Es noticia
Menú
Batalla abierta por las terrazas: “Los vecinos se quejan pero luego se sientan de cañas”
  1. España
  2. Madrid
en el barrio de ibiza

Batalla abierta por las terrazas: “Los vecinos se quejan pero luego se sientan de cañas”

La Nueva Ordenanza se refrendará en el pleno el próximo martes. Consulta en este mapa las zonas con más terrazas de la capital

Foto: Terrazas en bandas de estacionamiento en la calle Menorca. (L.F.)
Terrazas en bandas de estacionamiento en la calle Menorca. (L.F.)

Cae la tarde sobre las terrazas del madrileño barrio de Ibiza y se empiezan a llenar poco a poco de gente deseosa de tomarse algo después del trabajo. Desde el año 2020, las mesas y sillas se han multiplicado. Ahora ocupan plazas de aparcamiento y esto ha generado una guerra en el barrio.

Esta batalla se ha librado entre vecinos enfadados por no poder aparcar y hosteleros que buscan la forma de sobrevivir con la pandemia. La última palabra la tiene el Ayuntamiento con la nueva Ordenanza de Terrazas que se aprobó este lunes y se refrendará en el pleno municipal el próximo martes. Ahí estas terrazas conocerán su destino. “Hay vecinos que los hemos visto manifestarse en contra de las terrazas que después piden sentarse siempre en ellas”, asegura la encargada del Restaurante La Fragua.

Foto: Terraza de Chamberí. (Isabel Blanco)

En todo el distrito de Retiro se han instalado 64 terrazas covid en bandas de aparcamiento, 41 en locales que previamente no tenían terraza y 23 con licencia en las aceras. 33 de estas nuevas terrazas se ubican en las calles Doctor Castelo (10), Menéndez Pelayo (7), Lope de Rueda (6), Antonio Acuña (2), Menorca (4) y Fernán González (4).

El hostelero José Luis Román es el propietario de los restaurantes “Castelados” y “La Castela”, ambos ubicados en el barrio Ibiza, en las calles Doctor Castelo y Antonio Acuña. Román forma parte de los propietarios que han podido beneficiarse de las “terrazas covid” desde mayo de 2020.

Un tercio de los beneficios son de las terrazas y he contratado a seis personas más

En el primero no tenía terraza antes de la medida extraordinaria y en “La Castela” ha podido añadir tres mesas más, con un total de siete en cada uno de los restaurantes. “Quitando la barra, tengo ahora un aforo de casi el 100%. Un tercio de los beneficios de ambos negocios son de las terrazas y he contratado a seis personas más de personal”, asegura Román. En ellas entran en torno 30 personas y en “Castelados” han superado los beneficios de antes de la pandemia.

El director general de Hostelería de Madrid, Juan José Blardony, explica que: “El 30% de lo que facturan los establecimientos es gracias a las terrazas. La pandemia ha demostrado su importancia y ciudades como Nueva York o París también están apostando por ellas. Esto es una necesidad más allá del covid… lo pide el cliente”.

placeholder Colocando la terraza en la calle Menorca de Madrid. (L.F.)
Colocando la terraza en la calle Menorca de Madrid. (L.F.)

Para Berna Benito, el encargado del restaurante O'Grove, su terraza supone el 75% de sus ingresos. “Cada vez que empiezan una nueva ola de covid, la gente se asusta y ya nadie quiere estar dentro”, afirma Benito. La semana pasada tuvieron que quitar la terraza porque iban a asfaltar la calle, pero los obreros ya la están volviendo a poner. “En estos días sin terraza hemos notado como han bajado las ventas, esperemos que no nos la quiten”, afirma Benito.

En el restaurante Ogrelo en la esquina de calle Menorca con Fernán, González pudieron poner una terraza en cada calle. “Si siempre están llenas debe ser porque a la gente y a los propios vecinos les gustan. Las terrazas le dan ambiente a la ciudad”, dice el encargado del restaurante Jaime Escobar.

Foto: Vecinos de Chamberí denuncian los ruidos insoportables en la zona. (Isabel Blanco)

Sin embargo, hay un grupo de vecinos que no dan crédito a la nueva Ordenanza de Terrazas. “Sentimos una profunda decepción con Villacís y el Partido de Recupera Madrid. Ha sido un chasco, cuando hemos visto las zonas tensionadas hemos dicho, pero bueno, ¡si no está apenas nuestro barrio!”, declara el secretario de la Asociación de Vecinos de Retiro Norte, Félix Sánchez.

