El Gobierno descarta estados de alarma 'a la carta' si el TS tumba las leyes regionales
  1. España
CONSEJO INTERTERRITORIAL

El Gobierno descarta estados de alarma 'a la carta' si el TS tumba las leyes regionales

Darias considera que el real decreto para que el Supremo unifique criterios zanja el debate: "Las comunidades autónomas tienen herramientas suficientes"

placeholder Foto: La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, este miércoles en el Complejo de la Moncloa, en Madrid. (EFE)
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, este miércoles en el Complejo de la Moncloa, en Madrid. (EFE)

El virus parece controlado y ya todos miran al día siguiente del estado de alarma. Esta frase valdría para mayo de 2020, pero vuelve a estar vigente en mayo de 2021. Casi un año después de que el Gobierno empezase ceder la gestión de la pandemia a las comunidades autónomas, estas afrontarán el 9 de mayo una difícil situación: tendrán que mantener muchas de las restricciones que limitan libertades fundamentales sin una cobertura jurídica clara. En ese contexto, el Consejo Interterritorial de Salud, en el que están presentes el Ejecutivo central y las regiones, jugará un papel fundamental para coordinar los esfuerzos frente al coronavirus.

En la reunión de este miércoles, las autonomías han expuesto a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, las alternativas que defienden para garantizar un colchón legal a partir del 9 de mayo. El Gobierno descarta prolongar la alarma y no ha dado otra garantía que ofrecer a los gobiernos regionales la posibilidad de recurrir en casación al Tribunal Supremo si las instancias judiciales de ámbito autonómico tumban sus normativas. Pero Darias ha descartado que el Ejecutivo declare estados de alarma parciales, para algunos territorios en concreto —como ocurrió en octubre para la Comunidad de Madrid—, en el caso de que el alto tribunal revoque las medidas autonómicas.

Foto: Control de policía en Lleida el pasado verano. (Reuters)

En la rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial, la ministra ha considerado "suficiente" el real decreto aprobado este martes por el Ejecutivo para favorecer la "unificación de criterios" a través del Tribunal Supremo. Darias ha recordado que el escenario actual es "muy diferente" al que existía cuando se dictaron los anteriores estados de alarma, y que esta figura jurídica está prevista para situaciones excepcionales, no para que permanezca 'sine die' en el tiempo. "Las comunidades autónomas tiene herramientas suficientes y muchas de ellas están relajando restricciones", ha indicado.

Pese al galimatías jurídico, la situación epidemiológica es cada vez mejor. España bate récords de vacunación semana tras semana, algo que ha permitido proteger a la población más vulnerable y reducir considerablemente la mortalidad. "La vacunación va como un tiro", ha apostillado la ministra: el 80% de los mayores de 60 años ya ha recibido al menos una dosis.

Además, la incidencia acumulada sigue bajando de una forma "lenta, pero persistente", según ha explicado Darias, y se sitúa este miércoles en los 205,5 casos por cada 100.000 habitantes durante los últimos 14 días. La cuarta ola, temida tras las vacaciones de Semana Santa, se ha quedado en "olita", como la definió, enfáticamente, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón.

Foto: Realización de un test de antígenos en Girona. (Reuters)

El avance de la vacunación también ha hecho que algunas autonomías, como Aragón, Andalucía o Navarra, hayan comenzado a inmunizar a los menores de 60 años. Lo hacen con Pfizer y Moderna, a la espera de que la estrategia nacional defina si también se inyectará a este colectivo con AstraZeneca y Janssen. La ministra ha adelantado que la próxima semana se reunirá la Comisión de Salud Pública para dictaminar si esta última vacuna puede ser usada en dicho grupo de edad.

Sin embargo, Darias ha evitado reabrir el debate sobre la segunda inyección de AstraZeneca: "La Comisión decidió no hacerlo. Es un asunto que fue debatido y acordado", ha argumentado. El Gobierno amplió de 12 a 16 semanas el plazo para que la población de hasta 59 años que ya ha recibido una dosis de la vacuna británica complete la pauta con una inyección de Pfizer, a la espera de un ensayo que dictaminará si esto es posible. Para todos los demás casos, la ministra ha descartado ampliar el intervalo entre el primer y el segundo pinchazo, como pedían varias comunidades autónomas: "Es más rápido hacer una protección completa".

España ya es el cuarto país de la UE que más rápido inmuniza, según ha reivindicado Darias, y el Gobierno no quiere cambiar la hoja de ruta con la que confía vencer al coronavirus antes de que acabe el verano. Por primera vez desde el comienzo de la pandemia, el tiempo juega a favor del Ejecutivo.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Carolina Darias Sanidad pública Sanidad Ministerio de Sanidad Pandemia Coronavirus
El redactor recomienda