Es noticia
Menú
¿Qué pasa en el Matadero de Madrid? El público cae en picado… incluso siendo gratis
  1. España
  2. Madrid
LA ASISTENCIA DE ESPECTADORES, EN MÍNIMOS

¿Qué pasa en el Matadero de Madrid? El público cae en picado… incluso siendo gratis

La alcaldesa deberá dar explicaciones. Una de las joyas culturales de Madrid está en caída libre. Las salas, infrautilizadas; escasísima programación y los espectadores, en mínimos

Foto: Vista del acceso a una de las naves del Matadero de Madrid. (EFE)
Vista del acceso a una de las naves del Matadero de Madrid. (EFE)

La situación del área de Cultura del Ayuntamiento de Madrid sigue atravesando momentos complicados. La crisis que la concejalía experimentó antes de cumplir un año en manos de Celia Mayer terminó por obligar a la alcaldesa, Manuela Carmena, a adquirir las competencias del ámbito cultural y cedió los deportes a los distritos de la capital. El objetivo era enderezar el rumbo a la deriva que tomó la gestión cultural tras diversas polémicas (titiriteros, memoria histórica…). Sin embargo, las dudas sobre cómo se están haciendo las cosas perdura incluso después de que la regidora optara por tomar el mando y amenazan ahora a una de las joyas de la corona: las salas teatrales del Matadero, espacio municipal dedicado a la creación artística contemporánea.

El Centro Internacional de Artes Vivas registró en los primeros seis meses del presente ejercicio una paupérrima utilización de sus principales salas, lo que ha hecho saltar todas las alarmas entre los partidos de la oposición. Más allá de la programación, lo que más preocupa es la escasa asistencia del público. Los datos hablan por sí solos. Entre marzo y julio de este año los espectadores en las Naves del Matadero no alcanzan el 30%, cuando en el mismo periodo de 2016 la asistencia casi llegaban al 50%. Según los datos a los que ha accedido este diario, en los mismos meses de 2015 y bajo la dirección de Juan Carlos Pérez de la Fuente, acudieron al centro cultural 9.736 personas. En cuanto a los datos de 2016, aún con Pérez de la Fuente al frente, el Matadero registró 72.013 espectadores de pago.

placeholder Celia Mayer acompañada por el actual director del Matadero, Mateo Feijóo. (EFE)
Celia Mayer acompañada por el actual director del Matadero, Mateo Feijóo. (EFE)

En ese sentido, el pesimismo se ha hecho inevitable. Los primeros meses a cargo del nuevo director, el polémico Mateo Feijóo -que se estrenó en marzo de 2017- no han estado ni cerca de alcanzar los resultados del peor momento de 2016. Y a eso, insisten tanto desde el gremio como desde la oposición, hay que sumar que en el presente año han aumentado notablemente los espectáculos gratuitos, que ya son la gran mayoría. Es decir, ni siquiera con esa facilidad, el Matadero recibe el aforo esperado.

Precisamente, el grupo municipal de Ciudadanos pedirá explicaciones a Carmena este lunes en la comisión relativa al área. La infrautilización de las principales salas del centro cultural es la otra clave que más preocupa. La Nave que lleva por nombre Fernando Arrabal tuvo solo 11 días de programación en cinco meses. Es decir, de marzo a julio de 2017 la Nave 11 del Matadero solo ofreció once días espectáculos a los madrileños, sin contar con dos exposiciones que tuvieron lugar desde el 18 de marzo al 23 de abril. En ese mismo periodo tan solo hubo una actuación de danza durante tres días. Durante los meses de mayo, junio y julio se programaron cuatro, tres y dos días, respectivamente.

Una realidad “muy preocupante” a ojos de la concejal centrista, Sofía Miranda, sobre todo si se compara con los datos del mismo periodo de 2016: 91 días de programación casi ininterrumpida. El grupo municipal naranja considera indispensable obtener explicaciones sobre lo que está ocurriendo en el Matadero de Madrid, máxime desde la llegada de su nuevo director, firme apuesta de Ahora Madrid frente a las duras críticas del sector y de los partidos por el proceso que llevó a su elección y cuyas bases fueron muy cuestionadas.

Foto: Danza urbana, electrÓnica y menos teatro en la programaciÓn de matadero

Feijóo además ha cosechado importantes reproches dentro del gremio ante su apuesta por nuevos formatos escénicos por encima de formas teatrales más convencionales. Protagonizó también una gran polémica cuando, tras llegar con su nuevo equipo a la dirección del Matadero, una de sus primeras decisiones fue suprimir los nombres de Max Aub y Fernando Arrabal en las Naves. El Gobierno municipal finalmente lo desautorizó y optó por mantenerlas.

La escasísima utilización del espacio en esos meses se extiende también a la Nave Max Aub. Desde la llegada de Mateo a la dirección, la llamada Nave 10 ha tenido una programación de 26 días, frente a los 133 días que se produjeron en el ejercicio anterior. Solo en los meses de mayo, junio y julio, la programación de teatro y espectáculos ocupó 6 jornadas. Sí hubo una exposición en el vestíbulo que duró algo más de un mes y diversas ‘performances’ por un total de 20 días.

La comparecencia de la alcaldesa que solicita la formación de centro podría servir para dar respuesta a otras realidades que ponen de manifiesto que algo falla en las Naves del Matadero. Incluso los espectáculos gratuitos han caído en picado. Un ejemplo son las proyecciones realizadas en la Nave 10 de Steven Cohen a lo largo de 23 días. Asistieron en total 486 personas, lo que supone una media de 21 espectadores diarios. Una cifra “demasiado baja” según sostiene la concejal Sofía Miranda.

La situación del área de Cultura del Ayuntamiento de Madrid sigue atravesando momentos complicados. La crisis que la concejalía experimentó antes de cumplir un año en manos de Celia Mayer terminó por obligar a la alcaldesa, Manuela Carmena, a adquirir las competencias del ámbito cultural y cedió los deportes a los distritos de la capital. El objetivo era enderezar el rumbo a la deriva que tomó la gestión cultural tras diversas polémicas (titiriteros, memoria histórica…). Sin embargo, las dudas sobre cómo se están haciendo las cosas perdura incluso después de que la regidora optara por tomar el mando y amenazan ahora a una de las joyas de la corona: las salas teatrales del Matadero, espacio municipal dedicado a la creación artística contemporánea.

Ayuntamiento de Madrid Manuela Carmena Celia Mayer Ciudadanos
El redactor recomienda