La dimisión por sorpresa de Aguirre desata todas las especulaciones
  1. España
IGNACIO GONZÁLEZ SERÁ SU SUSTITUTO; LA DECISIÓN NO ESTÁ SÓLO MOTIVADA POR EL CÁNCER

La dimisión por sorpresa de Aguirre desata todas las especulaciones

Esperanza Aguirre ha anunciado hoy de forma inesperada en una rueda de prensa su retirada de la política, abandonando la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

Foto: La dimisión por sorpresa de Aguirre desata todas las especulaciones
La dimisión por sorpresa de Aguirre desata todas las especulaciones

Esperanza Aguirre ha anunciado hoy de forma inesperada en una rueda de prensa su retirada de la política, abandonando la Presidencia de la Comunidad de Madrid. El anuncio, comunicado esta misma mañana al presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha cogido por sorpresa a todo su entorno. Sólo los más cercanos colaboradores sabían lo que iba a comunicar hoy Aguirre, que siempre había concebido la política como "una actividad temporal" y que, pese a ser una decisión muy meditada, "ha sido dura, durísima".

La sorpresa ante una dimisión tan inesperada, que se ha colocado como Tema del momento en Twitter tanto en España como a nivel global, no ha tardado en dar paso a la especulación entre los populares sobre las razones tras la renuncia o sobre su sucesión. Con la voz entrecortada por momentos, Aguirre ha admitido que quiere pasar más tiempo con su familia y que en su decisión algo ha influido el cáncer de mama que ha padecido, y del que "presuntamente" está curada. Entre sus adversarios políticos, la sorpresa y el respeto ha sido la nota predominante entre las reacciones a la noticia. Mientras, la ciudadanía ha utilizado las redes sociales para debatir sobre los verdaderos motivos que la han empujado a dimitir.        

El pasado viernes, un círculo muy reducido de colaboradores que incluía a su vicepresidente Ignacio González y a su jefa de Comunicación, Isabel Gallego, ya sabían lo que iba a anunciar este lunes Esperanza Aguirre, quien esta mañana agradeció que nadie filtrara su decisión antes de que ella se entrevistase con el presidente del Gobierno. La rueda de prensa se convocaba para las dos de la tarde y solo media hora antes miembros destacados de su Gobierno no tenían idea de lo que se proponía anunciar.

Aguirre, visiblemente emocionada y al borde de las lágrimas, comunicaba poco después de las dos de la tarde en la sede de la Comunidad de Madrid, en la madrileña Puerta del Sol, que abandonaba la política activa. Su salida deja al frente de la Comunidad a Ignacio González, su vicepresidente desde hace nueve años, a quien la baronesa califica como "la persona mejor preparada para sucederme en el cargo".

Volverá a ser funcionaria

Con la salida de Aguirre, Ignacio González se queda como presidente en funciones y será ratificado por la Asamblea de Madrid, donde los aguirristas son legión. Sin embargo, está por ver si será el próximo candidato en la siguiente cita electoral, pues las relaciones de González con Génova no son nada buenas y los ‘antiaguirristas’, que los hay en todas las plantas de Génova, ya están moviendo sus hilos para evitarlo.

De momento, Aguirre seguirá al frente del Partido Popular en Madrid, un asunto que quiere zanjar cuanto antes “porque no me gusta la bicefalia”. La presidenta tiene la intención de pedir su reingreso como técnico de Información y Turismo del Estado, cargo que dejó cuando decidió dedicarse full time a la política.