LA ORDEN MINISTERIAL, EL SÁBADO

Sanidad se inclina por dejar Madrid en fase 0 y Ayuso protesta: no hay "razones técnicas"

El Gobierno reconoce que se han hecho avances, pero están "lejos" de ser los suficientes, sobre todo en detección precoz, como para contener un brote. Este viernes, habrá una nueva bilateral

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este 14 de mayo. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este 14 de mayo. (EFE)

El Gobierno se inclina por no dejar que Madrid migre a la fase 1 a partir del próximo lunes, 18 de mayo. Entiende que aún no está preparada para cambiar de pantalla y ya se lo ha comunicado al Ejecutivo regional, tal y como confirmó la presidenta autonómica, la popular Isabel Díaz Ayuso, en un mensaje de Twitter. "No dan razones técnicas", se quejó. Este viernes habrá una nueva reunión bilateral con Sanidad. Pero, por ahora, pintan bastos para la comunidad que se ha convertido en el foco de la pandemia por coronavirus. El ministerio que dirige Salvador Illa rehúsa hacer comentarios y se remite a la rueda de prensa de este 15 de mayo, aunque otras fuentes del Gobierno sí reconocen que Madrid no ha dado los pasos suficientes aún para evolucionar de fase.

En realidad, era previsible ya desde el sábado pasado este escenario, después de que Sanidad negara el paso a la fase 1 a Madrid. Fuentes del Ejecutivo señalaban que era muy complicado que la comunidad pudiera ponerse al día de cara al siguiente examen, tan solo unos días después. El problema de la región no es tanto la capacidad asistencial —aunque aún insuficiente, según constataba la dimisionaria directora general de Salud Pública, Yolanda Fuentes—, sino la detección precoz de casos, fundamental en la desescalada, y la situación epidemiológica, dado que Madrid sigue siendo una de las CCAA más golpeadas, por mucho que el impacto sea menor. La incidencia acumulada es de 38,84 positivos por 100.000 habitantes notificados en los últimos 14 días, por encima de la media nacional (24,52), aunque a la cabeza siguen Castilla y León (53,68) y Cataluña (50,17).

La presidenta esgrime que la región "cumple todos los criterios", pero en el Gobierno señalan que sigue fallando en la detección precoz de casos


Pese a que se veía venir que tendría difícil superar la prueba solo una semana más tarde, el Gobierno regional presentó su informe ayer miércoles, en el que defendía que ya cumplía con los criterios exigidos por Sanidad. Este jueves, Illa y su equipo en el ministerio mantuvieron un encuentro bilateral telemático con el consejero madrileño, Enrique Ruiz Escudero. El resultado de esa cita fue el que permitió a Ayuso anunciar en Twitter que el Ejecutivo de Pedro Sánchez "no parece estar dispuesto" a permitir que la región progrese a la fase 1. "Madrid cumple todos los criterios: ha aumentado su capacidad de camas y PCR, menor índice contagios...", escribió la presidenta, que ha hecho de la confrontación con el bipartito de PSOE y Unidas Podemos el centro de su acción política.

Sanidad se inclina por dejar Madrid en fase 0 y Ayuso protesta: no hay "razones técnicas"

En el Gobierno se vieron sorprendidos por el mensaje de Ayuso, puesto que la decisión no está tomada y aún se está evaluando la documentación. Pero es evidente que la dirigente conservadora se siente más legitimada para entrar al ataque. La semana pasada se le rompió la estrategia por las patentes diferencias de criterio con su socio de Ciudadanos y, sobre todo, por la salida de Fuentes, que no consideraba razonable pedir la entrada en fase 1.

Madrid está "preparada"

La decisión definitiva se adoptará, pues, tras una segunda cumbre biltateral, este viernes. Después, se prevé una comparecencia del ministro, en la que dé a conocer qué pasa con Madrid y con las demás CCAA que han pedido saltar de nivel —Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Castilla y León, aparte de tres islas de Canarias y una de Baleares, que quieren transitar a la fase 2—. El sábado, como ocurriera el pasado 9 de mayo, el BOE publicará la orden ministerial correspondiente, indicando qué unidades territoriales avanzan a partir del lunes 18.

