Es noticia
Menú
Madrid Destino 'censura' un filme financiado por ellos sobre la precariedad de la empresa
  1. España
  2. Madrid
Residencias Matadero

Madrid Destino 'censura' un filme financiado por ellos sobre la precariedad de la empresa

Sin nueva fecha de estreno, la cinta se somete a una "censura previa" por parte de las responsables del programa

Foto: Cartel del Documental. (Saioa Olga González)
Cartel del Documental. (Saioa Olga González)

Todo estaba preparado para que este lunes 31 de enero se estrenara el sexto y último documental de Saioa Olga González. Primero le comunicaron que la fecha tendría que retrasarse, pues la única persona que podía responsabilizarse de la actividad dio positivo en covid. Después vinieron los problemas: sus superiores le pidieron visualizar el documental antes del estreno y explicaciones sobre su temática, y criticaron la aparición de varias personas vinculadas al sindicato CNT Madrid que hablaban de las condiciones laborales de la empresa. El título también les llamó la atención: “Madrid Destino Cultura Turismo y Negocio, S.A.”. La joven cineasta, beneficiaria de una beca en el Centro de Residencias de Matadero, uno de los enclaves gestionado por Madrid Destino, considera que están ejecutando una especie de censura previa sobre su creación.

Madrid Destino es la empresa municipal dedicada a la gestión cultural, turística y de espacios y eventos, de la que González es beneficiaria de una residencia artística. “Este documental surge de cuestionar la relación laboral (en forma de beca) que nos une, así como de prestar atención a la situación de conflicto que las compañeras del sector llevan denunciando desde hace años”. Su experiencia personal es suficiente para testimoniar la precariedad en Madrid Destino, sin ni siquiera llegar a los testimonios que introduce en la cinta ahora vetada: “He conocido esta empresa y sus conductas habituales a raíz de esta residencia de seis meses, durante la cual, la limitación laboral del personal contratado para su gestión ha sido manifiesta, hasta el punto de comprometer los objetivos contractuales de la propia beca”, en sus propios términos.

placeholder Publicación en Instagram de la residencias del matadero. (Matadero)
Publicación en Instagram de la residencias del matadero. (Matadero)

Conocedora de los entresijos que vertebran Madrid Destino, la documentalista es concisa cuando se refiere a las irregularidades que explica el documental: “Prácticas abusivas como la gestión por la amenaza a personal laboral con diversidad funcional, o como las jornadas laborales superiores a las ocho horas, o como la cantidad ingente de contratos en fraude de ley denunciados y reconocidos por la legislación, a lo que se suma la alta temporalidad y escasez de personal”. Madrid Destino no ha respondido a las preguntas de El Confidencial, limitándose a enviar un documento que recoge el convenio laboral de la empresa.

Sin saber aún la fecha y con serias dudas de si el estreno tendrá lugar, sería el Centro de Residencias artísticas de Matadero, situado en la Nave 16, el lugar en el que cualquier interesado podría visualizar la ahora tan controvertida creación de González. “Imagino que mi ejercicio artístico fundamentado en la denuncia de la práctica empresarial sostenida no me ayuda a encontrar trabajo”, reflexiona la directora novel. Si Madrid Destino le cerrara las puertas por su desempeño laboral y crítico, la joven artista no podría trabajar en centros como el Teatro Español, el Teatro Circo Price, Conde Duque, Cineteca Madrid, CentroCentro Cibeles y, cómo no, Matadero Madrid, todos ellos centros gestionados por la empresa municipal.

placeholder Publicidad del documental en la web del Matadero antes de que lo censuraran.
Publicidad del documental en la web del Matadero antes de que lo censuraran.

Alta subcontratación

Pese a que algunas personas de la sección de CNT Madrid sí han participado en el documental, ninguna de los trabajadores subcontratados aparece en la cinta. Tienen miedo a represalias laborales. Una de estas personas, que prefiere mantenerse en el anonimato, afirma que su contrato establece la prestación de 62 horas mensuales y, en realidad, suele hacer unas 80, aproximadamente: “No llegamos a los 500 euros y nuestro contrato es de obra y servicio, aunque realmente está en fraude de ley porque realizamos un trabajo estructural para Madrid Destino”, afirma esta empleada dedicada a la acomodación. Montajes Escénicos Globales, la empresa en la que trabaja, carece de convenio propio, por lo que su regulación se establece en los mínimos exigidos por el Estatuto de los Trabajadores.

“Siempre hacemos horas de más que, supuestamente, compensan cada tres meses", explica

Como mínimo, unos 18 trabajadores se encuentran en la misma situación que esta acomodadora: “Siempre hacemos horas de más que, supuestamente, compensan cada tres meses. Lo normal es que nos deban dinero por esas horas extras que se supone que regularizan, pero la empresa aún debe dinero del último trimestre del año pasado. Hay que tener en cuenta que trabajamos todos los festivos y fines de semana”, agrega. Ella misma afirma que se han planteado realizar una reclamación en Inspección de Trabajo, el mismo ente al que acudieron desde CNT Madrid hace años y que, tras una larga lucha en los tribunales, se zanjó con una victoria sindical: los contratos denunciados fueron convertidos en estructurales.

Irregularidades en Madrid Destino

Francisco Montenegro es delegado de la sección de Madrid Destino en este sindicato y uno de los participantes del documental de González. “Esta empresa es un monstruo, un gigante que gestiona numerosos espacios en Madrid y mueve mucho dinero, y su capital es totalmente público”, enuncia. Según sus propios cálculos, “las ocho personas del consejo de administración se embolsarán unos 600.000 euros entre todas cada años, tienen casi 700 trabajadores en plantilla y ni se sabe cuántas subcontratas”. Con esto último, el sindicalista se refiere a todas las funciones subcontratadas por Madrid Destino: acomodadoras, limpieza, seguridad y personal de apoyo de carga y descarga, entre otras.

placeholder Un cartel del documental en la calle. (G.M.)
Un cartel del documental en la calle. (G.M.)

Debido a su presión, hace un tiempo consiguieron que el servicio de taquillas se remunicipalizara, arrebatándoselo a la misma subcontrata que suele encargarse de la acomodación. A ello se suman otras victorias por parte de la sección de CNT Madrid en la empresa: “Conseguimos que les sancionaran porque no respetaban las 12 horas de descanso entre jornada y jornada, así como diversas sanciones económicas y el abuso de la contratación fraudulenta”, esgrime Montenegro. Un dinero que, al fin y al cabo, pagan todos los madrileños de las arcas públicas.

El delegado de la sección aprovecha la ocasión para informar que la empresa estaría aprovechándose de subcontratas para puestos de trabajo que deberían ser cubiertos por trabajadores de Madrid Destino: “Ocurre en las taquillas municipales del Faro de Moncloa. En lugar de llamar a la gente de la bolsa de trabajo, licitan la gestión y se beneficia de ella una empresa privada”, incide el sindicalista. En este sentido, Montenegro afirma que el problema de las subcontratas no radica tanto en la alta temporalidad de los contratos, en ocasiones justificada por los picos de producción que se pueden dar, sino por el incumplimiento de los pliegos. Tal y como él mismo comenta, “cuando ganan una licitación no cumplen con las garantías que ahí se establecen, es decir, que no cumplen con la ley”.

Denunciar para conseguir el contrato indefinido

Esta cuestión es una de las prioridades marcadas por la sección sindical: exigir a Madrid Destino fiscalizar las empresas a las que destina dinero público para que cuando se cometan irregularidades actúe en consecuencia. “Casi siempre son las mismas empresas las que ganan estos concursos, y casi siempre son las mismas las que no cumplen con las condiciones del pliego. Exigimos que Madrid Destino rompa esos contratos cuando suceda algo así porque ahora simplemente dice que no es de su incumbencia y mira para otro lado”, se explaya Montenegro.

“Antes teníamos contratos por meses, incluso semanas sueltas", explica Barredo

Tania Barredo es otra de las trabajadoras que, tras demandar a Madrid Destino, consiguió que su contrato pasara de temporal a indefinido; y también participa en el documental de González: “Antes teníamos contratos por meses, incluso semanas sueltas. Encadenábamos uno con otro hasta que lo denunciamos y ganamos la demanda”, explica esta utilera. Ella misma acepta que las condiciones laborales en Madrid Destino son mucho mejores que en las subcontratas, a pesar de la temporalidad abusiva que también denuncia.

