Vox exhibe sus bazas en los Presupuestos de Ayuso: hostelería y ahorro en políticos
  1. España
  2. Madrid
A FALTA DE PROPUESTAS CONCRETAS

Vox exhibe sus bazas en los Presupuestos de Ayuso: hostelería y ahorro en políticos

Los primeros Presupuestos de la legislatura en Madrid se están haciendo de rogar. Después de año y medio, desde la formación de Gobierno, PP y Cs esperan ahora el sí de Vox

placeholder Foto: Rocío Monasterio (i), frente a Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
Rocío Monasterio (i), frente a Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Los Presupuestos de la Comunidad de Madrid siguen sin llegar después de un año y medio de Gobierno de coalición. Aunque se da por hecho que las cuentas se terminarán fraguando, lo cierto es que por el momento no parece que haya avances significativos en las negociaciones entre el Ejecutivo y el socio preferente escogido: Vox. Los de Rocío Monasterio no han trasladado públicamente propuestas concretas para secundar las cuentas, pero esta semana han ido perfilando hacia dónde apuntarán con su actividad parlamentaria en la Asamblea de Madrid.

La oposición a las restricciones a la hostelería debido a la pandemia y la reducción del llamado gasto político son dos de los principales focos sobre los que ha versado el discurso de Vox en las últimas fechas. A nivel nacional, pero también en Madrid, donde son clave para la gobernabilidad de la región. Estas son las dos patas que ha ido modelando la portavoz regional de los de Santiago Abascal en las últimas fechas con la negociación de las cuentas públicas en marcha.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (i) y el consejero de Justicia de Madrid, Enrique López López (d). (EFE)

En el caso de la hostelería, este jueves, Monasterio volvió a insistir en que el levantamiento de las restricciones a la hostelería era un elemento que debía cumplirse para iniciar las conversaciones con el equipo de Isabel Díaz Ayuso. "Se trata de proteger a los hosteleros. Claro que es una condición para poder sentarnos a negociar los Presupuestos. Por eso les hemos citado a las 21:00 [hora de cierre actual] en un local abierto. Ojalá nos escuchen y mañana mismo nos podamos reunir para empezar a negociar los Presupuestos", aseguró ante los medios de comunicación. "Si el Gobierno decide no proteger a los hosteleros y mantener las restricciones, lo que consigue es alargar el proceso".

Con estas palabras, daba a entender que por el momento no se había iniciado la interlocución con la Consejería de Hacienda, pero fuentes gubernamentales confirman que ya han tenido lugar varias reuniones entre las partes para ir avanzando en una negociación presupuestaria de la que poco ha trascendido por el momento, después de que populares y naranjas pactaran un borrador el pasado 25 de enero, hace más de dos semanas. El peso de los encuentros lo ha llevado por el momento el titular del ramo, Javier Fernández-Lasquetty, junto con una delegación de Vox. Otras fuentes del Ejecutivo apuntan a que al menos se han visto en tres ocasiones con estos fines.

La petición de reunirse en un local fuera del horario permitido ha sido una de los símbolos empleados por la formación para tratar de elevarse como el principal defensor de un sector que se ha visto especialmente castigado por la crisis del coronavirus. El intento por hacerse con esta 'bandera' ha sido explotado por Vox en otras regiones, pero en el caso de Madrid, la presidenta ha apostado por imponer las menores limitaciones de horario y cierre a bares y restaurantes. Con la tercera ola y la reducción de los horarios de apertura pese a las reticencias de Ayuso, Monasterio ha visto un filón que lleva semanas explotando.

placeholder Rocío Monasterio, en una imagen de archivo. (EFE)
Rocío Monasterio, en una imagen de archivo. (EFE)

Este mismo jueves, el grupo anunció el registro de una proposición no de ley en la que instaba a Díaz Ayuso a que reabra por completo la hostelería. Lo solicitaba haciéndose eco del auto del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que autoriza de forma cautelar la reapertura de los locales que se encontraban en la 'zona roja' por incidencia del covid-19. Así, apremia también a que se indemnice a los afectados por los límites horarios o de aforo.

La portavoz enlazó este jueves este ámbito con su otro tema estrella, la reducción de la estructura pública, al asegurar que es necesario "reducir el gasto político" para destinar los recursos que supuestamente se ahorrarían para "inyecciones de liquidez" a pequeñas empresas, autónomos y comercios, aunque no precisó en qué se trasladaría esa eliminación de cargos y organismos.

Sí que ahondó algo más en el tema en una propuesta que llevó esta semana a la Mesa de la Asamblea y que fue tumbada, según el resto de partidos (PP, Cs y PSOE), por cuestiones técnicas que no entraron a cuestionar el contenido de la misma. En esta proposición, abogaron por reducir las consejerías a ocho, en lugar de las 13 actuales, y eliminar la figura del viceconsejero, además de hacer lo propio con el número de diputados.

Foto: El consejero de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López. (EFE)

Si bien el partido de Abascal ha apostado en otros momentos por medidas más ideológicas, como el pin parental o apartados vinculados a su oposición al feminismo, parece que por ahora sus esfuerzos irán encaminados a estas cuestiones. Se trata de la etapa de la legislatura en la que Vox puede permitirse erigirse de una forma más clara como decisivo para que en la Puerta del Sol puedan seguir gobernando sin grandes sobresaltos y poder influir de algún modo en la política regional, en las políticas a aplicar. El hecho de que las reuniones hayan comenzado en plena campaña electoral catalana tampoco ha ayudado a agilizar los trámites.

Los Presupuestos, de ser aprobados una vez cristalice la negociación con Vox, entrarían en efecto prácticamente en el ecuador del mandato y dejarían todo cimentado para poder llegar a 2023 sin fuertes contratiempos en este sentido. A pesar de que las cuentas serían únicamente para 2021, en el Ejecutivo regional son sabedores de que con un texto adaptado a la realidad actual de crisis sanitaria y socioeconómica tendrían "un balón de oxígeno" que les permitiría no tener que someterse a una nueva negociación presupuestaria si creyeran que el desgaste sería excesivo.

Hostelería Vox Madrid
El redactor recomienda