Madrid asume las restricciones con dudas y miedo al impacto económico
  1. España
  2. Madrid
Sin incidentes

Madrid asume las restricciones con dudas y miedo al impacto económico

Sin tener muy claro cuánto durarán las medidas que entraron en vigor en la noche de este viernes, los madrileños han vivido un sábado marcado por las dudas y la confusión

placeholder Foto: iudadanos en una de las terrazas de un bar en la Plaza Mayor de Madrid. (EFE)
iudadanos en una de las terrazas de un bar en la Plaza Mayor de Madrid. (EFE)

Después de días de incertidumbre y rifirrafe político, diez municipios madrileños han amanecido este sábado perimetralmente confinados para contener el avance del coronavirus. Mientras se resuelve el pulso político, con acusaciones cruzadas, peticiones de medidas cautelares y recursos, los ciudadanos se adaptan a esta ‘nueva-nueva normalidad’ en la que pueden transitar con libertad dentro de sus ciudades aunque desde Sanidad se desaconseje todo movimiento no necesario con el objetivo de evitar al máximo el contacto social y nuevos contagios.

De momento, sin tener muy claro cuánto durarán las medidas que entraron en vigor en la noche de este viernes, los 4,7 millones de ciudadanos que viven en Madrid capital, Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Torrejón de Ardoz, Móstoles y Parla han vivido un sábado marcado por las dudas y la confusión, aunque con un nivel de movilidad equiparable al de otros días, según han indicado desde la DGT. El balance de esta primera jornada de confinamiento perimetral es, según las autoridades, de más dudas que incidentes.

Durante este sábado, primera jornada de vigencia de las medidas, un millar de agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y policías municipales han realizado controles aleatorios en las carreteras de acceso de los municipios afectados por las medidas. Hasta que las medidas no sean convalidadas por un juez los agentes no impondrán multas, solo informarán de la vigencia de las medidas y aclararán las preguntas de los ciudadanos.

Foto: Un agente de policía realiza un control de movilidad en Alcalá de Henares ante las nuevas restricciones. (EFE)

Según las autoridades, las primeras horas de restricciones ha transcurrido con normalidad, "sin ninguna incidencia destacable" en los diez municipios afectados por las medidas. La policía ha establecido controles informativos y la ciudad ha presentado un aspecto hasta cierto punto normal sin retenciones en las principales carreteras.

Paseos, compras, visitas a familiares dentro del municipio… Los madrileños, sin una prohibición explícita que les obligue a permanecer en casa, han dedicado la jornada a distintas actividades. "Por lo menos se puede salir, podemos salir con el niño a los parques, podemos hacer más cosas, seguir yendo a trabajar. Ahora vamos a ir a un museo", comenta Julia a Efe junto a su familia desde la plaza de Callao en la capital. La vida, dice, “sigue, de alguna forma”, en contraste con el confinamiento del estado de alarma.

La sombra de la alarma es la que más dudas suscita entre los ciudadanos. El recuerdo de las sucesivas prórrogas que limitaron la movilidad entre marzo y junio pesa en la memoria y activa la pregunta: ¿cuándo acabarán estas medidas? Para Maricarmen y Sergio ese es “el gran interrogante”. Las medidas decretadas por Sanidad y que la CAM ha recurrido ante la Audiencia Nacional se aplicarán durante 14 días naturales desde su entrada en vigor, pero pueden ser prorrogadas si la situación epidemiológica de la región no mejora.

La situación preocupa, reconoce Maricarmen. Ella reside en Barcelona, ante el anuncio del confinamiento perimetral vino a Madrid a visitar a su hija y espera regresar a casa antes de que convaliden las restricciones y la policía empiece a multar. "Supongo que para Navidad, creo yo, que nos podremos volver a ver. Supongo que ella vendrá. Si puede, ¿eh? Si no, pues no sé. Ahí está el interrogante".

Temor al golpe económico

El confinamiento perimetral decretado en la Comunidad de Madrid es el más grande en superficie y población afectada desde que decayó el estado de alarma el pasado mes de junio. Según la CAM, las restricciones pueden costarle una caída anual del 17% en el PIB y más de 18.000 empleos semanales, según ha afirmado este sábado el consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty.

El consejero madrileño ha advertido de que la peor de las consecuencias de esta "imposición y la sensación de caos y de enfrentamiento provocado por el Ministerio de Sanidad" sería que la gente dejase de tomarse en serio la importancia de protegerse a sí misma y proteger a los demás, de mantener distancia física y de llevar una mascarilla en todo momento.

Aunque las calles del centro de la capital mostraban bullicio en la tarde y noche de este sábado, entre los dueños de comercios y bares de la ciudad no han gustado las restricciones de horario que se han establecido. "Fatal, muy mal", afirma a Efe Montse, dueña de un bar en el centro sobre las medidas que afectan a la hostelería y el comercio. "A partir de las 22:00 no podemos coger gente. Ahora ya tenemos un 75% menos de gente, y claro, de dinero, por supuesto. ¿Quién viene a cenar a las ocho de la tarde? Los extranjeros, y extranjeros no hay. Entonces a las seis de la tarde cerrar y marchar para casa, y ya a mediodía hay poca gente, a ver qué hacemos".

A ello se suma que entre los parroquianos habituales "hay miedo" que ha llevado a anulación de reservas este fin de semana. "Si seguimos así no sé si tendremos que cerrar", lamenta Montse en el distrito de Centro, plagado de carteles de "local disponible" y adonde ya podrán ir vecinos de las zonas básicas de salud de otros distritos de la capital que habían sido limitadas previamente por presentar los peores datos de incidencia.

Foto: Eugenia Villalba, en la zona común del piso que comparte con otras seis personas en Madrid. (David Brunat)

En el plano judicial, la CAM llevó la Orden de Sanidad este viernes ante la Audiencia Nacional por considerar que invadía sus competencias. El recurso contra las restricciones ha sido admitido a trámite este sábado y ahora la Abogacía del Estado tiene un plazo de 10 días hábiles para pronunciarse, lo que implica que si agota el plazo presentaría sus alegaciones el 20 de octubre, y la Sala resolvería después.

El recurso se presentó alegando que las medidas "ni tienen criterio científico, ni tienen el consenso legalmente exigible", y suponen una "invasión de competencias", además de que son "menos eficaces" que las que ya tenía en marcha el Gobierno regional y pueden provocar "un caos" por la forma en la que están redactadas.

Coslada pide el confinamiento perimetral

Pese a la polémica ante las medidas y el malestar que generó entre algunas alcaldías la imposición de medidas hace dos semanas, otros municipios se muestran abiertos a imponer restricciones ante el avance del covid entre sus ciudadanos. Es el caso de Coslada que este sábado ha solicitado por carta a la presidenta Díaz Ayuso que se le apliquen las medidas previstas para las ciudades de más de 100.000 habitantes. La petición la ha realizado el alcalde de este municipio, Ángel Viveros (PSOE), y se produce después de constatar que “dos áreas sanitarias básicas del municipio, como son Ciudad 70 y Valleaguado, están por encima de los 1000 contagios por cada 100.000 habitantes, y que la ratio de 500 contagios se supera en todos los barrios”.

Coslada, como “referente logístico” registra una movilidad particular, subraya Viveros. Que sea “la conexión constante con la capital” y que se trate de una localidad densamente poblada son algunos de los factores por los que el alcalde ha decidido solicitar las restricciones a la Comunidad.

Ayuntamiento de Madrid Ministerio de Sanidad Audiencia Nacional Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) Guardia Civil Dirección General de Tráfico (DGT) PSOE
El redactor recomienda