¿Qué comunidades y municipios prohíben viajar? Estas son las restricciones de movilidad por territorios
  1. España
  2. Coronavirus
Mapa de los cierres perimetrales

¿Qué comunidades y municipios prohíben viajar? Estas son las restricciones de movilidad por territorios

A medida que la curva de contagios desciende, los gobiernos autonómicos comienzan a suavizar las restricciones decretadas para amortiguar el impacto de la tercera ola

placeholder Foto: Control policial en Logroño. (EFE)
Control policial en Logroño. (EFE)

El 'baile' de restricciones continúa. Tras el paréntesis de las fiestas navideñas, los gobiernos autonómicos se vieron obligados a endurecer sus medidas para tratar de contener la tercera ola del coronavirus. Ahora, un mes después de que las primeras administraciones recuperasen las limitaciones de movilidad, la curva de contagios por fin comienza a bajar, pero el proceso está siendo asimétrico y cada región sigue su propia estratgia. Bajo estas líneas se detallan las normativas que rigen en cada territorio y que siguen sujetas a modificaciones durante los próximos días:

Cataluña ha decidido prorrogar una semana más sus restricciones. Hasta el pasado 8 de febrero, el Govern aplicaba un confinamiento perimetral por municipios, pero la limitación pasó a ser de ámbito comarcal, al igual que durante el período navideño. Esta medida, que se extenderá hasta el 28 de febrero, se traduce en que los catalanes pueden moverse dentro de su comarca con total libertad, pero no pueden viajar a otras salvo por causas justificadas como la imposibilidad de teletrabajar, el regreso al domicilio de residencia, el cuidado de un familiar o razones médicas. El toque de queda se mantiene, de momento, de 22:00 a 6:00. La restauración abre en dos tramos: de 7:30 a 10:30 y de 13:00 a 16:30.

Después de varios meses de estrictas restricciones, la Comunidad Valenciana prevé levantar el cierre durante los fines de semana y festivos, que afecta, hasta el 1 de marzo, a las ciudades con más de 50.000 habitantes: Valencia, Alicante, Elche, Castellón, Torrevieja, Torrent, Orihuela, Gandia, Paterna, Benidorm, Sagunt, Alcoi, Sant Vicent del Raspeig, Elda, Petrer y Vila-real. Eso sí, de momento no hay horizonte para que decaiga la limitación de movilidad respecto a otras regiones; ni tampoco el toque de queda, que se mantendrá de 22:00 a 6:00 en toda la región.

La Rioja se rige por un 'semáforo' con seis niveles de restricciones, en función de parámetros como la incidencia acumulada o el número de hospitalizados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Toda la comunidad permanecerá en nivel 4, al menos, una semana más, lo que implica que siguen prohibidos los viajes a otras regiones, si bien se permite ya la movilidad entre municipios. En cualquier caso, el Gobierno riojano se reserva la posibilidad de establecer limitaciones específicas en aquellas localidades con más de 3.000 habitantes que tengan una evolución preocupante de los datos epidemiológicos. El toque de queda pasa a ser de 23:00 a 5:00 en todo el territorio y las reuniones sociales pueden congregar a un máximo de seis personas. Además, se sigue recomendando a los ciudadanos que sólo salgan de su domicilio para lo necesario.

Tras el incremento de los contagios después de Navidades, Extremadura no tuvo más remedio que endurecer las medidas. Ahora que la incidencia por fin está bajando, ha vuelto a aliviarlas. El cierre de la región en su conjunto decayó el 6 de enero, sin que se ordenara ninguna prórroga, pero sí que pesaba un confinamiento perimetral sobre todos los municipios de la región. Desde el 12 de febrero, esta medida sólo se mantendrá en las 22 localidades que superan los 3.000 habitantes y tienen una incidencia acumulada de más de 500 casos durante los últimos 14 días: San Vicente de Alcántara, Miajadas, Valencia de Alcántara, Puebla de la Calzada, Malpartida de Plasencia, Villafranca de los Barros, Santa Amalia, Ribera del Fresno, Trujillo, Montijo, Talavera la Real, Alburquerque, Calamonte, Herrera del Duque, La Zarza, Hervás, Arroyo de San Serván, Villanueva del Fresno, Valverde de Leganés, Aceuchal, Barcarrota y Santa Marta. El toque de queda se mantiene de 22:00 a 6:00 en cualquier punto de la comunidad, al tiempo que la hostelería reabre en horario de 7:00 a 18:00 con un máximo de cuatro comensales por mesa.

