NUNCA HA TENIDO LICENCIA DE FUNCIONAMIENTO

La finca de Guadarrama donde murieron dos jóvenes tiene orden de cierre desde 2009

Prados Moros lleva años organizando bodas en Guadarrama. El pasado 18 de mayo dos jóvenes murieron tras estrellar su coche contra un autobús que entraba a la finca por un acceso ilegal

Foto: El acceso ilegal a la finca Prados Moros, donde estaba estacionado el autobús que provocó el accidente
El acceso ilegal a la finca Prados Moros, donde estaba estacionado el autobús que provocó el accidente

"Ordenar el precinto de las instalaciones de la finca Prados Moros, carretera M-600 punto kilométrico 0,3, por incumplimiento de la orden de suspensión de la actividad para la celebración de matrimonios civiles o cualquier otro evento, que fue acordada mediante decreto de la Alcaldía 307/2009, de 18 de junio de 2009". Eso fue hace 10 años. El pasado 18 de mayo Darío y Juan Carlos, dos jóvenes de 27 y 28 años, perdían la vida cuando el coche en el que viajaban chocaba contra un autobús parado que estaba recogiendo a invitados de un enlace que se celebró en esa finca, justo en un acceso ilegal donde los vehículos no pueden parar.

El accidente seguramente se hubiera evitado si la finca no organizase bodas. No tiene licencia de funcionamiento, según la documentación que obra en poder de El Confidencial. Por lo que, al menos, lleva diez años celebrando eventos cuando legalmente no puede hacerlos. El administrador único de la empresa, Ignacio Araluce González, es el administrador único de Prados Moros SL desde agosto de 2007, una empresa constituida en mayo de 1992, según datos del Registro Mercantil. Este diario ha intentado sin éxito contactar con él y con los abogados de la misma. Aunque sí ha podido saber que tras el siniestro de hace unos días Prados Moros ha empezado a cancelar algunos eventos que tenía ya contratados.

La web de Prados Moros
La web de Prados Moros

El Confidencial también ha intentado hablar con el Ayuntamiento de Guadarrama, el municipio madrileño donde está ubicada la finca, para conocer qué medidas ha tomado estos años para precintar la instalación si ordenó su cierre en 2009. El concejal de Comunicación, Miguel Ángel Herrero, no ha querido hacer declaraciones. Tampoco la alcaldesa, Carmen Pérez del Molino, que se ha limitado a responder con un lacónico "diríjase al servicio de urbanismo" del Consistorio. La regidora pertenece a la Agrupación Popular por Guadarrama (APPG) y ocupa el cargo desde 2008. Primero bajo las siglas del PP, aunque se dio de baja en 2011 tras saber que el partido no contaba con ella para las elecciones de ese año y decidió crear su propia formación política. Ocupa cargos públicos desde 1987.

Quien sí lo tiene claro es la Asociación Madrileña de Empresas de la Restauración, que lleva años luchando contra la proliferación de este tipo de fincas rústicas que suelen organizar bodas y banquetes sin las licencias y permisos pertinentes. "Al no tener licencia de funcionamiento está claro. No puede organizar ninguna boda. Y lleva años haciéndolo", señala el abogado Javier Zamora. Basta echar un vistazo a su web para ver cómo promociona los últimos enlaces celebrados. "Nos casamos en la finca Prados Moros el mes pasado y no podía haber ido mejor, 100% recomendable", señalaban unos novios en enero de este mismo año.

En las redes sociales y en Internet también se pueden encontrar referencias a muchos otros enlaces celebrados en años anteriores. En junio de 2018, por ejemplo, la revista Semana publicaba un reportaje señalando que la boda de Diego Matamoros (hijo de Kiko Matamoros) y Estela Grande corría peligro porque el lugar elegido para el enlace, la finca Prados Moros, no tenía todos los papeles en regla. "Nosotros podemos reunir gente aquí y celebrar la boda, lo único que estamos en proceso de presentar certificados, pero para el día 13 de julio estará todo listo", asegura entonces Ignacio Araluce, el propietario, que aseguraba que ya tenía en su poder la licencia de actividad y la calificación urbanística, y que solo necesitaba una verificación de Industria. Al final la boda se celebró.

Es cierto que la finca tiene licencia de actividad. Una licencia que fue modificada en marzo de 2018, a petición de la empresa, que quería realizar algunas obras en sus instalaciones. Una resolución del Ayuntamiento de Guadarrama, que revela que las instalaciones (no la finca) tiene una superficie de 550 metros cuadrados y un aforo de 259 personas, aprobó la modificación de esa licencia, pero dejaba claro que "para el ejercicio de la actividad el titular deberá solicitar la licencia de funcionamiento" tras entregar "el certificado fin de obra del proyecto de actividad, fotocopia del boletín de instalación eléctrica y sellado por el organismo competente de la comunidad de Madrid, fotocopia de los certificados de las instalaciones de protección contra incendios, y fotocopia de los seguros de responsabilidad civil e incendios".

Ubicación de la finca Prados Moros
Ubicación de la finca Prados Moros

La resolución municipal, fechada el 16 de marzo de 2018, "ratifica el acuerdo de Junta de Gobierno local de 21 de noviembre de 2008, notificado fehacientemente al interesado mediante el cual 'se requería a Ignacio Araluce González el cese inmediato de la actividad de celebración de eventos' dado que carece la licencia de funcionamiento". El abogado Javier Zamora señala que es imposible conocer cuántos eventos se han podido celebrar en esta finca desde 2008 y que ellos llevan denunciando la situación desde 2011. "Hubo una orden de precinto en 2013 pero al final no se ejecutó porque Prados Moros dijo que dejaba de celebrar bodas. Obviamente no ha sido así".

En 2016 el Ayuntamiento también dictó otro decreto por el que se ordenaba la suspensión de la actividad. Lo que sí ha hecho el Consistorio es otorgar ciertas licencias de obra para que la finca mejore sus instalaciones. La finca tiene dos grandes aparcamientos, uno para autobuses, y una laguna artificial de 9.700 metros cuadrados. Una de las últimas licencias se concedió en enero de este año, para que Prados Moros hiciera trabajos en el punto de acceso a la finca, la glorieta donde comienza la M-600 y que une los municipios de Guadarrama y El Escorial. Y que es un informe de la Dirección General de Carreteras, de marzo de 2017, deja claro que solo puede usar esa entrada para acceder a la finca. Solo por la glorieta.

Un informe de la Dirección General de Carreteras, de marzo de 2017, deja claro que solo se puede acceder a la finca por la glorieta de la M-600

Sin embargo, el accidente se produjo en una recta, antes de llegar a la glorieta. Aunque los detalles del siniestro todavía están siendo investigados por la Guardia Civil, todo parece indicar que el autobús estaba intentando entrar en la finca por un acceso lateral (ver gráfico) para recoger a los asistentes de una boda. Este acceso no está permitido ya que los autobuses se ven obligados a hacer un giro que invade los dos carriles de la carretera. El accidente se produjo cuando el coche en el que viajaban las dos víctimas chocó contra el autobús. Hubo otros dos heridos leves. Uno de ellos el conductor, que dio positivo en el control de alcoholemia.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios