varias administraciones la utilizaron

Un informático denuncia amenazas tras asegurar que Telefónica le plagió una 'app'

Eugenio Herrero creó una plataforma informática que tiene "sospechosas coincidencias" con la que luego desarrolló la multinacional tras mantener varias reuniones con él

Foto: Eugenio Herrero (derecha) con Glen Gilmore, gurú de las redes sociales.
Eugenio Herrero (derecha) con Glen Gilmore, gurú de las redes sociales.

"Te hemos advertido varias veces. Este es el último aviso. Deja SafetyGPS en España y en cualquier otro mercado internacional, la familia es lo primero". Este es el amenazador mensaje que el pasado 9 de noviembre recibió en su correo electrónico Eugenio Herrero, madrileño de 43 años, informático y exasesor del PP en un ayuntamiento madrileño. Era la cuarta amenaza que recibía, todas a través de la red Tor (que camufla el servidor que envía el mensaje), pero esta cruzaba una peligrosa línea roja. Fue la gota que colmó el vaso. El 25 de noviembre se presentaba ante la Guardia Civil y ponía una denuncia en el Grupo de Investigación Tecnológica de la Unidad Orgánica de Policía Judicial, aportando documentación que suma 60 páginas.

Eugenio es el padre de una plataforma informática que bautizó como SafetyGPS, "destinada a salvar vidas" y que era gratuita en España para ciudadanos y administraciones. Una aplicación en el teléfono móvil con un sinfín de funciones. Servía para que un vecino comunicara a su ayuntamiento, en pocos segundos, un aviso sobre una emergencia o un incidente, y un plano de situación localizando el punto exacto de la ciudad donde se estaba produciendo. Por su parte, la Administración pública podía informar a sus residentes de cualquier suceso (averías en la vía pública, accidentes, manifestaciones...) y proporcionar información sobre emergencias (datos de desaparecidos, estadísticas sobre delincuencia, fotos, vídeos, geoposicionamiento de lugares donde hay desfibriladores, comisarías o centros de salud...), incluso ofrecía triangulación geográfica de incendios forestales en pocos segundos.

Al principio, la aplicación tuvo cierto éxito. En febrero de 2012, el alcalde de Alcorcón, David Pérez (hoy sigue siendo regidor y diputado autonómico) presentó SafetyGPS, a la que definió como "aplicación novedosa y sencilla" que llegaba al municipio avalada por el Servicio de Emergencias de la Comunidad de Madrid 112, por la Dirección General de Protección Ciudadana y asociaciones de personas con discapacidad. Alcorcón fue el primer consistorio en implantarla, al que luego se sumaron muchos más: Tres Cantos, San Sebastián de los ReyesColmenar Viejo, Collado Villalba... "así hasta una veintena. La única condición es que fuera gratuita. Ya se monetizaría después con acuerdos con entidades privadas o publicidad", señala Herrero.

Eugenio Herrero, en una entrevista en Antena 3.
Eugenio Herrero, en una entrevista en Antena 3.

La bola de nieve fue creciendo. Eugenio empezó a salir en varios medios de comunicación explicando su plataforma y cada vez más administraciones (incluso de otros países) se fueron interesando por ella. De hecho, firmó un convenio de colaboración con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y la Confederación Estatal de Personas Sordas "para promocionar la accesibilidad de los servicios de emergencia a las personas con discapacidad auditiva" en todo el territorio nacional. "Creo que la aplicación ayudaba a la gente con discapacidad, pero ahora me doy cuenta de que todo fue un paripé. Hay quienes luchan por alcanzar un cargo para cambiar las cosas y cuando lo consiguen se les olvida por qué luchaban", explica Herrero.

Reuniones para plagiar su idea

Eugenio se siente decepcionado y asegura que todos sus problemas comenzaron cuando empezó a negociar con la Consejería de Presidencia y Justicia que dirigía Salvador Victoria (imputado en la Púnica) la implantación de SafetyGPS en el 112 con la ayuda del Gobierno regional. El informático aporta los diarios de aquellas reuniones, celebradas en abril de 2013. "Presenté mi proyecto en varias ocasiones y empezaron las reuniones técnicas para la incorporación de mi plataforma en el sistema de avisos del 112 Madrid. A esas reuniones acudió personal de Telefónica, con nombres y apellidos, que ya trabajaba con el 112".

Según Herrero, el personal de Telefónica se limitó a tomar notas de las funcionalidades de su aplicación en las primeras reuniones, "para después criticar la viabilidad económica del proyecto, algo para lo que no tenía competencia". La idea finalmente no cuajó y la comunidad no apoyó la plataforma. "Yo tenía patentados la marca y los dominios en internet, pero una idea no se puede patentar en España. Mi sorpresa llegó tiempo después cuando Telefónica, a través de su filial Movilforum, presentó My112, una aplicación con sospechosas coincidencias con mi plataforma. ¿Plagio? No lo puedo probar, pero me temo que me tomaron el pelo", asegura Herrero, que explica se reunió varias veces con Movilforum "para explicarles todo sobre SafetyGPS y curiosamente quien firma la 'app' de My112 es Movilforum. Esto se puede comprobar fácilmente en las 'stores' de Android e iOS".

En su denuncia ante la Guardia Civil explica que "la Administración y Telefónica estaban desarrollando aplicaciones basadas en su idea a sus espaldas". En agosto de 2014, Salvador Victoria anunciaba que el Gobierno regional incorporaba My112, creada por Telefónica, al Centro 112. Un año antes, en 2013, la Comunidad había adjudicado a Telefónica por 8,1 millones el "sistema de administración y mantenimiento de los sistemas de información y comunicaciones del servicio 112 de la Comunidad de Madrid". 

El único arrebato de frustración que se permitió Eugenio fue contar en un 'blog' todo lo que le había pasado. Empezaron entonces las amenazas

"Supongo que lo que no gustó de mi proyecto a algunos políticos es que fuera gratuito, sin coste para las administraciones, lo que fastidiaba muchos contratos a empresas privadas. Ahora lo entiendo", argumenta Herrero, que asegura que lo dejó correr aunque ya había invertido más de 12.000 euros "y un montón de horas en mis ratos libres" en desarrollar SafetyGPS y 200 euros al mes durante cuatro años para mantener el servidor. En septiembre de 2015 incluso rescindió el convenio con Sanidad, cansado de que no se cumpliera lo pactado en él. "A mi juicio, no hubo voluntad de ayudar a las personas con discapacidad. Solo querían la foto".

El único arrebato de frustración que se permitió Eugenio fue publicar en un 'blog' todo lo que le había pasado y sus planes de futuro: "En otoño, una gran multinacional (obviamente no Telefónica) será 'partner' tecnológico de SafetyGPS para dar cobertura tanto a todo el territorio nacional como al resto de Europa por ahora. Es más que probable, que por la forma de pensar de este país, una tecnología 100% española, gratuita, avalada, eficaz y revolucionaria se use antes fuera de España que dentro", escribió. "No quería problemas. Sé que hay que luchar donde se debe luchar, no solo donde sabes que vas a ganar". Pero comenzaron entonces las amenazas. "Recibí presiones y me obligaron a cerrar el 'blog'. Lo que no tolero ya es que mencionen a mi familia. Por eso fui a la Guardia Civil". El Confidencial se ha puesto en contacto con Telefónica para conocer su versión, sin tener respuesta.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios