Es noticia
Menú
Almeida refuerza su figura a costa de la descomposición de Ciudadanos
  1. España
  2. Madrid
Fichajes en Cibeles

Almeida refuerza su figura a costa de la descomposición de Ciudadanos

El alcalde de Madrid ha fichado en menos de un año al exjefe de prensa de Albert Rivera y a la de gabinete de José Ramón Bauzá en Bruselas, justo en mitad del pulso interno en el PP y en su momento más bajo de popularidad

Foto: José Luis Martínez-Almeida, durante la procesión de la Almudena. (EFE/Chema Moya)
José Luis Martínez-Almeida, durante la procesión de la Almudena. (EFE/Chema Moya)

El traje de 'superalcalde' le llegó a José Luis Martínez-Almeida en el peor momento de la pandemia, justo cuando la ciudadanía demandaba liderazgos y los consensos eran poco menos que una utopía. Estuvo a la altura con un tono moderado que se plasmó en los Acuerdos de la Villa, pero apenas unos meses después, casi por inercia, el efecto se ha diluido y su popularidad se ha visto eclipsada. La oposición en Cibeles, y también desde el equipo de gobierno, coinciden en que la gestión de la ciudad ha pasado a un segundo plano, cuando no tercero, a caballo entre los pulsos internos en el PP de Madrid y algo de desorganización. Así, después de cuatro meses sin jefe de prensa, el regidor de la capital ha fichado para este puesto al que fue el máximo responsable de la comunicación de Ciudadanos con Albert Rivera, Daniel Bardavío, lo que se reconoce como un intento de recuperar el mensaje y parte del crédito perdido. "Su imagen no es la que era", advierten.

Que Almeida haya mirado hacia la formación naranja no es una novedad ni ninguna sorpresa. La incorporación de Bardavío se suma a la de Pilar Rodríguez Losantos, exjefa de gabinete del eurodiputado de Ciudadanos José Ramón Bauzá en el Parlamento Europeo y desde hace menos de un año el cerebro de la acción política y la propaganda del consistorio. El entorno de Ciudadanos, de hecho, atisba en estos movimientos una consecuencia natural de la descomposición de los de Inés Arrimadas a todos los niveles, sin un horizonte a corto plazo. "Es normal, el partido cada vez es más pequeño y lo lógico es buscar proyectos más sólidos", dice un cargo que abandonó sus filas en 2019. "No es tan extraño", apunta otro que sí continúa.

Foto: José Luis Martínez-Almeida e Isabel Díaz Ayuso, frente a la Almudena. (EFE)

La tarea que enfrentan Bardavío y Rodríguez Losantos está llena de aristas, con menos de dos años para las elecciones y con un ruido notable a su alrededor. Por un lado, porque deben lidiar con el pulso interno entre Isabel Díaz Ayuso y Génova, pero también con el difícil equilibrio entre la portavocía del PP y el día a día municipal. Evitar que muera de éxito justo en su momento más bajo. El desgaste por los dos cargos, precisamente, es uno de los pecados que se le achacan al alcalde en varios frentes. Desde la izquierda, por supuesto, pero también en el propio ayuntamiento que dirige. "Hace falta vender gestión, está a otras cosas", apuntan fuentes en Cibeles, que ponen como ejemplo el último debate sobre el estado de la ciudad, en septiembre, en que los anuncios fueron menores y con un impacto relativo.

Falta de gestión

Esta consideración es uno de los argumentos habituales de Más Madrid, del PSOE o de los ediles carmenistas, que señalan la limpieza, los problemas de movilidad y la falta de grandes proyectos como las principales carencias de la ciudad. Tanto, que la única gran obra inaugurada durante la presente legislatura ha sido la reforma de la plaza de España, que se inaugurará el próximo 22 de noviembre, heredada de la corporación anterior. Pero incluso figuras cercanas al Gobierno de coalición reconocen que hay muchas cosas que mejorar. Las encuestas, sin embargo, siguen del lado de Martínez-Almeida, aunque en este momento no cuenta con el mismo crédito y autoridad que la presidenta regional. La ciudad de Madrid es una de las escasísimas plazas en que Ciudadanos sobrevive como una fuerza decisiva.

Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (i), conversa con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso y el presidente del PP, Pablo Casado, el pasado 19 de octubre. (EFE/Javier Lizón)

Una asignatura pendiente del nuevo equipo de comunicación será recuperar el terreno perdido en ese sentido, pero también devolver la paz a Cibeles. Si bien el círculo más cercano del alcalde insiste en que "son una piña", lo cierto es que la convivencia no es todo lo buena y fluida que cabe imaginar, con episodios de tensión y broncas cada vez más frecuentes. Una prueba inequívoca de esta inestabilidad es que Bardavío será el tercer jefe de prensa de José Luis Martínez-Almeida en menos de tres años. Joaquín Vidal fue el último que desempeñó esta responsabilidad, con el puesto vacante desde julio.

Fuentes de Ciudadanos en Madrid, sin embargo, destacan que la llegada de Bardavío puede ayudar también a mejorar la convivencia en el ayuntamiento en la recta final del mandato. La noticia de su llegada ha sido bien recibida justamente porque puede servir para tender puentes entre ambas formaciones, cuya relación también está muy deteriorada y en horas bajas. Incluso valoran positivamente su perfil ideológico de cara a un hipotético viaje del PP al centro, un extremo que sin embargo no está tan claro. La negociación de los presupuestos, con Vox a un lado y los carmenistas al otro, será una primera prueba.

El traje de 'superalcalde' le llegó a José Luis Martínez-Almeida en el peor momento de la pandemia, justo cuando la ciudadanía demandaba liderazgos y los consensos eran poco menos que una utopía. Estuvo a la altura con un tono moderado que se plasmó en los Acuerdos de la Villa, pero apenas unos meses después, casi por inercia, el efecto se ha diluido y su popularidad se ha visto eclipsada. La oposición en Cibeles, y también desde el equipo de gobierno, coinciden en que la gestión de la ciudad ha pasado a un segundo plano, cuando no tercero, a caballo entre los pulsos internos en el PP de Madrid y algo de desorganización. Así, después de cuatro meses sin jefe de prensa, el regidor de la capital ha fichado para este puesto al que fue el máximo responsable de la comunicación de Ciudadanos con Albert Rivera, Daniel Bardavío, lo que se reconoce como un intento de recuperar el mensaje y parte del crédito perdido. "Su imagen no es la que era", advierten.

Ciudadanos PP de Madrid Parlamento Europeo José Luis Martínez-Almeida
El redactor recomienda