Galicia ha iniciado su desescalada. Ello supone que, por norma general, se permitirá la movilidad entre los concellos con la misma situación epidemiológica. Hay 189 municipios (54% de la población) con una incidencia acumulada por debajo de 250, con lo cual no habrá problema para moverse de uno a otro. En otros 107 (44% de la población) pertenecientes a A Coruña, Ferrol y Pontevedra, donde la incidencia se sitúa entre 250 y 500, se puede salir de la localidad pero no abandonar el área en cuestión. Por ejemplo, un habitante de Origueira podría viajar al pueblo de al lado, pero no salir de A Coruña. Por último, seguirán cerradas 17 localidades con una incidencia superior a 500: Aranga, Cabanas, Carballo, Ponteceso, Toques, Corcubión, Malpica de Bergantiños y Moeche (A Coruña); Catoira (Pontevedra); Guitiriz, O corgo y A Pontenova (Lugo); Gomesende, A Gudiña, Larouco, A Peroxa y Xunqueira de Espadañedo (Ourense).

Andalucía extiende sus restricciones hasta el próximo 4 de marzo, fecha hasta la cual se mantiene el cierre perimetral de la comunidad, el de sus ocho provincias y el de los municipios cuya incidencia acumulada supere los 500 casos por cada 100.000 habitantes. Siguiendo este criterio, 132 localidades andaluzas no permiten la movilidad y en 29 de ellas se prohíbe, además, cualquier actividad no esencial. Seis capitales —Sevilla, Málaga, Córdoba, Huelva y Jaén— ya han dejado atrás el cierre perimetral. Los esquiadores tienen permitido viajar a Sierra Nevada, siempre y cuando no procedan de un municipio con restricciones de movilidad. El toque de queda se mantiene, por el momento, entre las 22:00 y las 06:00 horas en el conjunto de la región, pese a que el Gobierno andaluz solicitó por escrito al Ministerio de Sanidad adelantarlo a las 20:00.

La Junta de Castilla y León fue de las primeras en mover ficha, con un cierre indefinido en la región previsto hasta que finalice el estado de alarma. Además de por razones médicas, laborales o de fuerza mayor, se exceptúan la entrada y salida desde el Puerto de Navacerrada, situado en la Carretera N-601, en el límite de la Comunidad de Madrid y la provincia de Segovia. El toque de queda se adelantó dos horas (pasa a ser de 20:00 a 6:00), si bien el Tribunal Supremo ha suspendido la medida al considerar que infringe el decreto del estado de alarma. La Justicia no entra en el fondo del asunto, por lo que queda pendiente de una nueva resolución. Por otra parte, la Junta pide a los ciudadanos que se autoconfinen y que sólo salgan de casa para atender las ocupaciones imprescindibles.

La vecina Castilla-La Mancha mantiene el cierre de la comunidad, pero ya no pesan limitaciones de entrada y salida sobre sus municipios. En su última revisión, el Gobierno castellanomanchego ha rebajado al nivel 2 las medidas vigentes en todos ellos, a excepción de en 11: El Casar, Sigüenza y Villanueva de la Torre (Guadalajara); Iniesta (Cuenca); Casarrubios del Monte, Fuensalida, Torrijos, Noblejas, La Puebla de Montalbán, Santa Cruz de la Zarza y Valmojado (Toledo). Tanto para los de nivel 2 como los de nivel 3, el toque de queda es de 22:00 a 7:00. Las diferencias más sustanciales están en los aforos de bares, restaurantes, comercios, cines y salas de teatro.

Hasta nuevo aviso, la Comunidad de Madrid permite las entradas y salidas, salvo en 25 zonas básicas de salud y 8 localidades con una "tendencia creciente significativa en la incidencia", donde quedan restringidos por completo los desplazamientos. Las restricciones pesarán sobre 700.000 madrileños cuando el próximo lunes se incorporen a la lista Vinateros Torito y Villanueva del Pardillo. Desde el 18 de febrero, el toque de queda se atrasa a las 23:00 y también se permite que la hostelería cierre a esta misma hora, aunque sólo podrá recibir clientes hasta las 22:00.

La Región de Murcia sigue cerrada, pero la limitación perimetral ya sólo se aplica en los seis municipios que continúan en riesgo extremo: Ulea, Beniel, Yecla, Abarán, Pliego y Cieza. En los otros 39 municipios se permite la movilidad territorial dentro de los límites de la comunidad, exceptuando la entrada y salida a los municipios con nivel de alerta extremo. El toque de queda es de 22:00 a 6:00, independientemente del riesgo que tenga cada localidad, mientras que las terrazas han reabierto al 75% de ocupación en los territorios que no están en riesgo extremo. Allí se pueden reunir dos personas no convivientes, como máximo.

Aragón mantiene, hasta el 4 de marzo, el cierre perimetral de la comunidad y de las tres provincias, pero ya sólo queda Teruel como único municipio mayor de 10.000 habitantes al que se prohíbe la entrada y salida. Después de que abrieran Zaragoza y Calatayud, la última localidad en rebajar el umbral de los de 250 casos por cada 100.000 habitantes es Alcañiz. Los únicos motivos que justifican los desplazamientos son los ya sabidos —razones médicas, laborales o de fuerza mayor contempladas en el decreto del estado de alarma—, en cuyo caso se deberá firmar una declaración responsable que puede encontrarse en el primer anexo de este documento. Desde el 26 de febrero, el toque de queda se retrasa a las 23:00.

un municipio con más de 10.000 habitantes con restricciones ha levantad todos aquellos municipios con más de 10.000 habitantes e incidencia acumulada por encima de los 250 casos. Esta última restricción ya sólo afecta a Alcañiz y Teruel, después de que decayera en Zaragoza y Calatayud el pasado 19 de febrero. Los únicos motivos que justifican los desplazamientos son los ya sabidos —razones médicas, laborales o de fuerza mayor contempladas en el decreto del estado de alarma—, en cuyo caso se deberá firmar una declaración responsable que puede encontrarse en el primer anexo de este documento. El toque de queda tiene vigencia entre las 22:00 y 6:00 horas.

País Vasco impide los viajes fuera de la comunidad autónoma hasta que acabe el estado de alarma, no deja moverse entre sus provincias y, desde el 25 de enero, tampoco permite entrar o salir de ningún municipio sin causa justificada. Anteriormente esa medida sólo se aplicabla en aquellos que registrasen 500 casos por cada 100.000 habitantes, pero se decidió hacerla común a las 251 localidades de la región. El toque de queda se mantiene entre las 22:00 y las 6:00 horas, mientras que bares y restaurantes tienen que cerrar una hora antes. En los municipios con más de 500 casos por cada 100.000 habitantes la hostelería echa el cierre por completo.

En el caso de Navarra, se mantiene el decreto foral que, ya en diciembre, recogía las restricciones de movilidad y, con él, la prohibición de entrar y salir de la comunidad, salvo por motivos profesionales, escolares, sanitarios, asistenciales o de fuerza mayor hasta el 25 de febrero. En un principio, sí que hay libertad de circulación dentro de la región. El toque de queda sigue siendo de 23:00 a 6:00 y, en cuanto a la hostelería, sólo se permite consumir en terrazas hasta las 21:00.

El Principado de Asturias vuelve a estar cerrado sin excepciones para visitar a familiares desde después de las fiestas. Debido al repunte de los contagios, el Gobierno que preside Adrián Barbón decidió cerrar perimetralmente todos los concejos que sobrepasen determinados umbrales de incidencia fijados en función del tamaño poblacional. Bajan a nueve los concejos afectados por estas medidas: Avilés, Castrillón, Carreño, Gozón, Corvera, Carreño, Gijón, Oviedo, Lena y Aller. El toque de queda se adelantó una hora en toda la región, pasando a ser de 22:00 a 6:00; y tanto la hostelería como el comercio no esencial debe cerrar a las 20:00.

Cantabria ha puesto en marcha su desescalada. Tras la bajada de la incidencia acumulada en las últimas semanas, el Gobierno presidido por Miguel Ángel Revilla ha levantado los confinamientos municipales de Laredo, Colindres, Polanco y Santa María de Cayón. Eso sí, el de la comunidad se mantendrá hasta el 17 de marzo, como mínimo, fecha para la que también se fija el horizonte del toque de queda de 22:00 a 6:00. La hostelería tendrá que esperar un poco menos, si todo va bien, pues el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) prevé que el cierre del interior de los locales finalice el 28 de febrero.

Las islas exigen test a los viajeros

Canarias y Baleares fueron las únicas regiones con total libertad para establecer su plan navideño dadas sus particularidades territoriales. Ahora que la situación epidemiológica de ambos archipiélagos se parece más a la de la Península, sus respectivas administraciones optan por medidas parecidas para contener los contagios.

En Baleares no hay cierre, pero desde el 20 de diciembre el Govern exige la presentación de una PCR negativa no sólo a los turistas del extranjero, sino también a los viajeros nacionales. Quienes sean residentes en las islas tienen la posibilidad gratuita de someterse a un test. Por lo demás, aplica distintas medidas en función de la situación epidemiológica de cada isla. Mallorca, Ibiza y Formentera se encuentran en nivel 4 con medidas reforzadas, lo que se traduce en un toque de queda de 22:00 a 6:00 y prohibición de encuentros sociales, salvo en el caso de los convivientes. La movilidad entre Ibiza y Formentera permanece restringida, como mínimo, hasta el 1 de marzo. Menorca está en nivel 4 sin medidas reforzadas, lo que implica que sí se permiten encuentros, con un límite de seis personas. El toque de queda también es de 22:00 a 6:00.

Del mismo modo, Canarias permite la entrada de viajeros, pero toda persona que lo haga, excepto los menores de seis años, debe contar con un test negativo realizado en las 72 horas previas. Sí que hay limitación de desplazamientos entre algunas islas. Lanzarote y La Graciosa continúan en nivel 4 de alerta, con lo cual se restigen las entradas y salidas, se establece un toque de queda de 22:00 a 6:00 y se limitan los encuentros sociales a dos personas. Gran Canaria, baja a nivel 2, mismo estadio al que asciende Tenerife, donde se observa "un incremento discreto pero continuado" de la incidencia acumulada. Ninguna de las dos islas tiene restricciones de movilidad, pero sí toque de queda de 23:00 a 6:00 y limitación de reuniones sociales a seis personas, como máximo. La Palma, La Gomera, El Hierro y Fuerteventura están en el nivel 1, que no contempla toque de queda y restringe a 10 el número de personas que pueden juntarse.

En cuanto a las ciudades autónomas, Ceuta mantiene de forma indefinida las restricciones de viajes a la Península y el cierre de la frontera con Marruecos, al tiempo que fija un toque de queda de 22:00 a 6:00. El confinamiento perimetral de Melilla también se alarga sin fecha límite a la vista, con lo cual se requiere justificación a la hora de entrar o salir de la ciudad en barco o en avión. El toque de queda es de 22:00 a 6:00.

Coronavirus
El redactor recomienda