Bibliotecas abiertas en la fase 1 de la desescalada, pero ¿en qué condiciones?
  1. España
  2. Coronavirus
estado de alarma por coronavirus en España

Bibliotecas abiertas en la fase 1 de la desescalada, pero ¿en qué condiciones?

Además de que tenga que ser con aforo limitado, el BOE ha especificado otras medidas para volver a las bibliotecas: se prohíbe el estudio y libro usados en cuarentena

Foto: A partir de la fase 1 de la desescalada las bibliotecas estarán abiertas, aunque con restricciones. Foto: Unsplash
A partir de la fase 1 de la desescalada las bibliotecas estarán abiertas, aunque con restricciones. Foto: Unsplash

Más de la mitad del país ya se encuentra en la fase 1 de la desescalada hacia la denominada 'nueva normalidad', algunos territorios desde el 11 de mayo (tal y como tenía previsto el Gobierno), otros se adelantaron una semana — es el caso de las islas de Formentera, La Graciosa, El Hierro y La Gomera —, mientras que el resto de provincias tendrán que esperar a ver la evolución del coronavirus para poder pasar de la fase 0. Para muchos sectores, el paso hacia la fase inicial supone una primera liberación del confinamiento, ya que algunos sectores, como el cultural, no han podido retomar su actividad laboral y económica desde que se decretó el estado de alarma, con el consiguiente cierre de los servicios que no se consideraban esenciales.

Así ha sido el caso de las bibliotecas, cuya reapertura no se contemplaba hasta la fase 1 o inicial, tal y como recoge el Plan hacia la Transición a la Nueva Normalidad diseñado por el Ejecutivo y el Ministro de Sanidad. El documento reflejó desde un principio que las puertas de estos centros no se abrirían hasta dicha fase (prevista para el 11 de mayo, dependiendo de cada provincia), aunque sin aportar muchos datos sobre las medidas en que lo harían. Es en el Boletín Oficial del Estado (BOE) donde encontramos las condiciones para su reapertura.

Foto: Estado de alerta


¿Abren todas las bibliotecas?

Según lo recogido en el BOE, a partir de la fase podrán abrir las bibliotecas públicas y privadas de la red estatal, autonómica, municipal y universitaria, han permanecido cerradas desde la declaración del estado de alarma que hayan estado cerradas todo este tiempo. Aunque es cierto que muchas de ellas han seguido ofreciendo parte de sus servicios de forma 'online', como han hecho en Sevilla, Madrid, Galicia o País Vasco — o el servicio de préstamo de libros a través de Internet a nivel nacional promovido por el Ministerio de Cultura, eBiblio —, todas las comunidades que se encuentren en la fase 1 podrán abrir sus puertas de forma física también. Los horarios de apertura y cierre no aparecen especificados en el BOE, por lo que se mantendrán las franjas horarias habituales de cada centro.

¿Qué se puede hacer y qué no?

Según lo establecido en el artículo 23, las bibliotecas pueden abrir, sí; pero solo para prestar servicios de préstamo y devolución de libros, "lectura en sala" y ofrecer "información bibliográfica y bibliotecaria". Es decir, que se puede acceder a las bibliotecas para solicitar o consultar información determinada, coger o entregar material que se haya adquirido en el centro e, incluso, para leer alguna de las obras de sus estanterías allí mismo.

Sin embargo, lo que no puede realizarse en la fase 1 son actividades culturales o de "préstamo interbibliotecario", por lo que, aunque el consumidor lo pida, no se puede pedir un libro o documentos a otro centro que disponga de ello. Tampoco está permitido la apertura de las instalaciones dedicadas al estudio, así que las bibliotecas no pueden usarse para estudiar, ni siquiera en temporada de exámenes. Los ordenadores, medios informáticos o catálogos y ficheros también están vetados.

La única excepción a esta última restricción es la Biblioteca Nacional, y "las bibliotecas especializadas o con fondos antiguos, únicos, especiales o excluidos de préstamo domiciliario por cualquier motivo", donde se permite consultar documentos excluidas de préstamo domiciliario con reducción de aforo y solo cuando se considere "necesario". En cualquiera de estos casos, tendrán que ser los usuarios quienes soliciten el libro u obra que quieran para que sea el personal bibliotecario quien se lo entregue.

¿Qué medidas de prevención se toman?

Después de que un usuario entre en la biblioteca para entregar un libro que ya se ha leído, el personal procede a colocarlo en un lugar apartado y dejarlo en cuarentena durante 14 días; sin embargo, el artículo 24 del BOE especifica claramente que "no se desinfectarán" dichos libros, ni otras publicaciones en papel. Además, las colecciones en libre acceso permanecerán cerradas al público.

Pero las medidas de higiene y prevención no comienzan solo cuando entran los ciudadanos, sino que antes de que abran sus puertas, el responsable tiene que proceder a la limpieza y desinfección de las instalaciones, mobiliario y equipos de trabajo (pomos, mesas, muebles, pasamanos, suelos, teléfonos). Aparte de estas tareas, se tendrán que colocar dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por Sanidad "en las zonas de acceso y en los puntos de contacto con el público". También se incorporarán pantallas protectoras, mamparas o paneles de protección cuando proceda, deberán fijarse marcas en el suelo para indicar la distancia mínima de seguridad y dejar claramente señalizadas las instalaciones o zonas que no se pueden traspasar, así como garantizar que solo se completa el 30% del aforo.

Además, se instalarán carteles y otros documentos informativos sobre las medidas higiénicas y sanitarias para el correcto uso de las bibliotecas y esta información ofrecida deberá ser clara y exponerse en los lugares más visibles, como lugares de paso, mostradores y entrada de la biblioteca. Los aseos, como en otros establecimientos en los que estén abiertos al público, se limpiarán seis veces al día.

Coronavirus
El redactor recomienda