TRAS EL RECHAZO UNÁNIME DE TODOS LOS PARTIDOS

Bildu retira la iniciativa en la que pedía vetar a PP, Cs y Vox en campaña: "Fue un error"

Denuncia que su contenido se ha "manipulado por aquellos sectores políticos y mediáticos que comparten una estrategia de crispación", pero admite la "falta de claridad" del texto de la proposición

Foto: El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi. (EFE)
El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi. (EFE)

EH Bildu ha retirado la polémica iniciativa que presentó el pasado viernes en el Parlamento vasco para que la Cámara de Vitoria se posicionara en contra de la presencia de los líderes nacionales del PP, Ciudadanos y Vox en la campaña electoral de las generales del próximo 10 de noviembre a raíz del fuerte rechazo que esta propuesta ha generado de forma unánime en todo el arco político vasco, con respuestas que han tildado a la antigua Batasuna de mantener una actitud "nazi". A la hora de justificar su retirada, la coalición 'abertzale' denuncia la "manipulación" que se ha hecho de la propuesta, si bien admite que el texto contenía "una falta de claridad", hasta el punto de reconocer que ha sido un "error" su presentación.

La contundente respuesta a nivel político en contra de la proposición no de ley no se hizo esperar tras conocerse su registro en el País Vasco y, ante el aluvión de críticas que ha suscitado —no ha contado con la complicidad de ningún partido vasco desde el primer momento—, EH Bildu ha tratado de desviar la atención sobre el fondo de su propuesta acusando a algunos medios de "manipular" el contenido de su iniciativa. Pero, si se analiza, la iniciativa dice lo que dice y no deja lugar a dudas.

En su literalidad, la propuesta demandaba que "el Parlamento vasco, teniendo en cuenta la libertad de expresión de la ciudadanía, las asociaciones y los partidos políticos, exige a los partidos que apenas tienen apoyo social, político e institucional en el País Vasco que no utilicen durante la campaña el territorio vasco con el objetivo de obtener votos fuera de aquí, y que no tensionen la convivencia causando incidentes o momentos violentos”. Sin embargo, la justificación de motivos de la iniciativa, donde EH Bildu arremetía con contundencia contra los líderes de PP, Ciudadanos y Vox por sus últimas visitas al País Vasco, con alusiones concretas a unos actos políticos que, a su juicio, solo buscaban "tensionar" y "confrontar" a la sociedad vasca, dejaba bien a las claras las pretensiones de la coalición 'abertzale": que el Parlamento vasco exigiera a Pablo Casado, Albert Rivera o Santiago Abascal que no acudiesen al País Vasco durante la campaña electoral de cara a las generales del próximo 10 de noviembre a la vista de la "provocación" de sus anteriores visitas.

La iniciativa, de ningún efecto práctico pero sí de gran trascendencia a nivel político, por tratarse de un pronunciamiento oficial del Parlamento vasco en contra de la presencia de los líderes de los partidos de la derecha en campaña, se registró en la Cámara de Vitoria el viernes, coincidiendo con el último pleno de política general de la legislatura en el País Vasco, donde el próximo año se celebrarán elecciones autonómicas, y una vez consumado el fracaso de las negociaciones para la investidura del presidente en funciones, Pedro Sánchez. Ahora, la propuesta se ha retirado el primer día hábil tras su presentación, una vez que EH Bildu ha visto no solo que estaba abocada al más absoluto de los fracasos sino que ha suscitado fuertes críticas también en el PNV y Podemos, sus aliados en cuestiones de corte nacionalista en el Parlamento vasco. El parlamentario 'jeltzale' Luis Javier Tellería la ha calificado de "delirante" y el representante de la formación morada José Ramón Becerra ha censurado que la proposición pone en riesgo “derechos fundamentales”.

Bildu anuncia su retirada el primer día hábil tras su registro después de que el PNV la haya tildado de "delirante" y Podemos haya censurado que pone en riesgo "derechos fundamentales"

En la proposición no de ley presentada para su debate en el Parlamento vasco, la antigua Batasuna justificaba que se reclamara el veto a la derecha nacional durante la próxima campaña electoral, ya que “en los últimos tiempos se está imponiendo en el Estado español una manera perversa de hacer política y comunicar que toma el País Vasco como objetivo y excusa para obtener votos fuera del País Vasco mediante la provocación y la tensión social”. Más en concreto, reflejaba que los últimos actos organizados por estas formaciones en el País Vasco y Navarra estaban encaminados a "poner en riesgo la convivencia de la ciudadanía tomando como excusa la libertad de expresión”. Incluso censuraba que sus actos de campaña “ni son asépticos ni son un libre ejercicio de la libertad de expresión”, sino que se tratan de “una astuta artimaña de comunicación que pervierte este principio”.

El texto fue fuertemente criticado por el resto de partidos vascos por constituir un intento de vetar la presencia de PP, Ciudadanos y Vox en el País Vasco durante la próxima campaña. Ahora, visto el rechazo unánime que ha generado la propuesta, EH Bildu ha decidido su retirada. Y lo hace denunciando que su "contenido se ha obviado, cuando no manipulado, por aquellos sectores políticos y mediáticos que comparten una estrategia de crispación y enfrentamiento que la inmensa mayoría de la sociedad vasca rechaza", según señala en un comunicado para dar cuenta de su decisión.

Nuestro objetivo nunca ha sido poner en entredicho el derecho a la participación política en nuestro pueblo", trata de justificar. La "discusión", según precisa, "quería ser y es otra: la instrumentalización de la provocación para buscar réditos electorales, como ocurrió en la campaña electoral del 28 de abril" en municipios como Rentería (Guipúzcoa) y Alsasua (Navarra), durante actos de Ciudadanos, o en San Sebastián y Bilbao, con los mítines de Vox. En la propuesta ahora retirada, la antigua Batasuna también cargaba contra el PP por participar en el acto de Alsasua y por la presencia de su presidente en esta localidad para realizar una entrevista con un medio nacional en el bar donde comenzó la agresión contra dos guardias civiles y sus parejas por la que ocho jóvenes han sido condenados a penas de entre dos y 13 años de prisión.

Bildu admite su "error", pero dice que "el contexto electoral no es el mejor para debatir con serenidad" la "verdadera naturaleza" de su propuesta

Para justificar su retirada a las primeras de cambio, alega que "el contexto electoral no es el mejor para que se pueda debatir con serenidad y sin condicionamientos externos la verdadera naturaleza" de su propuesta, toda vez que el escenario previo al 10 de noviembre "favorece una dinámica interesada para la manipulación e instrumentalización" de la proposición no de ley que firma el parlamentario 'abertzale' Unai Urruzuno. No obstante, asume que el texto presentado adolece de "falta de claridad", por lo que la presentación de la iniciativa ha sido un "error" que era necesario subsanar. EH Bildu reconoce incluso que la decisión de retirar la proposición demuestra que la formación "es capaz de rectificar y reconocer sus errores".

En todo caso, en su intento de justificar el registro de la iniciativa, la coalición 'abertzale' traslada que las elecciones del 10 de noviembre "son el marco en el que, desde el respeto a la libertad de expresión y de organización política de todos, se deben derrotar las tesis e ideas autoritarias y recentralizadoras que representan el ‘trifachito’ y sus terminales mediáticas".

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios