PNV GANA EN BILBAO, SAN SEBASTIÁN Y VITORIA

La coalición UPN-PP-Cs arrebata Pamplona a Bildu, que no gana en ninguna capital vasca

En el PNV miraban con temor las últimas encuestas que vaticinaban un sorpaso de Bildu en el Ayuntamiento de Vitoria, pronóstico que finalmente no se ha cumplido

Foto: El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, de EH Bildu (d), y su predecesor en el cargo, Enrique Maya (i), de UPN, candidato de Navarra Suma. (EFE)
El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, de EH Bildu (d), y su predecesor en el cargo, Enrique Maya (i), de UPN, candidato de Navarra Suma. (EFE)

Un tripartito frente a un cuatripartito. Ese es el escenario que dejan las elecciones municipales en el Ayuntamiento de Pamplona, donde el futuro del alcalde de Bildu corre peligro. Navarra Suma, la coalición que lidera UPN y de la que también forman parte PP y Ciudadanos, ha ganado los comicios con 13 ediles y aspira a sacar del poder a los cuatro partidos que facilitaron el gobierno municipal en 2015: la alianza formada por Bildu, Geroa Bai, Aranzadi e Izquierda-Ezkerra, que en esta ocasión tan solo suma nueve concejales. En un consistorio en el que la mayoría absoluta se alcanza con 14 votos, el PSN, con cinco ediles, jugará un papel clave a la hora de elegir entre Joseba Asiron (Bildu) y Enrique Maya (Navarra Suma).

Aunque Bildu sube de cinco a siete concejales, la caída de sus socios dificulta la continuidad de Asiron: Aranzadi-Equo pierde los tres que ha tenido en la última legislatura y se queda sin representación, situación que se repite con Izquierda-Ezkerra y Podemos, que también se quedan fuera del ayuntamiento. Geroa Bai, por su parte, pasa de cinco a dos. De esta forma, la coalición formada por UPN, PP y Ciudadanos, con Enrique Maya como candidato, obtiene tres ediles más que en 2015, lo que la deja a tan solo uno de obtener la mayoría absoluta. Ante este escenario, los socialistas liderados por Maite Esporrín se convierten en la llave para hacerse con el Ayuntamiento de Pamplona.

Bildu no logra el sorpaso en Vitoria

En el PNV miraban con temor las últimas encuestas que vaticinaban un sorpaso de Bildu en el Ayuntamiento de Vitoria, pronóstico que finalmente no se ha producido: el PNV ha quedado primero, con el 23,6% de los votos, el PSE segundo, con el 21,4%, y Bildu tercero, con el 20,5%, resultados que se traducen en siete concejales para los 'jeltzales' y seis para las otras dos formaciones. El actual alcalde, Gorka Urtaran, que en 2015 logró arrebatar la alcaldía al dirigente del PP Javier Maroto, se convierte así en el principal favorito para gobernar la ciudad.

Mientras que en el PNV de Vitoria están de celebración, en el PP de la capital vasca se vive la situación contraria: se queda con tan solo cinco escaños, cuando en 2015 logró nueve, y confirma los malos resultados que cosecharon en este territorio en las pasadas elecciones generales, cuando el propio Maroto se quedó fuera del Congreso. La formación con menos representantes en el ayuntamiento es Elkarrekin Podemos, pero con casi un 10% de los votos pasa de un único concejal a tres.

Aburto roza la mayoría absoluta en Bilbao

En Bilbao, la victoria del PNV ya es tradición. La única incógnita del 26-M pasaba por si el actual alcalde, Jose Mari Aburto, lograría revalidar el cargo con mayoría absoluta, que se fija en 15 ediles. Aunque Aburto ha quedado a un paso de conseguirlo, las elecciones refuerzan igualmente la posición de su partido en la capital vizcaína: con más del 40% del voto, pasa de 13 concejales a 14.

[Buscador: consulte los resultados de su municipio]

El PNV necesitará entonces el apoyo del PSE, que con la candidatura de Alfonso Gil ha logrado mejorar sus resultados, al convertirse en segunda fuerza después de 28 años y subir de cuatro a cinco asientos. Bildu, que había apostado por Jone Goirizelaia, la histórica abogada de ETA que ejerció como letrada de José Ignacio de Juana Chaos y Arnaldo Otegi, solo ha conseguido repetir sus cuatro ediles.

Por detrás quedan Elkarrekin Podemos, que sube de dos a tres asientos por la desaparición de sus antiguos socios de Ganemos Goazen, y el PP, que pierde un concejal y se queda en tres, una caída que sin embargo sabe a victoria: las encuestas apuntaban a un peor resultado para los populares.

El PSE cae en San Sebastián

Pese a mejorar los resultados en gran parte del territorio español, el 'efecto Sánchez' no se ha reflejado en San Sebastián, donde los socialistas pasan de siete asientos a cinco con Ernesto Gasco como candidato. El actual alcalde del PNV, Eneko Goia, sale así reforzado al ganar un concejal más y quedarse con 10, lo que le sitúa como claro favorito a gobernar la ciudad. En 2015, Goia se hizo con el mando de la ciudad gracias al voto en blanco del PSE.

Bildu queda segundo con los mismos seis concejales que logró en 2015, mientras que Elkarrekin Podemos consigue tres ediles, uno más que los que sumaba con Irabazi. El PP, pese a mantener los tres concejales, logra unos resultados que refuerzan a su candidato: Borja Sémper es el único popular que ha conseguido salvar los muebles en una capital vasca.

El PNV y Bildu ganan las forales

En lo que se refiere a las elecciones forales, el PNV y Bildu quedan como primeras fuerzas en las tres provincias. En Guipúzcoa, los 'jeltzales' se llevan 20 junteros, dos más que en los anteriores comicios, siguiéndole de cerca Bildu con otros 18, uno más que en 2015. El PSE se mantiene como el tercer partido más votado, con el 17% de los votos y ocho apoderados (uno menos), quedando en último lugar Elkarrekin Podemos con cuatro representantes (dos menos) y el PP con uno.

En Vizcaya, los partidos quedan en el mismo orden: el PNV gana las elecciones forales con 25 junteros, dos más que hace cuatro años, y Bildu se mantiene como segunda fuerza más votada con un escaño menos que en 2015, sumando así 10. El PSE consigue ocho, uno más que en 2015, mientras que Elkarrekin Podemos es la cuarta fuerza con seis junteros, los mismos que en la anterior legislatura, y el PP pierde dos apoderados, lo que le deja con dos representantes en las Juntas Generales de Vizcaya.

El PNV también gana en Vitoria, con 17 junteros, cuatro más que hace cuatro años, mientras que Bildu queda como segunda fuerza más votada y logra 12 escaños, uno más que en los anteriores comicios. El PSE suma cinco representantes más y se queda con 10, el PP pierde cuatro apoderados y se queda con ocho y Elkarrekin Podemos cierra el listado con cuatro junteros.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios