educación ya ha invertido 13,8 millones

El PP impide climatizar los colegios mientras su Consejería 'refresca' sus oficinas

Podemos no saca adelante su ley porque los populares creen que es un despilfarro para un par de semanas de calor durante el curso. La consejería acaba de gastarse 110.000 euros en siete sedes

Foto: Un aula de un colegio madrileño. EFE
Un aula de un colegio madrileño. EFE

No hubo acuerdo. El voto en contra del PP y la abstención del PSOE tumbaron la proposición de ley que Podemos llevó el jueves pasado a la Asamblea de Madrid para la "climatización y eficiencia energética de los centros educativos madrileños". Podemos (obviamente) y Ciudadanos avalaron la iniciativa. Pero sus 43 votos no fueron suficientes debido a la negativa de los populares (48 votos) y la abstención de los socialistas. Llega un verano más y el debate regresa al tablero político. ¿Pasan los escolares madrileños calor agobiante en las aulas en las últimas semanas del curso?, ¿están bien acondicionados los centros para hacer frente a las altas temperaturas? El grupo parlamentario del PP cree que no merece la pena tramitar como ley una iniciativa que es muy costosa económicamente "para un par de semanas de calor al año".

Podemos, por su parte, critica el cinismo de los populares, ya que en Andalucía sí han apoyado una iniciativa similar mientras en Madrid la rechazan. También lamenta la incoherencia del PSOE, que "crea un Ministerio de Transición Ecológica pero luego deja que decaiga una medida como esta". Lo más llamativo de todo, señalan desde Podemos y Ciudadanos, es que en febrero de este año la consejería de Educación adjudicó un contrato por valor de 110.000 euros "para el mantenimiento preventivo y correctivo de las instalaciones de climatización de las sedes de la consejería de Educación e Investigación". En concreto, de siete sedes que ya cuentan con aire acondicionado. "Los despachos del consejero sí, las aulas de los alumnos no", señalan desde Podemos.

La iniciativa de Podemos que quería plasmar en una ley no conllevaba la instalación de aire acondicionado en los más de 2.000 centros educativos de la región. "Nuestra propuesta no es instalar aire acondicionado, sino hacer una auditoria energética en cada centro para determinar qué actuaciones estructurales necesita y protegerlo así de las altas temperaturas", señala el diputado Miguel Ardanuy. "Los veranos cada vez son más largos y calurosos y la consejería no tiene un protocolo para las aulas en caso de olas de calor". En mayo y junio de este año, los dos últimos meses de clase, el clima ha sido afortunadamente benévolo, con lluvias y temperaturas suaves.

Pero el año pasado el calor extremo se adelantó y los servicios de emergencia tuvieron que intervenir en algunos centros escolares. El entonces consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, recomendó con toda naturalidad a los alumnos "hacer abanicos de papel" como "terapia ocupacional". Y la Consejería de Educación se limitó a enviar una circular a los centros con recomendaciones generales. Tuvo que intervenir hasta la Inspección de Trabajo, que visitó tres colegios e institutos de la región y concluyó efectuando "una advertencia" a la consejería para que cumpliera sus obligaciones a la hora aplicar la legislación en materia laboral.

El consejero de Educación, Rafael van Grieken, visitando un colegio madrileño
El consejero de Educación, Rafael van Grieken, visitando un colegio madrileño

Y es que un colegio o un instituto son centros de trabajo. El Real Decreto 486/1997 regula las "disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo". En el apartado de temperatura, esta debe oscilar entre los 17 y los 27 grados. Sobre todo en los "locales donde se realicen trabajos sedentarios", un tope que se sobrepasa en muchos centros escolares en las semanas finales del curso. Una petición en Change.org ya lleva más de 32.000 firmas solicitando aire acondicionado en los centros madrileños. Camiló Gené, presidente de la Federación de Padres y Alumnos Ginés de los Ríos, señala que no se trata de poner climatización en las aulas.

"No apostamos por eso. Nosotros apostamos por la eficiencia energética en los centros para que no haya frío en invierno ni calor en verano. La gran mayoría de los centros tienen muchos años de antigüedad y necesitan un plus de inversiones. Pero hace falta una inversión fuerte y planeada, conocer las necesidades de cada instalación. A veces ese planeamiento hay que hacerlo desde el principio, desde la elección de los terrenos y la orientación en la construcción. Además de apostar por la energías alternativas, algo por lo que no se está apostando".

"No apostamos por eso. Nosotros apostamos por la eficiencia energética en los centros para que no haya frío en invierno ni calor en verano"

Podemos proponía con esta ley una auditoría energética de cada centro, una guía técnica para asesor a los centros, unos planes de acondicionamiento climáticos y un plan plurianual de inversiones. El PP, por su parte, justificó su negativa (aunque primero anunció que iba a abstenerse) "porque para hacer todo esto no hace falta una ley". Desde Educación recuerdan que entre el inicio de la legislatura en 2015 hasta diciembre de 2017 "se han llevado a cabo 136 actuaciones para la mejora de la eficiencia energética de los centros educativos con una inversión de 5,8 millones de euros. A lo largo de 2018 están previstas actuaciones, algunas ya están finalizadas y la inmensa mayoría en ejecución, en más de 500 centros docentes públicos con un importe de 8 millones de euros".

Los trabajos han consistido básicamente en una mejora de las condiciones de ventilación y de las carpinterías exteriores, cambios de vidrios por otros más eficientes de baja emisividad, aislamientos en cubiertas y fachadas, instalación de persianas, vinilos y estores con control solar, instalación de toldos, celosías y pérgolas en patios, y sustitución de pantallas de iluminación por otros sistemas de menor consumo. La consejería ha invertido unos 5.000 euros por escuela infantil, unos 14.000 euros por instituto y unos 2.000 euros por centro de educación de adultos. El PSOE recuerda que según los presupuestos el Gobierno regional del PP ha dejado de gastar 11 millones en el mantenimiento de los centros educativos.

El portavoz popular en la Asamblea, Enrique Ossorio, señala que el ritmo que marca la Unión Europea es del 3% de centros renovados cada año y que lo pretendía aprobar Podemos suponía actuar sobre el 50% de los centros con una media de 600.000 euros por instalación, algo "inviable". En toda la comunidad de Madrid hay 2.284 colegios, institutos de secundaria y otros centros educativos. Ossorio resumió a la perfección el pensamiento de los populares: "No podemos tener aparatos de climatización para que un mes de junio cada 20 años haga calor. Lo siento por mis hijos y por los de los demás. Porque pasen calor una semana no podemos permitirnos ese despilfarro (...) Yo pasé mucho calor y aquí estoy, y ustedes supongo que también pasaron mucho calor en las aulas y estamos vivos".

"Yo pasé mucho calor y aquí estoy, y ustedes supongo que también pasaron mucho calor en las aulas y estamos vivos", señala el portavoz del PP

El PSOE, por su parte, justició su abstención porque la propuesta de Podemos tiene "deficiencias y limitaciones" y porque "no todo se arregla por ley, pero como no nos gusta vetar leyes optamos por la abstención". Y eso que los socialistas calificaron de "nefasta" la "gestión de la climatización de los centros educativos por parte de la Comunidad de Madrid". En Andalucía, donde gobierna el PSOE, el Parlamento andaluz aprobó en junio de 2017 unas 20 medidas propuestas por Ciudadanos para mejorar la climatización de los centros educativos. Y en febrero de este año se aprobó la tramitación de una proposición de ley diseñada por Podemos para la mejora de las condiciones térmicas y ambientales de los centros escolares. PP, C's e IU la respaldaron; el PSOE votó en contra.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios