Ante la crisis del Covid-19

La Junta Electoral gallega se abre a suspender el 5-A si hay "consenso de las candidaturas"

A una semana del inicio de la campaña, los partidos cancelan su agenda del fin de semana y comienzan a asumir la dificultad de ir a elecciones

Foto: El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)

Lo que la noche del martes parecía una extravagancia el jueves es el escenario más posible. Como todo lo que rodea la crisis del coronavirus, los hechos avanzan a tanta velocidad que el eventual aplazamiento de las elecciones, un hecho inédito en democracia, se abre camino a pasos agigantados. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, lo insinuó un día, al siguiente se abrió el debate y este jueves encontró el respaldo de la Junta Electoral de Galicia, que reconoce un vacío legal pero deja la decisión en manos de los partidos. La suspensión no entusiasma a las formaciones de la oposición, que sospechan que Feijóo pretende evitar unos comicios con una alta abstención entre los electores de más edad, su granero de votos, pero comienzan a asumir que resultará difícil ir a las urnas el 5 de abril.

La decisión no es fácil, ya que existe un vacío legal al que también apela la Junta Electoral de Galicia, que allana no obstante el camino de las pretensiones de un Feijóo que insiste a diario en apostar por la suspensión. El organismo que encabeza el presidente del Tribunal Superior de Xustiza, José María Gómez y Díaz-Castroverde, entiende que, “ante la ausencia de una regulación expresa que autorice cualquier aplazamiento”, deben ser “los mecanismos propios del Estado de Derecho y el consenso de las candidaturas concurrentes los que han de orientar las decisiones que vengan impuestas, de ser el caso, por el devenir de la crisis sanitaria”.

El ambiente de pesimismo sobre las posibilidades de celebrar las elecciones va en aumento por horas. Este mismo jueves, los principales partidos que concurren en las autonómicas gallegas anunciaron la supresión temporal de la campaña. Los populares no realizarán ningún acto hasta el lunes, día en el que está previsto que Feijóo mantenga una reunión con los candidatos del resto de fuerzas políticas, a las que animó a seguir su ejemplo. Algunas de ellas ya lo habían hecho. Es el caso del BNG, que canceló su agenda electoral del fin de semana. Galicia en Común también suspendió sus actos principales y anunció que limitará al máximo las actividades presenciales, en tanto que el PSdeG canceló la visita de Pedro Sánchez este domingo a Lugo para respaldar al candidato Gonzalo Caballero. A última hora del día, el también secretario general de los socialistas emitió un comunicado en el que expuso su disposición a estudiar un cambio de fecha electoral, condicionado a que se fije con todas las garantías, obedezca a recomendaciones sanitarias y exista encaje legal.
La Junta Electoral Central no se ha pronunciado aún de forma oficial, y en su seno se debate cómo actuar ante una situación inédita. Fuentes jurídicas apuntan las complicaciones por ejemplo del voto por correo, y la imposibilidad de contratar a personal para realizar el trabajo logístico en naves. La posibilidad que se abre paso es la declaración del estado de alarma, una eventualidad que no ha descartado el presidente Pedro Sánchez en su intervención de este jueves desde La Moncloa. El tiempo apremia por el calendario del propio voto por correo, ya que a partir del próximo lunes los electores que hayan recibido la documentación pertinente en sus domicilios podrán comenzar a emitir su voto, con lo que el proceso ya estaría en marcha.
Feijóo no ceja en el empeño de lograr el aplazamiento. De pedir al Gobierno que estudie esa posibilidad ha pasado a reclamar que solo se celebren “si hay garantías” y a considerarlas “secundarias” frente a la crisis desatada. “Las elecciones solo se pueden celebrar el 5 de abril si tenemos garantías de que todos los gallegos pueden votar con absoluta garantía y todos los miembros de las mesas pueden estar allí 12 horas”, afirmó el candidato del Partido Popular a la reelección.

La propia Xunta se ha puesto ya a analizar las vías legales que respalden el aplazamiento, con la petición de informes a la Asesoría Jurídica y a expertos sanitarios sobre el impacto que tendría celebrar los comicios. “Si no hay garantías para celebrar las elecciones como responsables de salud pública, lo diremos”, señaló Feijóo . El titular de la Xunta admitió que la decisión última corresponde al Gobierno central y que “no hay previsión legal” al respecto, por lo que tendría que hacerse una interpretación “constitucional” de la ley.

Los socialistas se resisten a aceptar el aplazamiento. Su candidato aboga por observar la evolución del virus antes de adoptar cualquier decisión y aconseja atender lo que trasladen “los médicos y los expertos en epidemias”. “De momento no se han planteado más medidas que las que se están adoptando”, señaló Gonzalo Caballero. “Si las elecciones fuesen este domingo, el escenario parece que podría permitir la celebración con unas ciertas precauciones, pero hay que prever cualquier escenario y nosotros vamos a respetar las cuestiones médicas”, añadió.

En Galicia en Común- Anova Mareas, además de suspender los actos de campaña, su candidato, Antonio Gómez Reino, inició un período de cuarentena preventiva, tras las recomendaciones sanitarias y del grupo parlamentario en las Cortes Generales. “A pesar de no tener síntomas, me pongo a disposición de los profesionales de la sanidad pública”, escribió en su cuenta de Twitter. Todos los diputados de su grupo en el Congreso han adoptado medidas de “autocuarentena y teletrabajo”, tras el positivo dado por su compañera de grupo y ministra Irene Montero.

Quién sí presentaba evidentes síntomas de catarro fue Alberto Núñez Feijóo en la comparecencia de prensa que celebró tras la reunión de su gobierno de este jueves. El presidente de la Xunta, que intervino ante una veintena de periodistas en una pequeña sala, no aclaró si se ha sometido a las pruebas del coronavirus. Preguntado sobre si algún miembro de su Gobierno lo ha hecho, respondió: “Si hay sintomatología tenemos que hacerlas, como cualquier ciudadano. Si hay fiebre, hay que hacerlas”. Las fuentes de la Xunta consultadas al respecto tampoco aclararon si se ha sometido al test.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios