Complot 'púnico': el día que intentaron acabar con la 'vicepresidenta' de la CAM
  1. España
  2. Madrid
ISABEL GALLEGO, DIRECTORA DE COMUNICACIÓN

Complot 'púnico': el día que intentaron acabar con la 'vicepresidenta' de la CAM

Isabel Gallego, directora general de Comunicación de la CAM y jefa de la campaña de Esperanza Aguirre a la Alcaldía, declaró este viernes ante la Guardia Civil por la trama Púnica

Foto: Isabel Gallego (dcha.), junto a Esperanza Aguirre. (madrid.org)
Isabel Gallego (dcha.), junto a Esperanza Aguirre. (madrid.org)

Siempre ha estado ahí. Infatigable,pegada al teléfono veinticuatro horas,defendiendo a muerte a su 'jefa', la Espe, y a los madrileños frente a las inclemencias exteriores, frente al fuego enemigo... y también amigo.Posiblemente hayasido la mujer con más poder en la última década en la Comunidad de Madrid, después de la expresidenta Esperanza Aguirre. Ayer, la periodista Isabel Gallego se convirtíaen noticia trasdeclarar en el marco de la Operación Púnica, víctima de los turbios manejos del politiqueo madrileño.

Llegó a la Puerta del Sol doce años atrásdesde la redacción de Abc, donde forjó toda su trayectoria profesional. En su época de 'plumilla' conoció a Ignacio González cuando era subsecretario de Educación y ella, una redactora especializada en esta materia.

Con la irrupción de Esperanza Aguirre en la presidencia de la Comunidad de Madrid, tras el Tamayazo que apartó a los socialistas del poder, González colocó a Gallego como máxima responsable de Comunicación de la región madrileña. El todavía presidente convenció a Aguirre de los dotes de la periodista, que finalmente acabaría sustituyendo aIsabel Martínez Cubells, que había acompañado a la candidata del PP a la Comunidad durante aquella campaña electoral.

Mujer todoterreno, Gallego compagina su trabajo 24 horas 365 días al año con la educación de sus dos hijos. Su capacidad de trabajo es reconocido por todos, hasta por sus adversarios políticos, los que dicen que “nada pasa en la Comunidad de Madrid sin que pase por Isabel Gallego, la mujer más poderosa del Ejecutivo madrileño”. Es ella quien prepara a prácticamente todos los consejeros sus comparecencias ante la prensa para pulir sus mensajes. De hecho, una de las primeras medidas que tomó cuando se hizo cargo de la dirección de Comunicación de la Comunidad de Madrid fue obligar a todas las áreas de gobierno a que le pasaran puntualmente las agendas de los consejeros. No quería que se le escapara nada.

En estos doce años al frente de la comunicación del Ejecutivo madrileño ha conseguido casi lo imposible: ser la mujer de confianza, a la vez, de Aguirre y de González. Gallego, casada desde 1993 con Pedro Rodríguez Martín, está tan unida a la lideresa que, cuando decidió renunciar a la presidencia de la Comunidad en septiembre de 2012, fue una de las tres personas que sabía la noticia antes de anunciarse públicamente en rueda de prensa. La consejera de Educación, Lucía Figar,no pudo contener las lágrimas al oír las declaraciones de la jefa ante la prensa. Nadie le había desvelado el secreto mejor guardado del día.

Estuvo también en la mente de Aguirre en otro momento clave en la vida de la lideresa, cuando ya ni siquiera era su jefa oficial. Hace justo quince días, cuando María Dolores de Cospedal llamó por teléfono a Esperanza Aguirre para comunicarle que el PP quería recuperarla y le pidió que encabezara la lista a la Alcaldía de Madrid, la periodista fue la segunda persona a la que la presidenta del PP regional dio la noticia. Antes que a su propio marido y solo después de que lo supiera Ignacio González.

Se quedó con González

Isabel Gallego siguió siendo directora general de Comunicación de la Comunidad de Madrid cuando Aguirre cedió el sillón presidencial a González, para reforzar su imagen, que ya estaba tocada por el ático que le ha costado el puesto, y apuntalar su gestión. Pero nunca perdió el vínculo con la presidenta del PP de Madrid, a quien siguió acompañando a más de una rueda de prensa en Génova.

Dos días después de que Aguirre aceptase el encargo de Mariano Rajoy, la expresidenta anunció sus hombres clave en la campaña electoral para las municipales del 24 de mayo. Isabel Gallego volvía al lado de la expresidenta como jefa de comunicación de su campaña, a pesar de que otra periodista, María Torre-Marín, había estado al lado de Aguirre desde que abandonó la Puerta del Sol.

Declarar ante la Guardia Civil

Isabel Gallego tuvo que ir este viernes a declarar ante la Guardia Civil en el marco de la investigación en torno a las actividades de la trama desarticulada en la Operación Púnica. En concreto, por un contrato de seguimiento y posicionamiento online de noticias de la Comunidad de Madrid alcanzado con Alejandro de Pedro, empresario imputado en el caso.

Dos días después de que Aguirre aceptase el encargo de Rajoy, Isabel Gallego volvía al lado de la expresidenta como su jefa de comunicación

El juez decidió tomar declaración a la colaboradora de Esperanza Aguirre tras estudiar los documentos, facturas y apuntes que fueron requisados por la policía durante los registros en varias sedes de la Comunidad de Madrid a principios de año. Esperanza Aguirre ha tomado la decisión de mantener a Gallego en su puesto como directora de Publicidad y Medios en la campaña del PP a las elecciones municipales y autonómicas.

El director de la campaña, Iñigo Henríquez de Luna, defendió este viernes “la honestidad y profesionalidad contrastada” de Isabel Gallego. Henríquez de Luna aseguró que los contratos firmados por Gallego como directora de Comunicación del Ejecutivo regional son “plenamente legales”, y destacó que los mismos fueron debidamente fiscalizados por los servicios jurídicos y la intervención general de la Comunidad de Madrid.

Mariano Rajoy Esperanza Aguirre Ignacio González Operación Púnica
El redactor recomienda