Las protestas en Ferraz se relajan a la espera del 23-M: "Esto es la revolución de la libertad"
  1. España
  2. Madrid
Cuarto día consecutivo de caceroladas

Las protestas en Ferraz se relajan a la espera del 23-M: "Esto es la revolución de la libertad"

Con la sede del PSOE fuertemente custodiada por la Policía, el número de manifestantes se ha reducido a unos 200, aunque no se lo toman como una derrota: "Esto es nuestro 15-M y no va a parar"

Foto: Las protestas en Ferraz se relajan a la espera del 23-M: "Esto es la revolución de la libertad"
Las protestas en Ferraz se relajan a la espera del 23-M: "Esto es la revolución de la libertad"

"Esto es la revolución de la libertad. No pararemos hasta recuperarla", señala Rodrigo, el joven de 30 años que organiza a la masa de manifestantes con proclamas, gritos y reproduciendo el himno de España a través de un altavoz enchufado a su móvil justo antes de comenzar a replegarse bajo las órdenes de la Policía. Este lunes, como novedad, han pedido un minuto de silencio, algo que no habían hecho desde que hace ya cuatro días se instalaron a las puertas de la histórica sede del PSOE para su habitual cacerolada a las 21:00 como respuesta, en teoría, a la mala gestión del Gobierno ante la crisis del coronavirus. "Hoy ha tocado, se me acaba de ocurrir, aunque es necesario", afirma antes de coger el micrófono para pedir que todo el mundo se calme y guarde silencio.

Siempre le acompaña Javier, de 47, que no se quita del pecho la pegatina de 'Stop feminazis' ni su gorra con el eslogan 'Hacer España grande otra vez', y que este lunes, como otra novedad en la jornada, se ha puesto a repartir banderas de España entre la multitud. "En casa tengo un millón, hoy solo he traído 10.000 y las estamos repartiendo de cara a la manifestación del 23-M", explica Javier. Se refiere a la protesta en forma de "caravana masiva" de coches convocada por el partido político Vox para el próximo sábado. "Esto no ha hecho más que empezar", sentencia.

Un manifestante, repartiendo banderas. (B. Tena)
Un manifestante, repartiendo banderas. (B. Tena)

Aunque menos numerosos (este sábado rebasaban las 500 personas congregadas), este lunes todo el mundo llevaba su bandera, incluso un grupo de jóvenes ha traído algunas de grandes dimensiones para que, al unirlas, se dibujara una aún mayor. Entre giros de "libertad", que bien podrían recordar los de "llibertat" en apoyo a los condenados por la celebración del referéndum ilegal del 1-O, las 200 personas se han hecho notar como si fueran más y no han escatimado en ningún tipo de atrezo a la hora de tomar la calzada, desde medallas de la Guardia Civil o del Ejército, a banderas con la cruz de Borgoña, ropa en colores rojo y gualda y pancartas en apoyo a Almeida y Ayuso.

Centenares de personas protestaron el domingo ante la sede del PSOE para pedir la dimisión de Sánchez

Esta vez, la sede estaba fuertemente custodiada y con varios furgones de la Policía Nacional en las calles aledañas. Mientras que algunos agentes se acercaban de vez en cuando a los manifestantes a pedirles que se movieran y se separaran porque no estaban cumpliendo con las medidas de seguridad por el posible contagio, los allí presentes volvían a ignorar la distancia de seguridad, aunque en su mayoría sí llevaban mascarillas.

Los manifestantes, frente a la sede del PSOE. (B. Tena)
Los manifestantes, frente a la sede del PSOE. (B. Tena)

"No queremos que este país se convierta en un país comunista, que Pedro Sánchez se convierta en Nicolás Maduro y que opriman al pueblo español como han hecho en Venezuela", decía un joven, de unos 33 años, que respondía al nombre de Félix y que, en vez de llevar una cacerola, llevaba su tabla de 'skate' para atizar un contenedor.

"Están usando la excusa del estado de alarma para legislar más que nunca y todo a favor de las políticas comunistas de sus socios de gobierno", expresaba otro, refiriéndose a Unidas Podemos. "La gente se tiene que contagiar para volverse inmune, todo esto está siendo una excusa", afirmaba un tercero.

Vista de la protesta en la calle Ferraz. (B. Tena)
Vista de la protesta en la calle Ferraz. (B. Tena)

Tras algo más de media hora, los protestantes comienzan a dispersarse, mientras que los agentes piden que despejen la calzada para dejar pasar los coches. "Hoy habrá menos gente, pero esto es nuestro 15-M y no vamos a parar", afirma orgulloso Rodrigo mientras recoge todos sus bártulos antes de marcharse.

Coronavirus PSOE Guardia Civil Pedro Sánchez
El redactor recomienda