Llega la “censura previa”

Saioa Olga González ultima el documental para presentarlo en cuanto Ane Rodríguez, responsable del programa de Residencias, y Sonsoles Rodríguez, encargada de la gestión de proyectos, le autoricen. Según las comunicaciones que entre las tres han mantenido desde la primera noticia de cancelación de la exhibición programada para el 31 y a las que ha tenido acceso este medio, no reagendarán el estreno hasta que las responsables puedan entrevistarse con la directora. De hecho, el día 26 de enero era Sonsoles la que aprovechaba la cancelación de la proyección para pedirle a González el capítulo en cuestión “para que nosotras también podamos aportar cosas” y un texto sobre el mismo. Esta fue la respuesta de la becada: “No entiendo de qué manera hay que completar el texto que ya estaba funcionando… (…) No entiendo tampoco qué es lo que comentas que queréis aportar ahora a la pieza (que ya se iba a exponer el lunes) (…)”.

Sonsoles, en otro correo electrónico, le comenta que si esta es la primera ocasión en que le exigen previsualizar el contenido antes de su exhibición es porque “el principio de año ha sido complicado entre ausencias y bajas”. González responde: “Sinceramente, me extraña que sea la práctica habitual visualizar los materiales porque no lo ha sido con los cinco vídeos anteriores que he realizado y se han expuesto allí mismo”.

placeholder Colocando el cartel del documental en calles de Madrid. (G.M.)
Colocando el cartel del documental en calles de Madrid. (G.M.)

Un día después, 27 de enero, entra Ane Rodríguez en la conversación triangular para enviar un mensaje en el que, por primera vez, cita los motivos por los que González piensa que su documental puede estar siendo vetado. En palabras de la responsable del programa: “(…) ayer por la noche en los stories de Instagram me encontré con el anuncio del Cinefórum cancelado, pero para mi sorpresa lleva de título Madrid Destino Cultura Turismo y Negocio y por algún motivo la CNT de Madrid Destino también está nombrado. No lo entiendo. Creo que hay algo que no nos has contado”.

Por el momento, todo ha quedado en un “impass”, a tenor de lo último expresado por Ane Rodríguez a la directora del documental: “Me gustaría entender el planteamiento de este último capítulo ya que escapa la lógica de los cinco anteriores que están centrados en conceptos vinculados al trabajo y hasta poder hablarlo en persona no me voy a comprometer con ninguna fecha”.

Madrid Destino ratifica que la cancelación del visionado se debe al positivo en covid

Una última y extensa respuesta por parte de la residente artística explicita que su sexta creación audiovisual, ahora en entredicho, versa sobre “cómo a través de sus subcontratas el personal de acomodación todavía, desde el año 2020, sigue sin cobrar sus nóminas, también se habla de cómo la Sección Sindical de CNT en esta empresa fue constituida por 17 personas de taquillas y limpieza con disminución funcional que denunciaban amenazas, contratos en fraude de ley, cesión ilegal de trabajadores y jornadas superiores a las ocho horas, entre otras cosas. También se habla de las resoluciones judiciales emitidas por la justicia española contra esta empresa y de la cantidad de dinero en sanciones que nos cuesta su gestión”.

Por su parte, Madrid Destino ratifica que la cancelación del visionado se debe al positivo en covid y afirma que “en los próximos días, la responsable del programa, o su equipo si ella por su actual situación no pudiera, propondrá a la residente una nueva fecha de programación”; en cambio, no se pronuncian sobre si la participación de CNT en el documental ha tenido relación con este parón. Sea como fuere, todos los demás documentales firmados por González se encuentran en Youtube. Con este ocurrirá lo mismo: “Inmediatamente después de la presentación lo colgaré para que se pueda ver y también descargar. Consideramos que el único objetivo de todo esto es conseguir expresar nuestra rabia contra el poder y, teniendo en cuenta esto, la estrategia más oportuna es distribuirlo al menor coste posible para que sea accesible a cualquier persona que quiera verlo”, finaliza la documentalista.

Todo estaba preparado para que este lunes 31 de enero se estrenara el sexto y último documental de Saioa Olga González. Primero le comunicaron que la fecha tendría que retrasarse, pues la única persona que podía responsabilizarse de la actividad dio positivo en covid. Después vinieron los problemas: sus superiores le pidieron visualizar el documental antes del estreno y explicaciones sobre su temática, y criticaron la aparición de varias personas vinculadas al sindicato CNT Madrid que hablaban de las condiciones laborales de la empresa. El título también les llamó la atención: “Madrid Destino Cultura Turismo y Negocio, S.A.”. La joven cineasta, beneficiaria de una beca en el Centro de Residencias de Matadero, uno de los enclaves gestionado por Madrid Destino, considera que están ejecutando una especie de censura previa sobre su creación.

Moncloa Precariedad Inspección de Trabajo