El Ejecutivo recuerda que Madrid "no es Palencia ni Zamora", por lo que prefiere guiarse por la cautela. Illa recuerda que la desescalada no es "una carrera"

Este jueves, el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, enarbolaba la bandera del agravio territorial en la Asamblea de Madrid, igual que han hecho en los últimos días tanto Valencia como Andalucía. El responsable regional se quejaba de que habían pasado a la fase 1 otras comunidades "estando mucho menos preparadas" que Madrid. El dirigente popular, en réplica a la diputada de Más Madrid Mónica García, subrayó que Madrid cumple con las capacidades asistenciales exigidas: Sanidad requiere entre 37 y 40 camas de agudos por 10.000 habitantes, por lo que la autonomía necesitaría 24.750 y ha llegado a tener 24.735, y de camas UCI el Gobierno demanda entre 1,5 y 2 por 10.000 habitantes, por lo que precisaría 1.340, tiene 1.350 y ha tenido operativas 1.942. Fuentes del Gabinete de PP y Cs indicaron que ahora mismo solo hay 2.076 camas ocupadas (un 8,3% respecto al pico máximo) y 358 camas de UCI (el 18,4% del máximo).

El Ejecutivo de Ayuso recalca además que se ha producido un descenso del 86% en el número de hospitalizaciones y de un 73% en el de ingresos en UCI. Escudero también detalló que se ha ampliado el número de profesionales de la red de atención primaria, de especialistas en medicina preventiva en los hospitales y de técnicos de Salud Pública para rastrear los nuevos casos de coronavirus, informa EFE.

Aunque Sanidad prefería mantener el silencio, fuentes del Gobierno sí explicaban a El Confidencial que aunque Madrid "ha mejorado" respecto a la semana pasada, el Ejecutivo de Ayuso "sigue más en promesas que en realidades y Madrid no es Palencia ni Zamora". Sanidad concede mucha importancia, en la transición a la nueva normalidad, a la detección prematura de casos para poder atajar los brotes rápidamente, para lo que se necesita una potente de rastreadores. "Han contratado aún poco personal y han hecho cosas, pero están lejos de dar suficiente garantía para el epicentro del virus", apuntan a este diario fuentes del Ejecutivo central. La Comunidad de Madrid subraya, por el contrario, que ha "potenciado el control de casos sospechosos a través de la puesta en marcha de un sistema para la detección y seguimiento de contagios y contactos", que llevaría operativo ocho días para el 18 de mayo. Madrid asegura que se apoya en la contratación de 122 profesionales más de los 650 ya anunciados en atención primaria.

Hasta 15.000 PCR diarias

El documento facilitado por el Gobierno regional, sin embargo, no precisa el número de contrataciones efectuadas. Sí añade que se ha ampliado la capacidad de PCR diarias a más de 11.000 (y podría llegar a más de 15.000) y que ha puesto en marcha la "prórroga de las contrataciones de atención primaria y Summa, que son los principales encargados de la realización de las pruebas PCR". La comunidad presume asimismo de que cuenta con material para proteger a sus sanitarios y con planes estratégicos para la vuelta a la normalidad.

Madrid asegura que ha potenciado el control de casos sospechosos con un sistema para la detección y seguimiento de contagios y contactos

Illa, en la Comisión de Sanidad de este jueves en el Congreso, insistía en la idea de que el examen a las CCAA no es un 'checklist', en la que se cumplen o no se cumplen ciertas premisas. Hay otros criterios que deben tenerse en cuenta, avisó, "como son los datos epidemiológicos, la movilidad o la preparación de las capacidades sanitarias para las siguientes fases, donde la capacidad de detección de nuevos casos o su aislamiento es esencial, junto a otros aspectos socioeconómicos". Todo ello debe analizarse "desde un punto de vista global y no solo mirando una única parte de la fotografía, cogiendo uno u otro indicador de forma aislada". "Quedarse con esto es simplificar una realidad mucho más compleja y que requiere una mirada amplia, de conjunto, en cada caso", agregó.

Sanidad se inclina por dejar Madrid en fase 0 y Ayuso protesta: no hay "razones técnicas"

El ministro reiteró que el paso de una fase a otra "no es una carrera ni un ranking", ni debe hablarse de "aprobados o suspensos", porque cada territorio avanza, "cada uno a su ritmo", "para hacer una desescalada de las restricciones con la máxima protección para la salud". "Esto no va de quién llega antes, sino de hacer las cosas bien para no dar pasos en falso que nos hagan retroceder a todos", remachó.

Quiénes más pasan el examen

Este jueves, también se celebraron encuentros bilaterales entre Sanidad y los equipos de Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Baleares y Canarias, a sumar a los de la víspera (Castilla y León y Andalucía). Nada apenas trascendió de estas reuniones.

  • Cataluña. El Govern de Quim Torra solicita que las regiones sanitarias de Lleida, Girona y Catalunya Central pasen a fase 1. Pero la Consellería de Salud de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona explicaron este jueves que aunque creen que la capital catalana y su área metropolitana deben seguir en la fase 0 de la desescalada, sí se podrían permitir ciertas actividades. O sea, se plantea para la Ciudad Condal y sus localidades vecinas una suerte de fase 0,5, en la que pudieran funcionar algunos servicios paralizados, se pusieran a punto los centros educativos para labores administrativas, se autorizaran actividades de ciencia e investigación, operase el comercio minorista ya sin cita previa y el préstamo de libros en bibliotecas.

El Govern pide que progresen a fase 1 Lleida, Girona y Catalunya Central. Pero plantea una suerte de fase 0,5 para Barcelona y el área metropolitana

  • Comunidad Valenciana. La semana pasada progresaron a fase 1 un total de 10 de los 24 departamentos sanitarios. Ninguna capital avanzó. Ximo Puig se ha considerado especialmente agraviado. La Generalitat cree que reúne los requisitos para aprobar el examen y que toda la autonomía salte a la etapa 1. Fuentes del Consell señalaron simplemente que el encuentro de este jueves fue muy positivo, informa EFE.
  • Andalucía. Ya están en fase 1 seis de las ocho provincias (Sevilla, Huelva, Cádiz, Córdoba, Almería y Jaén), y la Junta de Juanma Moreno quiere que evolucionen ahora las dos restantes, Málaga y Granada.
  • Castilla-La Mancha. En fase 1 están, desde el lunes, Cuenca y Guadalajara. La Junta de Comunidades, que dirige el socialista Emiliano García-Page, confía en que se unan ahora Toledo, Ciudad Real y Albacete.

Sanidad se inclina por dejar Madrid en fase 0 y Ayuso protesta: no hay "razones técnicas"

  • Castilla y León. Este jueves, la Junta anunció que el ministerio animó el miércoles a la consejería a revisar su propuesta y añadir otras 13 áreas de salud rural, por lo que se elevarían a 39 las zonas básicas que se sitúan en fase 1, informa EFE. En total, serían 10 áreas de Burgos, ocho de Salamanca, seis de Zamora, seis de Valladolid, tres en Ávila y León, y una en Segovia, Soria y Palencia. Sumarían, todas juntas, 78.035 vecinos, frente a los algo más de 53.000 que se desconfinaron el lunes en 26 áreas. Muy poca población en una comunidad que tiene 2,4 millones de habitantes.

Piden completar la entrada en fase 1 Andalucía, Valencia, Castilla-La Mancha y parte de Castilla y León. Cuatro islas quieren avanzar a la etapa 2

  • Baleares. El Govern de la socialista Francina Armengol reclama que pase a fase 2 la isla de Formentera, ya que entró en la etapa 1 hace casi 15 días, el 4 de mayo.
  • Canarias. La situación es análoga. El Gobierno del archipiélago, del socialista Ángel Víctor Torres, pide que evolucionen hasta fase 2 las islas que antes comenzaron la desescalada: El Hierro, La Gomera y La Graciosa.
España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
72 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios