Los retos de gestión de Ayuso o dónde la izquierda aspira a remontar en Madrid
  1. España
  2. Madrid
Más allá del 4-M

Los retos de gestión de Ayuso o dónde la izquierda aspira a remontar en Madrid

PSOE, Más Madrid y Podemos avisan de que la presidenta madrileña no lo tendrá tan fácil. Deberá aprobar sus primeros Presupuestos y habrá mucho debate sobre fiscalidad y sanidad

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

El fenómeno de Isabel Díaz Ayuso ha crecido como la espuma. Aupada por una coyuntura excepcional como la pandemia, su forma de hacer política y su discurso y gestión de la crisis sanitaria con bajas restricciones la han impulsado hasta arrasar en las elecciones del 4-M. Ahora, con una mayoría amplia, el reto de su Ejecutivo está en trasladar ese respaldo al Boletín Oficial de la comunidad y al día a día de los ciudadanos. La popular tendrá que dar pasos en múltiples ámbitos, mientras la izquierda espera cualquier resbalón para intentar resurgir tras la hecatombe sufrida en las urnas.

El nuevo curso político será fundamental para la presidenta, en una breve legislatura de dos años en que debe consolidarse como gestora. El primer gran obstáculo a batir será la aprobación de los Presupuestos autonómicos, que serán los primeros bajo su mando después de que en marzo naufragara el texto que ya tenía pactado con Ciudadanos a la espera del sí de Vox. Tendrá que acordarlo con estos últimos, pero fuentes gubernamentales ya avanzan que se parecerá mucho al que se plasmó hace poco menos de seis meses. Estas cuentas públicas están llamadas a adaptar la Administración regional a la realidad poscovid y se espera un incremento en las partidas de gasto sanitario para reforzar el sistema tras la pandemia.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

De hecho, uno de los grandes retos de gestión será cuadrar los ejercicios en un contexto en que reducir el gasto público parece muy complicado por la crisis socioeconómica y sanitaria que vive el país. Con Javier Fernández Lasquetty como el hombre encargado de esta misión, el Ejecutivo de Díaz Ayuso se ha comprometido a reducir medio punto todos los tramos autonómicos del IRPF para apuntalar su discurso en defensa de una baja fiscalidad. Fuentes gubernamentales indican que la medida se aprobará este mismo año para que pueda empezar a aplicarse en 2022, de modo que el bolsillo de los madrileños ya haya experimentado esa bajada impositiva antes de los próximos comicios. Los impuestos serán, además, uno de los grandes temas del próximo curso político después de que desde Moncloa se haya insistido en una armonización al alza con otras comunidades autónomas, que rechazan de pleno en la Puerta del Sol.

La baja fiscalidad deberán conjugarla con una inversión que se augura fuerte tanto en Sanidad como en Educación. En el apartado sanitario, fuentes gubernamentales avanzan que el refuerzo de la Atención Primaria será una de las prioridades, si bien desde la oposición han puesto en duda las promesas en esta línea y advierten de que el sistema necesita una inyección de recursos cuanto antes. PSOE y Más Madrid centraron, con escaso éxito, buena parte de la campaña electoral del 4-M en destacar las carencias del sistema madrileño, al que ya veían mermado antes de la llegada del coronavirus. Las decisiones en este ámbito pueden ser definitorias en un contexto en que aún se desconoce el futuro de la enfermedad. Desde el equipo de Hana Jalloul, apuntan que este será el principal campo en que los socialistas centrarán su labor de oposición.

Ratios, suelo, igualdad...

Otro pilar será el de la Educación, donde se han fijado como meta poner en marcha un plan de bajada de ratios cuyo coste está aún por determinar y que comenzaría en el curso 2022-23 en el segundo ciclo de Infantil. En esta materia, el consejero del ramo, Enrique Ossorio, ha recuperado en las últimas semanas su 'ley maestra', aquella con la que buscará descafeinar algunos elementos de la Lomloe que a su juicio son perjudiciales para la sociedad. El texto, que ya se empezó a tramitar antes de la ruptura con Ciudadanos, debería llegar próximamente a la Asamblea. Fuentes del entorno de Mónica García detallan que sus diputados pondrán el foco en el sector educativo para clamar contra aspectos como la "segregación" o las deficiencias de la Formación Profesional.

Quien tendrá trabajo a la vuelta de vacaciones será Paloma Martín, consejera de Medioambiente. Como ya informó El Confidencial, su área está preparando una reforma de la ley del suelo, que ya se modificó con polémica hace menos de un año, y fuentes del Ejecutivo regional avanzan que podría empezar a tramitarse en otoño. En la Puerta del Sol, entienden que es un ámbito clave para impulsar la recuperación económica y fomentar la entrada de nuevos inversores en el territorio. Explican que tratarán de vincularla a una mayor sostenibilidad del entorno y conjugarla con una transición energética que avance hacia la descarbonización, unas líneas de actuación para las que recurrirán a los fondos UE poscovid. Estos serán esenciales, previsiblemente, en Transportes, donde ya se han licitado las obras para ampliar la línea 3 del metro y hay diversos proyectos que se han presentado para captar la citada financiación comunitaria.

Foto: Imagen de un atasco en el centro de Madrid. (EFE)

Pero si hay un ámbito en el que la izquierda cree que puede apretar al Ejecutivo madrileño tras el parón estival, es en Políticas Sociales. Aquí, cuentan con el regreso a primera línea de Concepción Dancausa, un movimiento que ha sido leído por muchos como un intento de restar espacio a Vox por su marcado conservadurismo. La veterana política contará, eso sí, con otro perfil más moderado en su consejería, Patricia Reyes, ex de Cs, que se encargará directamente de Igualdad. PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos ya han advertido de que vigilarán los pasos del departamento, sobre todo después de que el Gobierno avanzara que modificará las leyes LGTB, un ámbito en el que la líder del partido de ultraderecha, Rocío Monasterio, que protagonizaba las campañas de los ultracatólicos HazteOir, ha sido muy combativa.

En el marco de asuntos sociales y familia, la presidenta ha puesto la mira en sacar adelante un plan de natalidad que tiene como medida estrella el llamado 'cheque bebé', de hasta 14.500 euros en dos años, pero cuyos requisitos lo limitan prácticamente a las mujeres jóvenes que se hayan criado en Madrid. Fuentes de Sol explican que será una de las líneas prioritarias del Gobierno regional a la vuelta del verano, aunque no parece que sea viable sin unos nuevos Presupuestos.

placeholder Isabel Díaz Ayuso, durante su primer Consejo de Gobierno. (EFE)
Isabel Díaz Ayuso, durante su primer Consejo de Gobierno. (EFE)

La izquierda espera su oportunidad

En septiembre, la oposición se volcará contra la nueva Telemadrid después de que los populares hayan aprobado una norma para tumbar su dirección previa. El PP tendrá que buscar el sí explícito de Vox para ratificar a su nuevo administrador, José Antonio Sánchez. Será el momento en que deberán demostrar que la radiotelevisión pública puede ser más eficaz y estar mejor gestionada, como argumentaron para cesar a José Pablo López de la jefatura.

La izquierda está convencida de que en un contexto alejado del debate sobre las restricciones covid y la pandemia, la coyuntura puede ser mucho más complicada para los populares y esperan que esto pueda beneficiarles para armar una alternativa de cara a 2023. El pasado 4-M, pese a la leve mejora de Más Madrid y UP, la debacle de Ángel Gabilondo dejó el bloque muy lejos de gobernar. Confían en que el debate político vuelva a su cauce habitual y que la gestión de lo cotidiano sea el punto débil de Díaz Ayuso. Los socialistas, según apuntan fuentes de la federación madrileña, se apoyarán en el amplio poder municipal del que gozan para retratar los problemas de la comunidad.

El fenómeno de Isabel Díaz Ayuso ha crecido como la espuma. Aupada por una coyuntura excepcional como la pandemia, su forma de hacer política y su discurso y gestión de la crisis sanitaria con bajas restricciones la han impulsado hasta arrasar en las elecciones del 4-M. Ahora, con una mayoría amplia, el reto de su Ejecutivo está en trasladar ese respaldo al Boletín Oficial de la comunidad y al día a día de los ciudadanos. La popular tendrá que dar pasos en múltiples ámbitos, mientras la izquierda espera cualquier resbalón para intentar resurgir tras la hecatombe sufrida en las urnas.

Isabel Díaz Ayuso Madrid PSOE Más Madrid
El redactor recomienda