Sánchez explica que han ocupado hasta 107 plazas de aparcamiento. “Solo han declarado zona saturada la parte de los bulevares (Sainz de Baranda e Ibiza), el resto nada… ni siquiera la Puerta de Alcalá”. Además, insiste en que los problemas generados por las terrazas no se limitan al ruido a altas horas de la noche. “Han asfaltado varias calles y como no han querido levantar las terrazas, esas partes siguen con el asfalto antiguo”, sentencia.

Los vecinos se han puesto en contacto con el Ayuntamiento para reclamar y les han indicado que el texto “no es definitivo”

Por su parte, los hosteleros explican que para poder poner sus terrazas tuvieron que cumplir con la normativa que les exigía el Ayuntamiento y una de las cosas más importantes es que ningún restaurante podría ocupar más de cuatro plazas. No todos los locales pudieron poner las suyas. “A los vecinos les han habilitado otras zonas para que puedan aparcar en el barrio”, explica González.

El problema de las terrazas en Madrid no es solo por la pandemia, es por eso que los vecinos se han puesto en contacto con el Ayuntamiento para reclamar al respecto y les han indicado que el texto “no es definitivo”. Villacís ha publicado en Twitter que el texto que llevarán al Pleno incluye aportaciones de las zonas afectadas y enmiendas de otros grupos políticos. Por su parte, los vecinos de Ibiza explican que han presentado más de 3.500 alegaciones y no les han aceptado ninguna.

¿Hay zonas saturadas de terrazas en tu barrio?

Desde el Área Delegada de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación Ciudadana, han compartido un mapa provisional señalando las zonas saturadas de terrazas en la capital y las que continúan en debate hasta la entrada en vigor de la ordenanza, dentro de dos meses.

La nueva ordenanza de terrazas establece que una zona se considerará saturada en función de tres criterios. En los espacios de alta ocupación, se considerará zona saturada cuando se supere el 33% de las aceras, bulevares y soportales de un ancho inferior o igual a seis metros. En aquellas superiores a este tamaño, hablaremos de saturación cuando sobrepase el 40% del espacio.

También se tendrá en cuenta el alto flujo peatonal y las afecciones medioambientales, considerando zona saturada las terrazas en un radio de 150 metros de distancia de centros sanitarios. Hasta ahora, se contabilizan un total de 256 zonas saturadas.

Las de la zona de Gaztambide serán las primeras en desaparecer el próximo 31 de enero

Además de Ibiza, destacan zonas del centro en las que no existen las “terrazas covid” - instaladas desde mayo de 2020- por tratarse de zonas protegidas. Estas polémicas terrazas se focalizan en Bretón de los Herreros, Ponzano, Alonso Cano, Blasco de Garay e Hilarión Eslava, en Chamberí. Las de la zona de Gaztambide, acústicamente protegida, serán las primeras en desaparecer el próximo 31 de enero.

Nuevos horarios

La nueva ordenanza además prohíbe las estufas a partir de 2024 y permite mantener las terrazas en bandas de estacionamiento hasta 2023 con nuevos horarios. Aquellas que no estén en bandas de estacionamiento o “terrazas covid”, cerrarán a las 00:00 de octubre a marzo. El resto del año, a la 1:00 entre semana y a la 1:30 los fines de semana. Las que se ubican en bandas de estacionamiento cerrarán a las 00:00 y las de zonas saturadas “podría llegar a reducirse a las 23:00”, según fuentes de la delegación de Coordinación Territorial. Esta reducción será propuesta por cada distrito y será o no aprobada por la Comisión de Terrazas.

Begoña Villacís y la delegada de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación Ciudadana, Silvia Saavedra, presentaron la propuesta en octubre de 2021 tras dialogar con hosteleros y vecinos. La vicealcaldesa defendió la resolución de la comisión alegando que las terrazas que generan molestias se encuentran “en muy pocos puntos”, según declaró en Onda Madrid y recogidas por Europa Press, además de que van a “salvaguardar muchísimos puestos de trabajo”. Blardony apunta que se atienden en torno a 300.000 servicios al día en ellas y que por ello “las terrazas deberán aguantar aunque mejore la situación sanitaria”.

A pesar de que la guerra se mantiene abierta, el texto definitivo de la nueva ordenanza de terrazas les dejará muy poco margen de maniobra a unos y otros.

Cae la tarde sobre las terrazas del madrileño barrio de Ibiza y se empiezan a llenar poco a poco de gente deseosa de tomarse algo después del trabajo. Desde el año 2020, las mesas y sillas se han multiplicado. Ahora ocupan plazas de aparcamiento y esto ha generado una guerra en el barrio.

Madrid