ha trasladado que siempre tendrá "las puertas abiertas del PP".

Críticas desde Vox

Por su parte, el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha afirmado este martes, sobre la decisión del portavoz popular en el Parlamento vasco que "es obvio que en el PP los socialdemócratas son muchos y cada vez más influyentes desde hace 15 años".

Espinosa de los Monteros: "Es obvio que en el PP los socialdemócratas son muchos y cada vez más influyentes desde hace 15 años"

En RNE, el portavoz de Vox ha subrayado su lejanía política con Sémper, al igual, ha dicho, que "con todos los socialdemócratas de cualquier partido", pero le ha reconocido que se haya "jugado la piel en el País Vasco en los años del plomo".

"Desde la distancia ideológica, le agradecemos el tiempo que le ha dedicado a la política en unos años muy difíciles en España, le agradecemos el servicio público y le reconocemos la valentía", ha afirmado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios