Es noticia
Menú
Luz verde al nuevo taxi en Madrid: reserva por plazas, precio cerrado y sin delitos sexuales
  1. España
  2. Madrid
NUEVA ORDENANZA MUNICIPAL

Luz verde al nuevo taxi en Madrid: reserva por plazas, precio cerrado y sin delitos sexuales

El pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este martes, con los votos de PP, Cs y Vox, y el rechazo de la izquierda, el nuevo marco regulatorio para el sector del taxi

Foto: Taxis aparcados en Madrid, en una imagen de archivo. (EFE)
Taxis aparcados en Madrid, en una imagen de archivo. (EFE)

Los usuarios del taxi, y los propios conductores, tendrán en los próximos días un nuevo marco para el sector que afectará a la forma en la que se desarrolla este servicio en la ciudad de Madrid. Con su aprobación en el pleno extraordinario de este martes, y a la espera de su posterior publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, el equipo de Gobierno que lidera José Luis Martínez-Almeida ha culminado los trabajos que se iniciaron en otoño de 2019 para someter al sector a cambios de calado en la forma de funcionar. Desde el consistorio se defiende que el objetivo es "modernizar" el taxi, que se encuentra inmerso en su propia batalla con las plataformas de VTC, mientras que en la izquierda denuncian que algunas de las modificaciones pueden tener efectos nocivos. "Una liberalización encubierta que ahoga al sector", ha afirmado el concejal de Más Madrid, Jose Luis Nieto.

El texto se aprobó la semana pasada en la comisión de Movilidad y Medio Ambiente, área que dirige el popular Borja Carabante, con el apoyo de PP, Ciudadanos y Vox y con pocas modificaciones sobre su texto inicial. Tras superar la votación definitiva, en la que se ha mantenido el rechazo de Más Madrid y PSOE, la nueva ordenanza dibuja una nueva manera de utilizar este modo de transporte en la capital. Pero ¿cuáles son las novedades clave?

Taxi compartido

Para los consumidores habituales, una de las grandes revoluciones llegará con la posibilidad de compartir vehículo con otros usuarios. El documento introduce la opción de reservar por plazas un trayecto, por lo que no se pagaría la totalidad del mismo y el conductor realizaría paradas para recoger a otros usuarios que hubieran solicitado un asiento. Este tipo de desplazamientos podrá hacerse únicamente si se demanda el servicio mediante alguna aplicación, nunca en taxis que se encuentren en una parada ni aquellos a los que se para por la calle.

Foto: Una terraza en la Comunidad de Madrid. (EFE)

Esta fórmula ya se emplea en las VTC en países como en Estados Unidos, donde en la práctica implica un abaratamiento del precio para el consumidor, pero también viajes mucho más largos al tener que estar recogiendo y dejando a otros ocupantes. La ordenanza recoge que quien se decante por esta opción deberá fijar el momento y lugar de recogida y bajada. En EEUU este formato evolucionó en Uber a uno incluso más económico en el que el conductor recogía a las personas en un lugar que no era exactamente en el que se encontraba, por lo que se hacía caminar un par de minutos para quedar en un punto más favorable para la ruta prevista.

Más Madrid ha propuesto que esta opción de "taxi compartido" se elimine si los usuarios no comparten la ruta. En este punto, el texto se limita a precisar que "el itinerario será el más directo o adecuado entre el inicio y final del trayecto principal a elección del conductor". El usuario dispondrá, asimismo, de un precio cerrado que conocerá en el momento de reserva, por lo que este no podrá verse alterado.

Precio cerrado

Precisamente, el precio cerrado es otro de los elementos destacados del nuevo marco. Este modo, como en el caso de la reserva por plazas, solo podrá emplearse cuando se lleve a cabo una contratación previa por "medios telemáticos", de nuevo excluyendo la llamada contratación directa (en parada o parándolo en la vía pública). Los precios cerrados se tomarán con base en "los parámetros de cálculo de rutas que facilitará el órgano municipal competente". Este punto es uno de los que más discordia genera y la Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM) ha criticado que al no haber una plataforma común puede fomentar que los precios varíen según la 'app' en la que se reserven. Fuentes municipales matizan que el ayuntamiento ha puesto en marcha una herramienta para fijar los precios, llamada TxMad, que está en fase de pruebas.

Foto: Madrid Central. (Jesús Hellín)

Otro de los aspectos que afea la asociación es que se utilice la medida después de que esta se incluyera en el último reglamento de la Comunidad de Madrid, que el Tribunal Superior de Justicia (TSJM) declaró nulo el pasado marzo. La FPTM ha anunciado que impugnará la ordenanza. El consistorio defiende que es una medida positiva y que la sentencia no es firme aún, pero que el texto está preparado para que si el precio cerrado se tumbara no afectara al resto de la ordenanza, según precisan fuentes municipales. En Más Madrid entienden que al poner en marcha el nuevo marco regulador antes de que haya un fallo firme solo se añade "inseguridad jurídica". El cierre de los precios era una petición que se lleva realizando desde hace meses por parte del sector, ya que se considera que era uno de las ventajas que tenía el consumo de las VTC, mientras que otros lo ven como uno de los pilares de la desregulación.

Puntos y delitos sexuales

El nuevo documento introduce el carné por puntos, no para los conductores, sino para los propietarios de las licencias. En total, habrá ocho puntos, que se podrán ir descontando "por cada sanción que se imponga a su titular por la comisión de infracciones". Para recuperar el máximo disponible, deberán acumularse dos años seguidos de conducta ejemplar, mientras que en el caso de que se pierdan todos ellos se procederá a una suspensión temporal. Paralelamente, se establece el requisito de que las personas que opten por transmitir una licencia municipal no podrán obtener otra hasta pasados dos años.

Foto: Cartel de aviso de Madrid Central. (Jesús Hellín)

Entre las escasas enmiendas que se han aprobado hasta el momento, se incluyó un reclamo de la izquierda (PSOE y Más Madrid) y Vox para que se excluyera del servicio a quienes hayan cometido delitos de índole sexual y contra la infancia. De este modo, los taxistas deberán "acreditar" que no tengan una condena por este tipo de crímenes. En la misma línea, se ha acordado también que se ofrezca a los titulares de las licencias incorporar en sus vehículos un sistema de "SOS" por el que haya un módulo luminoso en el exterior que se pueda activar desde dentro si se están produciendo incidentes dentro. Esto es tan solo una opción y no será obligatorio.

¿Uniforme?

A partir de ahora, los conductores llevarán indumentarias similares. A pesar de que no se establece un uniforme como tal, sí que se señalan unas pautas que tendrán que cumplirse. Así, vestirán una camisa o polo lisos en los que solo se podrá ver un pequeño logo de la asociación a la que pertenezcan, acompañado de un pantalón largo o falda "de vestir" y de tonos oscuros. En cuanto al abrigo, se permite llevar jersey, chaleco y chaquetas, pero que cumplan del mismo modo con el requisito de ser oscuros. Los zapatos, por su parte, deberán ser cerrados y, de nuevo, oscuros.

Desplome de demanda

La redacción que se llevará al pleno por parte del área de Movilidad asegura otro reclamo del sector que se vio acrecentado con la llegada del confinamiento a nuestro país. Se trata de aquellos momentos en los que se produce una caída desproporcionada de la demanda. Hasta la fecha, la regulación obliga a que los taxistas continúen ofreciendo sus servicios para poder cumplir con su labor de servicio público. Ahora, el texto recoge que cuando se acredite una caída del 50% de la actividad durante dos meses consecutivos, a excepción de agosto, se acordará una disminución de la flota para que no tenga que existir una circulación constante. Así, detalla que "las licencias pares podrán prestar servicio únicamente los días pares" y "las licencias impares podrán prestar servicio únicamente los días impares".

placeholder Imagen de una protesta frente a Cibeles el pasado mes de noviembre. (EFE)
Imagen de una protesta frente a Cibeles el pasado mes de noviembre. (EFE)

Uno de los elementos que más asperezas ha generado en la oposición, especialmente en Más Madrid, es el permiso para que todo aquel que tenga una licencia pueda disponer de un Eurotaxi, vehículo adaptado para accesibilidad y que debe atender prioritariamente a los consumidores con movilidad reducida. Estos tipos de taxi cuentan con la ventaja competitiva respecto al vehículo normal de no tener que someterse a descansos impuestos. El consistorio considera que es una fórmula para garantizar que este colectivo tiene siempre acceso a esa atención especializada, mientras que en el grupo de Rita Maestre lo interpretan como un paso claro hacia la liberalización del sector.

Los taxis eléctricos puros podrán beneficiarse también de la exención del sistema de descansos obligatorios, medida con la que, argumentan, se buscará aumentar la proporción de los coches no contaminantes. Los trayectos que tengan como origen o destino áreas de cero emisiones podrán ser regulados con tarifas fijas, algo que ya sucede en el aeropuerto de Barajas y que podría extenderse a otros puntos de gran afluencia de transporte. La decisión recaería sobre el propio Ayuntamiento. En Cibeles esperan que, tras la aprobación de este martes, esté vigente en solo unos días.

Los usuarios del taxi, y los propios conductores, tendrán en los próximos días un nuevo marco para el sector que afectará a la forma en la que se desarrolla este servicio en la ciudad de Madrid. Con su aprobación en el pleno extraordinario de este martes, y a la espera de su posterior publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, el equipo de Gobierno que lidera José Luis Martínez-Almeida ha culminado los trabajos que se iniciaron en otoño de 2019 para someter al sector a cambios de calado en la forma de funcionar. Desde el consistorio se defiende que el objetivo es "modernizar" el taxi, que se encuentra inmerso en su propia batalla con las plataformas de VTC, mientras que en la izquierda denuncian que algunas de las modificaciones pueden tener efectos nocivos. "Una liberalización encubierta que ahoga al sector", ha afirmado el concejal de Más Madrid, Jose Luis Nieto.

Taxi Ayuntamiento de Madrid
El redactor recomienda