Es noticia
Menú
La M-50 verde: 200 km de pistas forestales y vías pecuarias que unirán 25 municipios
  1. España
  2. Madrid
MEDIO AMBIENTE

La M-50 verde: 200 km de pistas forestales y vías pecuarias que unirán 25 municipios

Ya se han construido 50 kilómetros, se han plantado más de 72.000 árboles y arbustos y se han acondicionado 18 áreas de biodiversidad

Foto: La consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, Paloma Martín; el director general de Biodiversidad y Recursos Naturales, Luis del Olmo, y técnicos de la dirección general. (Comunidad de Madrid)
La consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, Paloma Martín; el director general de Biodiversidad y Recursos Naturales, Luis del Olmo, y técnicos de la dirección general. (Comunidad de Madrid)

La primavera del año 2012 fue la fecha fijada para inaugurar el último tramo de la autopista de circunvalación M-50 que iba a unir las autovías A-1 y A-6, junto con la M-607, en el norte de la Comunidad de Madrid, para cerrar por completo el perímetro del cinturón que comunica por carretera las principales ciudades del área metropolitana de la región. En 2008, en marzo, el consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad, Manuel Lamela, explicaba que, para proteger la zona natural del Monte de El Pardo, este tramo contaría con tres túneles. Una década más tarde, el único anillo metropolitano que avanza con buen ritmo es vegetal, su trazado se ha diseñado casi parejo al de la M-50 y se llama Arco Verde. El asfalto nunca llegó a dejar huella en el Monte de El Pardo.

El Arco Verde, previsto que se finalice en 2027, quiere conectar el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, el Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama y su entorno, y el Parque Regional del Sureste. El pasado mes de marzo, la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, Paloma Martín, recordaba que este proyecto "no es simplemente una plantación de árboles". Se trata de un corredor para “vertebrar y cohesionar, a través de una gran infraestructura verde, la protección del territorio y la biodiversidad, marcando el camino de lo que en el futuro será una malla cada vez más tupida de corredores ecológicos, que extenderá la conectividad ambiental al conjunto de la región".

placeholder Mapa del Arco Verde previsto para inaugurar en 2027. (Comunidad de Madrid)
Mapa del Arco Verde previsto para inaugurar en 2027. (Comunidad de Madrid)

Con 50 kilómetros construidos de los 200 previstos en el proyecto, que unirán a través de una senda verde a 25 municipios de la región, ya se han plantado más de 72.000 árboles y arbustos, se han acondicionado 18 áreas de biodiversidad e instalado cuatro láminas de agua y 55 infraestructuras para mejorar los hábitats de las aves. Los primeros trazados y actuaciones se pueden comprobar en las localidades de Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Madrid, Boadilla del Monte, Pozuelo de Alarcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Pinto, Paracuellos de Jarama y San Fernando de Henares.

¿Cómo se realiza esta conexión verde?

Pistas forestales, caminos públicos, vías pecuarias y sendas ecológicas servirán para conectar los tres grandes parques regionales con espacios periurbanos como Polvoranca o Bosquesur y áreas forestales como Valdelatas y dar forma a Arco Verde, que ya muestra su primeros brotes en, por ejemplo, Fuenlabrada, donde se ha acondicionado la vía pecuaria paralela al arroyo Culebro, a su paso por La Pollina, para conectar la zona con Bosquesur.

En el monte de Valdelatas (continuación de El Pardo y situado entre los términos municipales de Madrid y Alcobendas), y en el monte Dehesa Boyal (San Sebastián de los Reyes), se han mejorado las pistas forestales, crecen nuevas especies de árboles, diferentes parcelas de monte se han asilvestrado y se ha incrementado el número de especies animales para mejorar la biodiversidad.

placeholder Varios técnicos mirando el mapa del Arco Verde. (Comunidad de Madrid)
Varios técnicos mirando el mapa del Arco Verde. (Comunidad de Madrid)

Otro ejemplo de actuaciones que ya dan forma a Arco Vede está en la Cañada Real de la capital, donde se ha restaurado el tramo de vía pecuaria en el Arroyo Valchico, que formará un corredor ecológico que conectará el perímetro verde metropolitano con la Casa de Campo y, a su vez, con el entorno de Boadilla del Monte.

El director general de Biodiversidad y Recursos Naturales de la Comunidad, Luis del Olmo, explica a El Confidencial que “Arco Verde es un proyecto que se plantea en la presente legislatura con el fin de poner en valor el esfuerzo realizado en la recuperación y mantenimiento de nuevas zonas verdes, sobre todo en la zona sur de Madrid”. Arco Vede no es sólo un escaparate vegetal. “Se quieren crear áreas de biodiversidad para poder recuperar e introducir en nuestras ciudades y municipios la diversas especies que se han pedido en los últimos años. Por ejemplo, se están recuperando especies de anfibios en estanques del Cerro de la Cantueña”, que conectará el norte de Parla con Arco Verde.

Según Del Olmo, “estamos trabajando con grupos conservacionistas en proyectos piloto para poder introducir especies de aves como el cernícalo primilla o la lechuza común. Se trata de facilitar a la ciudadanía la cercanía con la naturaleza y que esta no sólo sea un objeto de observación cuando vamos a la sierra o a los espacios protegidos”. Arco Verde pretende que el contacto con la naturaleza “sea un hecho cotidiano y por eso es un proyecto que nace con vocación de perdurar en el tiempo”. Las previsiones apuntan a que “la estructura principal de Arco Verde estará realizada entre esta y la próxima legislatura, gracias al trabajo de voluntarios, conservacionistas, asociaciones, centros de educación ambiental, colegios oficiales, investigadores y la participación de empresas que realizan las actuaciones”.

La primavera del año 2012 fue la fecha fijada para inaugurar el último tramo de la autopista de circunvalación M-50 que iba a unir las autovías A-1 y A-6, junto con la M-607, en el norte de la Comunidad de Madrid, para cerrar por completo el perímetro del cinturón que comunica por carretera las principales ciudades del área metropolitana de la región. En 2008, en marzo, el consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad, Manuel Lamela, explicaba que, para proteger la zona natural del Monte de El Pardo, este tramo contaría con tres túneles. Una década más tarde, el único anillo metropolitano que avanza con buen ritmo es vegetal, su trazado se ha diseñado casi parejo al de la M-50 y se llama Arco Verde. El asfalto nunca llegó a dejar huella en el Monte de El Pardo.

Madrid