¿Cuándo y cómo los estudiantes podrán volver a clase tras la desescalada? La distancia social, clave en el nuevo curso
  1. España
  2. Coronavirus
incertidumbre en la vuelta al cole

¿Cuándo y cómo los estudiantes podrán volver a clase tras la desescalada? La distancia social, clave en el nuevo curso

El Gobierno contempla, en su calendario orientativo del desconfinamiento tras el coronavirus, que el curso escolar 2020-2021 arranque a mediados de septiembre, aunque podría hacerlo a medio gas

Foto: ¿Cuándo y cómo los estudiantes podrán volver a clase tras la desescalada? La distancia social, clave en el nuevo curso
¿Cuándo y cómo los estudiantes podrán volver a clase tras la desescalada? La distancia social, clave en el nuevo curso

La formación 'online' puede tener, en el futuro, un papel más importante para los centros educativos, profesores y alumnos tras el paso de la epidemia del coronavirus SARS-CoV-2. No ha sido fácil adaptarse a los tiempos que corren por culpa del covid-19, que en España ya ha hecho enfermar a más de 219.000 personas a fecha de 5 de mayo y se ha llevado por delante la vida de otras 25.613 personas, y sin duda el hecho de haber vivido una pandemia que nos ha mantenido estrictamente confinados más de un mes y medio hará que se tomen todas las precauciones posibles en el futuro para evitar un rebrote de la enfermedad. Por ello, ya son varias las voces que vaticinan que los estudiantes volverán a las clases en septiembre de forma muy diferente a cómo se ha producido la vuelta al cole en los años anteriores.

Tras acordarse un cierre del curso escolar en el que el aprobado será la norma general "sin tener en cuenta limitaciones que afecten al número de áreas pendientes", tal y como se recoge en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el Gobierno ha incluido en su plan de transición a la 'nueva normalidad' una fecha orientativa en la que se iniciaría el nuevo curso escolar 2020-2021, aunque aún no está claro si todo el alumnado podrá volver a dar clase de forma presencial o si el regreso a las aulas tendrá que ser lo más paulatino posible. A mediados de septiembre, si la evolución de la epidemia del covid-19 lo permite, podría darse el pistoletazo de salida al inicio del curso escolar y universitario "con seguridad adaptada", es decir, se plantea un escenario en el que las estrictas medidas de higiene y desinfección de espacios públicos seguirán siendo vitales y el distanciamiento social se extenderá para prevenir, antes que curar, posibles nuevos positivos en coronavirus.

Antes de la posible vuelta presencial de los alumnos en el nuevo curso —algo que está en el aire ya que según advierte también el Ejecutivo en una guía de preguntas frecuentes sobre la desescalada "la vuelta a la 'nueva normalidad' en todos los ámbitos está supeditada a la evolución de la pandemia, que no es homogénea ni afecta igual en todas las provincias"—, el calendario orientativo del Gobierno para preparar el terreno hacia el desconfinamiento progresivo contempla que en la fase 1 (en principio, del 11 al 25 de mayo) se abran los centros educativos para "su desinfección, acondicionamiento y el trabajo administrativo y preparatorio de los docentes y personal auxiliar". Llegados a este punto también se abrirían las puertas de las universidades y sus respectivos laboratorios para la limpieza de sus instalaciones y "gestiones administrativas y de investigación".

Foto: Dos alumnos de quinto de primaria recibiendo sus clases online. (EFE)

Una vez las provincias se sitúen en la fase 2 (que podría ir del 26 de mayo al 8 de junio) la previsión que en un principio diseñó el Gobierno deja de estar tan clara tras aflorar las críticas de algunos educadores que no consideran oportuno que los alumnos no universitarios acudan a las aulas con aforo limitado bien para asistir a clases de refuerzo o bien para estar al cuidado del profesorado, en el caso de los menores hasta 6 años, cuando sus progenitores por razones laborales no puedan teletrabajar y, por tanto, no puedan quedarse a cargo de los niños.

Estos no son los únicos casos en los que se podría retomar parte de la actividad escolar en estas fechas, ya que en la previsión orientativa para el levantamiento del confinamiento en España el Ejecutivo también valora abrir por estas fechas los centros de Educación Especial para aquellos alumnos que quieran asistir de forma voluntaria. Posteriormente, entre el 22 de junio y el 10 de julio, fechas en las que se tendrá que desarrollar la convocatoria ordinaria de la prueba de acceso a la universidad, también se deberá acoger a alumnos no universitarios en centros educativos para la realización de estos exámenes, algo que se deberá repetir antes del 17 de septiembre, de forma previa al inicio del curso escolar, para la convocatoria extraordinaria de la EBAU.

¿Cómo se iniciará el curso escolar en septiembre?

Aunque por el momento hay muchas dudas y prácticamente ninguna certeza, el plan del Gobierno para la vuelta al cole en septiembre podría suponer que una mitad del alumnado se incorpore de forma presencial a la actividad escolar mientras que la otra mitad tendría que seguir recibiendo clases de forma telemática. Según ha podido saber EFE, el Ministerio de Educación estudia con las comunidades autónomas cómo organizar la vuelta a clase en septiembre "guardando las imprescindibles medidas de seguridad sanitaria" en el caso de que no pueda haber grupos de más de 15 alumnos por aula.

En una entrevista concedida para '20 minutos', la ministra de Educación, Isabel Celaá, descartó que los menores de hasta 6 años pudieran asistir a sus respectivos colegios en la segunda fase de la desescalada al manifestar que, hasta que no se halle una vacuna o un tratamiento eficaz contra el covid-19, supone un peligro que todos los niños de Primaria, por ejemplo, acudan a la vez a su centro educativo acompañados de un adulto, ya que no se podría mantener la debida distancia interpersonal de unos dos metros necesaria para evitar posibles rebrotes. "Si no hay un remedio, los centros tendrán que estar a la mitad de su capacidad. Esto obliga a que una parte de alumnos estén trabajando presencialmente y otra parte, telemáticamente", concretó la titular al respecto del curso escolar 2020-2021.

Lo que nos interesa es garantizar que cualquier grupo mantiene las distancias adecuadas y, mientras los alumnos estén en clase, habrá alguien que vigile

Al ser preguntado por esta cuestión, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, quien está ejerciendo de portavoz de Sanidad durante la crisis del coronavirus, ha avalado la estrategia que se plantea el Gobierno siempre que la capacidad de las aulas doble al menos el número de alumnos que vayan a ocupar presencialmente la misma. "Lo que nos interesa es garantizar que cualquier grupo mantiene las distancias adecuadas y, mientras los alumnos estén en clase, habrá alguien que vigile. También tenemos que garantizar que luego en el patio se mantiene [esa vigilancia]. Si todo esto se puede mantener, me parece correcto que se propongan escaladas progresivas hacia nuevas fases con mucha prudencia y con las garantías de que tenemos los medios", ha argumentado con respecto a este tema el doctor Simón.

Por su parte, en su primera comparecencia ante la prensa hace unos días, el ministro de Universidades, Manuel Castells, vaticinó también un escenario parecido en el que la formación universitaria debería adaptarse todo lo posible al entorno 'online', primando una educación "bimodal", y se tendrían que adaptar las aulas para respetar los dos metros de distanciamiento que habría que seguir también en la vuelta a las clases así como "ajustar los horarios para desinfectar las instalaciones".

Coronavirus
El redactor recomienda