Ayuso saca adelante su ley para tomar el control de Telemadrid con la complicidad de Vox
  1. España
  2. Madrid
REFORMA DE LA CORPORACIÓN

Ayuso saca adelante su ley para tomar el control de Telemadrid con la complicidad de Vox

El PP logra aprobar su reforma exprés de la radiotelevisión pública regional con la necesaria abstención de Rocío Monasterio, que ha argumentado que no podía votar con la izquierda

placeholder Foto: Isabel Díaz Ayuso, en la Asamblea de Madrid. (EFE)
Isabel Díaz Ayuso, en la Asamblea de Madrid. (EFE)

Isabel Díaz Ayuso ya tiene su nueva Telemadrid, con mayor control político y descabezando la actual dirección. Con el apoyo del PP y la necesaria abstención de Vox, la reforma de la radiotelevisión madrileña ha salido adelante este jueves en la Asamblea de Madrid, por lectura única y de forma exprés. Con 64 votos a favor y 58 en contra, la región tendrá a partir de este viernes una nueva regulación de la corporación que contempla la salida de su actual responsable y la creación de una nueva figura para dirigir el ente sin límite de tiempo y sin la necesidad de un gran consenso.

Pese al rechazo de la izquierda, de los profesionales del sector y de los trabajadores de la propia Telemadrid, la norma ha salido adelante y entrará en efecto este mismo viernes. Se trata de la primera regulación que se aprueba en la Cámara en la nueva legislatura. Los cambios en la dirección de la radiotelevisión madrileña eran una de las prioridades de Díaz Ayuso y ya antes de tomar posesión del cargo informaron de que estaban trabajando en esta línea, que llevan estudiando desde febrero.

Foto: La portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Mónica García. (EFE)

Los únicos elementos que incluye la reforma van dirigidos a esos cambios en la dirección, ya que reduce de seis a cuatro años el mandato del director general y en la práctica implica la salida inmediata de José Pablo López de su cargo. El texto mantiene la necesidad de lograr un consenso de dos tercios en la Asamblea para nombrar a otro. La novedad reside en que introduce una nueva figura, ese administrador provisional, que podrá actuar de forma indefinida en el tiempo tras ser nombrado por el propio Gobierno y con los mismos poderes. Este no necesitará el respaldo de esa amplia mayoría de dos tercios, sino que el proyecto de ley rebaja ese apoyo a la mitad más uno, por lo que Díaz Ayuso solo requeriría del sí de Vox y no de la izquierda.

En la Puerta del Sol, prevén que el nombramiento de ese administrador interino se produzca rápidamente y es previsible que llegue al Consejo de Gobierno del próximo miércoles, mientras que su ratificación en el pleno no se daría hasta septiembre.

Otro de los puntos afecta al consejo de administración, donde se elimina la presencia de las asociaciones profesionales

Otro de los puntos afecta al consejo de administración, donde se elimina la presencia de las asociaciones profesionales y se deja únicamente a miembros designados por los partidos políticos. Fuentes populares explican que su idea es mantener la actual composición y sistema de elección hasta que acabe su mandato de seis años, que caducaría en mayo de 2022. Fuentes del consejo no tienen tan claro cómo se aplicará en ellos la reforma y dejan clara su preocupación e incertidumbre ante la norma, que califican de atropello contra la independencia y la pluralidad que había conseguido la ley de 2015.

El PP ha argumentado que la norma busca corregir deficiencias en la gestión del ente, aunque la nueva corporación se ha caracterizado por cumplir con las cuentas públicas, mejorar su reputación y sus audiencias. En una misiva firmada por la presidenta del consejo, Celia Ferrero, y el director general, enfatizaban que el texto aprobado este jueves parecía buscar únicamente la salida de la actual jefatura.

La izquierda busca frenarla

Almudena Negro, diputada popular portavoz del ramo, ha puesto el foco este jueves en la tardanza a la hora de presentar el contrato programa (el marco económico del ente) por parte de la dirección, algo en lo que han incidido desde Sol durante los últimos meses. "Qué irresponsabilidad", ha asegurado Negro en la Cámara con sede en Vallecas, donde ha insistido en que la figura del administrador provisional único ya se ha utilizado antes, como en el caso de RTVE. Precisamente, en los últimos días el Tribunal Constitucional ha tumbado el nombramiento de Rosa María Mateo en el cargo en 2018 por haberse realizado vía decreto ley.

La luz verde definitiva llega un día después de que Telemadrid informara en exclusiva de que una brecha de seguridad en la Consejería de Sanidad permitía acceder a miles de datos de ciudadanos madrileños, entre ellos, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y Felipe VI. El Gobierno regional, que primero admitió lo sucedido rebajando la importancia de los hechos, terminó acusando a la radiotelevisión pública de difundir un bulo. Se trata del enésimo cisma con la corporación.

En Vox, cuyos votos necesitaba Díaz Ayuso en forma de abstención, han insistido en que su posición sigue siendo que se cierre la RTVM y que la nueva norma no tiene nada que ver con ellos. "Esta ley es su ley y a partir de ahora es responsabilidad suya lo que hagan", ha apostillado durante el debate José Luis Ruiz Bartolomé, diputado de la bancada que encabeza Monasterio. Vox se ha escudado en que no podía votar lo mismo que la izquierda, un argumento que, de ser extendido al resto de la legislatura, allanaría cualquier iniciativa de los populares.

Foto: El rey Felipe VI. (EFE)

La izquierda ya estudia fórmulas para frenar la implantación de la norma. Como ya informó este mismo jueves El Confidencial, Más Madrid estudia aferrarse a un punto del texto aprobado para parar el cambio de modelo. El documento incluye que antes de que acabe el mandato del director general y se nombre al administrador provisional, algo que el PP espera hacer "rápidamente" y que podría llegar la próxima semana, se abre un plazo de tres meses para buscar un sustituto y que, si no se alcanza un acuerdo entre los partidos, se activa la figura interina ya citada. Los de Mónica García creen que si no respetan esos tres meses, estarían incumpliendo su propia norma: "La elección del administrador provisional es consecuencia de lo anterior", explican estas fuentes.

Los trabajadores y la actual dirección del ente aguardan, por el momento, a que se oficialicen los cambios para decidir qué acciones toman

La formación también ha apostado por que el PSOE en el Congreso o el Gobierno central interpongan un recurso de inconstitucionalidad que ellos no pueden ejecutar. Los socialistas están aún esperando a conocer los informes de sus servicios jurídicos para tomar una decisión, aunque ven en la forma de tramitación, por lectura única y sin posibilidad de enmiendas, el aspecto que puede ser más reprochable. Los trabajadores y la actual dirección del ente aguardan, por el momento, a que se oficialicen los cambios para decidir qué acciones toman.

Isabel Díaz Ayuso Telemadrid Partido Popular (PP)
El redactor recomienda